Análisis ¿Dónde están los picos de audiencia de los programas?

Dentro de los espacios de televisión unas secciones gustan más que otras, hecho que se refleja en las curvas de share durante su emisión. Una mesa de corazón, el bloque de testimonios, un sketch específico o incluso un colaborador determinado son, casi siempre, artífices de un buen registro global

Cada día, mientras los simples mortales nos conformamos con saber la audiencia global de un programa determinado, los responsables de los mismos examinan minuciosamente el denominado "minuto a minuto". Observan con detalle la curva de espectadores y cuota de pantalla por la que serpentea su programa, para arriba o para abajo, un movimiento que depende de diversos factores como son los cortes publicitarios, lo que emite en ese instante la competencia... pero, sobre todo, el grado de aceptación y seguimiento que tienen unos contenidos sobre otros.

Y es que para los responsables de los programas resulta imprescindible conocer, a partir de esa lectura exhaustiva de audiencias, cuáles son los bloques, secciones, momentos e incluso presentadores, colaboradores, personas o personajes que más o menos interesan al público para, posteriormente, potenciarlos, cambiarlos, colocarlos, recortarlos o fulminarlos.

En los magacines de mañana, cocina, tertulias y corazón

En el programa de Inés Ballester, Por la mañana, es vox populi dónde alcanza su "pico" más alto ya que el magacín delimita claramente sus secciones en el tiempo, recogidas como espacios independientes en los índices de audiencia. La cocina de Karlos Arguiñano (13:15-13:45h) es la estrella del programa de TVE-1 con cuotas superiores al 30%. Por debajo queda la sección de Operación Triunfo, que subió mucho en los días anteriores a la final, y los sucesos con Manuel Giménez.

En Telecinco, Mª Teresa Campos y su Día a Día tienen dos pilares que no suelen fallar: "El corrillo" de primera hora, con Lecquio, Belén Rodríguez, Patricia y Raquel de GH, entre otros; y "La tertulia" de actualidad que ocupa el último tramo del programa (14:00-14:30), líder de su franja hasta la llegada de Arguiñano. Además, la sección semanal de Terelu Campos, "El Script", cuenta también con el respaldo de la audiencia.

Por su parte, el magacín Como la vida presentado por Alicia senovilla en Antena 3 ya sabe, con apenas un mes en la parrilla, cuáles son los asuntos que más gustan a los espectadores... los del Corazón. ¿La prueba?, la mesa en la que Ernesto Neyra, Massiel, Karmele Marchante, Antonio Casado y Teresa Berengueras comentan las noticias del mundo rosa tiene una duración de hora y media, mientras que "La isla de Ali" y el bloque de testimonios se reducen a 20 minutos.

En los magacines de tarde, los testimonios

El que las parrillas vespertinas actuales estén abarrotadas de talk shows o programas de testimonios (El Diario de Patricia, Cerca de ti, Nadie es perfecto...) no es casualidad. En este sentido, los magacines de tarde Sabor a ti en Antena 3 y A tu lado en Telecinco tienen en sus bloques dedicados a las historias humanas de gente anómina sus puntos más fuertes o picos de audiencia. Obviamente, cuanto más impactante sea el relato personal, más puntos de share se arañan.

En el magacín de Ana Rosa Quintana, los testimonios se imponen a la crónica rosa de María Patiño y Jimmy Giménez Arnau o a la cobertura de La Isla de los FamoS.O.S, entre otros. En el magacín que conduce Enma García ocurre lo mismo, aunque el zapping de Fernando Ramos en El mando también goza del beneplácito de la audiencia. Tampoco le funcionan mal las tertulias sobre el post Gran Hermano, que tienen su "pico" más alto en las siempre polémicas intervenciones de Kiko.

En los "realitys", los veredictos de la audiencia

Evidentemente, los reality shows tienen sus picos de audiencia en aquellos momentos que reúnen mayor carga de emoción, y ésta se encuentra en los veredictos de la audiencia sobre el devenir de los concursantes, especialmente en las expulsiones. El único concurso de telerrealidad que se emite actualmente, La Isla de los FamoS.O.S en Antena 3, vio el pasado jueves cómo su curva de share superaba el 40% cuando Alonso Caparrós le comunicaba a Paola Santoni -00:30h- que debía abandonar la Boca del Infierno.

En las galas de Operación Triunfo, el espectador se enganchaba masivamente a TVE-1 con la expulsión del nominado, la elección del favorito y las deliberaciones del jurado. Todo ello ocurría a partir de las 23:45 horas, momento que coincidía además con la conclusión del episodio de su gran competidor, C.S.I.. En Gran Hermano, el mayor atractivo del programa era el momento en que los propuestos para abandonar la casa se daban la mano antes de que Mercedes Milá dijera el nombre del eliminado.

Por la noche, el humor

Tras un comienzo titubeante, El Show de Flo ya ha encontrado su sitio en la parrilla de TVE. Algo anárquico en sus inicios, el programa de Florentino Fernández ha conseguido articularse con algunas secciones fijas que le dan muy buen resultado. Así, los "picos" suben especialmente con "la nostalgia" que ofrece José María Íñigo y con las parodias que realizan Flo y Micky junto a sus invitados. Por cierto, la ex colaboradora Pampita no se fue porque su presencia bajara la audiencia, sino porque tenía planes de boda en Argentina que la imposibilitaban seguir trabajando en nuestro país.

En el veterano Noche de fiesta de José Luis Moreno, la curva sube hacia arriba dependiendo, lógicamente, del artista que esté sobre el escenario. Sin embargo, todos los sábados experimenta un subidón importante con el sketch "Los matrimonios", de unos 20 minutos de duración. Se trata de una parodia protagonizada por tres matrimonios, uno que lleva 4 años casados, otro 14 y otro 40, que encarnan Pepe Ruiz, Alfredo Cernuda, Silvia Gambino, Rosana Manso y Javier Colomina.

"Crónicas Marcianas", el mejor ejemplo

Por último, el rey de las madrugadas, Crónicas Marcianas en Telecinco, que cada año renueva o mantiene sus secciones y colaboradores en virtud de ese "minuto a minuto". Como ha declarado en varias ocasiones Javier Sardá, él da "al público lo que quiere", y eso lo expresa mejor que nadie la curva del programa. Por ejemplo, el que Galindo apareciera en la última parte -bien entrada ya la madrugada- no era capricho de su presentador, sino más bien de la audiencia.

En esta edición, ni la verborrea avasalladora de Coto Matamoros ni los reportajes de Xavier Delltel pueden con una sección que otorga al late show hasta cinco puntos más de cuota. Nos referimos a la de Rocío Madrid y sus "secretillos" de Operación Triunfo. Los "freaks" que descubre Cárdenas son otros de los bastiones de audiencia del programa.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba