Fusión La nueva plataforma digital iniciará su emisiones en julio

Lo hará sin cambiar los descodificadores y manteniendo dos satélites. Díez de Polanco asegura que la nueva programación será "contundente y tumbadora" y que se mantendrán los precios. Jesús de Polanco reclama la aprobación inmediata de la Ley Audiovisual, ante el "momento crítico" del sector

La nueva plataforma digital, surgida de la integración de Vía Digital en Sogecable, iniciará sus emisiones a principios del próximo mes de julio, según anunció ayer el consejero delegado de Sogecable, Javier Díez de Polanco, quien adelantó que no será necesario el cambio del actual parque de descodificadores y que se mantendrán los dos sistemas de satélite, Astra e Hispasat.

Al término de la junta general de accionistas de Sogecable, en el que se aprobó la gestión del consejo de administración durante el pasado año, Díez de Polanco adelantó a los periodistas que el próximo paso de la fusión será la presentación oficial, a finales de mayo, de la nueva plataforma y su nueva denominación. A mediados de junio se presentará la programación y, finalmente, a principio de julio se iniciarán las emisiones únicas de la nueva plataforma. "La programación va a ser contundente y 'tumbativa'. Va a cubrir todos los nichos de audiencia y reforzará lo bueno que ya se ofrece -aseguró el consejero delegado-. El paso dado hoy va a esclarecer que para ver una buena televisión hay que abonarse a la nueva plataforma".

Asimismo, aseguró que no se subirán los precios, al ser ésta una de las condiciones impuestas por el Consejo de Ministros para aprobar la fusión. No obstante, puntualizó que si se establece nuevos paquetes de canales "no se subirán los precios pero nacerán con el precio que se acuerde".

Desde el punto de vista jurídico, los siguientes pasos de la fusión pasan por la operación de canje de acciones, antes del 15 de junio una vez aprobada hoy la ampliación de capital por valor de 57.962.242 euros (mediante emisión de 28.981.121 acciones ordinarias a dos euros cada una desembolsadas íntegramente mediante aportación no dineraria de acciones de Vía Digital), y posteriormente se tomarán posesión de Vía Digital, antes de finales de junio, con lo que iniciaría su andadura la nueva plataforma.

Díez de Polanco señaló que la valoración económica de la nueva empresa está todavía determinándose, pero avanzó que la valoración actual de Sogecable está en unos 1.200 millones de euros, una vez integrada Vía Digital, "aunque el valor bursátil será bastante superior al actual". Además, señaló que Sogecable estima que el capital necesario para llevar a cabo todo el proyecto asciende a 1.400 millones de euros, procedentes del capital de Sogecable más las aportaciones de los accionistas y los préstamos subordinados de las entidades financieras.

"Severas condiciones" del Gobierno

El presidente de Sogecable, Jesús de Polanco, señaló en su intervención ante la junta, que la fusión "reforzará significativamente" la posición de liderazgo en el sector de la televisión de pago en España, con más de 2,5 millones de hogares clientes y unos ingresos agregados en este ejercicio de más de 1.300 millones de euros". Sin embargo, se quejó de las 34 "severas condiciones" impuestas por el Gobierno para conceder la autorización a la fusión, lo que obligó a redactar un nuevo acuerdo con Telefónica el pasado 29 de enero, y señaló que "sólo las personas que no conocen este negocio son capaces de calificar estas condiciones de favorables".

Polanco señaló que desde hace tres años las TV generalistas han ido perdiendo audiencia en favor de los canales de pago y las TV locales, que cuentan ya con el 10 por ciento del consumo nacional, por lo que consideró "prácticamente asegurado" el futuro de las TV de pago. En este sentido, Díez de Polanco adelantó que, según sus análisis prospectivos, la penetración de la televisión de pago en nuestro país alcanzará los cinco millones de abonados en 2005 entre todos los operadores. "Nuestras estimaciones -apuntó- auguran para Sogecable, una vez integrada Vía Digital, un rápido y considerable aumento de abonados (a 31 de diciembre de 2002 contaba con 1.872.000 hogares), un incremento del ingreso medio por cliente y una drástica reducción de la estructura de gastos".

Esperan que los ingresos de los abonados alcancen en 2005 aproximadamente el 80 por ciento del total de los ingresos de la compañía, aunque para ello se precisará un "profundo proceso de reestructuración". En este sentido, apuntó que considera "necesario destinar una cifra superior a 300 millones euros para acometer la racionalización comercial, así como la reducción de costes de programación, transmisión y de estructura general para el éxito del proyecto", lo que afectará a los resultados de 2003 y 2004.

A su juicio, al término de ese proceso, la compañía contará con "tres millones de abonados, será capaz de obtener una importante rentabilidad que se reflejará en márgenes de EBITDA superiores al 30 por ciento y la obtención de beneficios netos y la generaciónde los recursos financieron necesarios".

Aprobada la gestión

En su intervención, Díez de Polanco hizo recapitulación ante los accionistas de las actividades desarrolladas por Sogecable durante el pasado año, antes de la "refundación de la televisión de pago en España" que supondrá la fusión. En este sentido, señaló que Sogecable tuvo un resultado bruto de explotación de 122,8 millones de euros, un 21,3 por ciento menos que en 2001 por los menores ingresos por las sublicencias del fútbol, la reducción de los ingresos por pago por visión y el efecto "enormemente positivo" en la cuenta de resultados de la película Los otros.

El resultado neto de explotación fue positivo por tercer año consecutivo y el resultado neto consolidado supuso una pérdida de 54,2 millones frente a los 2,8 millones de ebenficios de 2001, principalmente por la provisión de 41,5 millones para actualizar la valoración de la participación de Sogecable en Canal+ Technologies. Además, se invirtieron 10 millones de euros para luchar contra la piratería.

Polanco reclama la aprobación inmediata de la Ley Audiovisual, ante el "momento crítico" del sector

El presidente de Sogecable, Jesús de Polanco, reclamó ayer, ante la junta general de accionistas de la compañía, la inmediata aprobación de la ley que regulará la actividad del sector televisivo en España, debido al "momento crítico" que atraviesa el sector. En este sentido, apuntó que se requieren "soluciones urgentes y el favorecimiento de la libre competencia".

"La prometida Ley Audiovisual no puede ni debe verse aplazada. No se trata de incrementar la sobreregulación e intervención ya existente -explicó en su intervención-, sino de simplificar, clarificar y poner al día un marco general abierto, flexible y receptivo al cambio tecnológico, y que facilite la actividad de las empresas. Se trata de definir un marco audiovisual estable y moderno que no perjudique las expectativas de crecimiento de la industria y garantice la transparencia del mercado", añadió.

Así, Polanco reclamó que sean antendidas las opiniones del sector, y puso a Sogecable a disposición de las administraciones y el resto de operadores para adoptar las requeridas "soluciones urgentes y el favorecimiento de la libre competencia por parte de los poderes públicos, así como de una gestión comprometida y eficaz por parte de la iniciativa privada". Igualmente, el consejero delegado de Sogecable, Javier Díez de Polanco, apuntó que el sector audiovisual se encuentra regido por unas normas obsoletas y mientras otras son inexistentes, por lo que se precisa una "ley que ordene y garantice a todos los operadores cómo será su presencia de negocio en un marco jurídico estable".

En este sentido, recordó que la Unión de Televisiónes Comerciales Asociadas (UTECA), que agrupa a Canal+, Antena 3 y Telecinco, está "muy preocupada" porque no se haya aprobado ya la ley y que se haya paralizado la Ley de Propiedad Intelectual, para la que no había obstáculos, "porque también regula los derechos que afectan a las televisiones".

El ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, señaló recientemente que no "tira la toalla" respecto a la aprobación de la Ley Audiovisual en la presente legislatura, si bien la norma, en caso de aprobarse, mantendría inalterada la situación institucional y financiera de RTVE hasta las elecciones generales de 2004. De este modo, no se recogerían las pretensiones de las televisiones privadas de que se recorte la publicidad en TVE, ni se abordará el denominado "televisazo", como se conoce la medida incluida en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado, por la que no se podrán compartir participaciones en TV privadas nacionales con otras en autonómicas o locales.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba