Tribunales "X Ti" fue un plagio de "Gran Hermano", según una sentencia

Un juez dice que Zeppelin incumplió su contrato de exclusividad con Telecinco porque ambos formatos son "esencialmente idénticos". Villanueva advierte que la historia podría repetirse con "La Granja"

El reality “X Ti”, en el que doce mujeres se encerraban con 3 hombres en una casa con el objetivo de encontrar a su media naranja, fue una “copia” de “Gran Hermano”, según una sentencia dictada por el juzgado de primera instancia nº 54 de Madrid que Telecinco dio a conocer este pasado viernes. Antena 3 emitió el mencionado concurso en el pasado mes de marzo de 2003.

La sentencia, que lleva fecha de 15 de julio, es la respuesta judicial a la demanda interpuesta por la cadena de Fuencarral el mismo mes de emisión, marzo de 2003, contra la productora de “X Ti”, Zeppelin, a la que acusaban de incumplimiento del contrato de exclusividad que había suscrito con Telecinco para la emisión de “Gran Hermano”.

El Director General de Contenidos de Telecinco, Manuel Villanueva, informó de esta sentencia en la presentación de la sexta edición de “Gran Hermano”, al referirse al exitoso formato de Endemol como el “único verdaderamente original, porque así lo había reconocido un juzgado”. Según el directivo de Fuencarral, se trata de una sentencia excepcional, sin precedentes en nuestro país, que demuestra por primera vez que “Gran Hermano” es un formato protegible, y aprovechó el anuncio de la sentencia para lanzar un “aviso para navegantes” advirtiendo a los promotores de otros nuevos “realities similares a GH que pueden surgir en España a partir de ahora”, haciendo clara alusión a “La Granja”, que Antena 3 estrena esta misma semana y presenta hoy a los medios.

Una sentencia insólita en nuestro país

Lo cierto es que la mencionada resolución judicial es especialmente llamativa en el sector de la televisión, donde la mayor parte de demandas por plagio de programas suelen desestimarse, y podría sentar un precedente legal cara a futuros conflictos que pueden surgir entre cadenas o productoras por derechos de formatos. La ley del copyright no protege “las ideas”, sino tan sólo la “expresión de esas ideas”, por lo que resulta muy complicado probar que un programa es una copia de otro desde el momento en que se introduzca algún elemento diferenciador.

Un ejemplo de cómo suelen concluir los pleitos relacionados con copia de formatos es la sentencia dictada en enero de 2003 por la justicia americana, cuando un juez rechazó la demanda de plagio que la CBS había puesto a la ABC al considerar que “La selva de los famosos” no era una copia de “Supervivientes”. La juez definió entonces la programación en las cadenas de televisión de una manera muy diplomática, como “un proceso evolutivo continuo que a menudo implica tomar prestado algo que ya se ha hecho antes”. Prohibir la emisión de la ABC, sería lo mismo que reprimir la “innovación” y la “creatividad”, concluía la sentencia.

Zeppelin incumplió el contrato de exclusividad con Telecinco

Volviendo a la sentencia de “X Ti”, Mario Rodríguez, Secretario General de Telecinco, han explicado a Vertele que no responde a una demanda por plagio (ya que los dos programas los firmaba la misma productora, Zeppelin, filial de Endemol, propietaria de ambos formatos, por lo que se estaría copiando a sí misma), sino por incumplimiento de la exclusividad pactada en el contrato de “Gran Hermano”.

“Desde que Telecinco emite Gran Hermano, hemos asistido a la explotación de formatos bastante similares en España, tanto por parte de Zeppelin como a cargo de otras productoras. Pero en el caso de X Ti, al tratarse de una productora con la que teníamos buena relación, intentamos dialogar antes de que se estrenase X Ti porque nos parecía que presentaba demasiadas similitudes con Gran Hermano, lo cual supondría un incumplimiento de la exclusividad que tenía con nosotros para GH”, explica.

El diálogo entre cadena y productora no llegó a buen puerto porque Zeppelin insistía en que las diferencias introducidas eran suficientes para distinguir la nueva propuesta del formato protegido y exclusivo, y que lo convertían en un programa diferente. Telecinco, al no producirse acuerdo entre productora y cadena, decidió llevar el caso a los tribunales para que fuera la justicia la que decidiera “si Gran Hermano era o no un formato protegible”, y si el nuevo formato era sospechosamente parecido al mismo.

“Por más que en X Ti se quisieran enfatizar las relaciones amorosas entre los participantes, nosotros creíamos que perseguir eso no lo convertía en un formato diferente, porque la formación de parejas es algo que ya se produce de manera natural en GH sin necesidad de promoverlas”, explica Mario Rodríguez en nombre de Telecinco.

La cadena de Fuencarral adjuntó en su demanda un informe pericial audiovisual, que “presentado ante un observador imparcial, fotograma por fotograma y sin el logo de cada cadena, permitía deducir que se podían confundir los dos programas perfectamente”.

"Dos formatos esencialmente idénticos", dice la sentencia

La sentencia es favorable a Telecinco al considerar que “el programa X ti constituye una copia del programa Gran Hermano y, por tanto, Zeppelin ha incumplido el derecho de exclusividad con Gestevisión-Telecinco”.

En resumen, el fallo establece que “de los hechos probados se deduce un paralelismo casi idéntico entre ambos programas en cuanto a lo que a su estructura se refiere”. Los argumentos jurídicos se basan, entre otras, en las siguientes similitudes:

• La estructura es la misma porque ambas emisiones se componen de la misma cantidad de capítulos, con las mismas clases de programas, como Gala inicial y final, ofertas semanales de hora y media de duración y resúmenes diarios de media hora.

• El contenido del programa puede considerarse perteneciente al mismo género de la llamada ‘telerrealidad’, programas que centran su contenido en la observación de las reacciones de los concursantes ante diversos estímulos y trata de las relaciones que las personas que forman parte del concurso manifiestan ante los problemas cotidianos de la convivencia. Es decir, supuestamente no se actúa bajo guión sino que se caracteriza por la espontaneidad de las reacciones de sus concursantes. Pero las similitudes de ambos programas exceden la pertenencia a dicho género para pasar a ser considerados muy iguales. Así, los participantes son personas de ambos sexos en los que existe una primera presentación de cada uno de los concursantes y un régimen de nominaciones y expulsiones. También se da la posibilidad de que nuevos concursantes no participantes en la gala inicial se puedan incorporar al programa bajo determinadas circunstancias en los programas de resumen semanal; se celebran tertulias y comentarios; en ambos supuestos el contenido de los programas se incluyen en otros programas distintos pertenecientes cada uno a Antena 3 o Telecinco.

• En definitiva, y entendiendo el concepto de plagio que anteriormente se ha puesto de manifiesto, se puede decir –asegura la resolución judicial- que si eliminamos aquellas pequeñas diferencias como que el objetivo del programa X ti sea la formación de parejas o que puedan momentáneamente ausentarse del lugar de reclusión los concursantes, o recibir visitas o clases sobre determinadas materias, o aunque exista un mayor número de concursante pertenecientes al sexo femenino, nos encontramos con que son programas idénticos en los que, lógicamente, para salvar esta similitud, se han incluido pequeñas diferencias que no logran ocultar su igualdad. En consecuencia, puede concluirse que el formato de ambos programas es esencialmente idéntico”.

Telecinco advierte que la historia podría repetirse con "La Granja"

Esta sentencia, que Zeppelin recurrirá seguramente, no es condenatoria. Sólo viene a decir que “Xti” fue un plagio de “Gran Hermano” y que, por ello, Zeppelin rompió el pacto de exclusividad con Telecinco. Ahora, la cadena de Fuencarral puede o no ejercitar su derecho a indemnización, aunque lógicamente renunciará a este derecho para no perjudicar a una empresa con la que tiene firmado un acuerdo de colaboración para los próximos dos años. Eso sí, Telecinco dispone de un plazo de 15 años para ejercitar su derecho a indemnización, por lo que si las relaciones con Zeppelin se enfriasen en este periodo, se podría plantear hacer uso de él.

En estos momentos, dado que Zeppelin está en pleno proceso de fusión con Gestmusic, productora de “La Granja” para Antena 3, lo que Manuel Villanueva venía a decir en la presentación de “Gran Hermano” es “que la historia se puede repetir, puesto que Telecinco dispone por primera vez de una sentencia favorable e intentará proteger su formato”, advierten en la cadena.

”X Ti”, un híbrido de “El soltero” y “Gran Hermano” que no funcionó

Zeppelin desarrolló el formato de “X Ti” inspirándose en la corriente de realities de parejas que estaba emergiendo en esos momentos en EE.UU. e Inglaterra, con éxitos como “The Bachelor” y “Mr. Right”, entre otros. El resultado fue un híbrido de “Gran Hermano” y “El soltero” en el que 3 chicos debían elegir a su pareja ideal entre 12 mujeres encerradas en una casa durante 3 meses. El premio para los ganadores era de 600.000 euros.

Pero la audiencia no dio su visto bueno a la primera incursión española en el género de los realities de “enamoramiento” y el programa finalizó antes de tiempo. Estrenado el 2 de marzo de 2003, Antena 3 lo retiró a las tres semanas con una media del 14,9% en sus seis galas semanales, presentadas por Paula Vázquez, y un 14% en los resúmenes diarios, que conducía Antonio Hidalgo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba