Podrían querer interrogar al concursante La policía, lista para entrar en el 'Gran Hermano' británico tras una pelea

La policía, lista para entrar en el 'Gran Hermano' británico tras una pelea
La policía, lista para entrar en el 'Gran Hermano' británico tras una pelea

Una acalorada discusión obligó al programa a meter en la casa a guardias de seguridad e interrumpir el directo. Dan Neal, uno de los implicados, es uno de los agentes que investigó la Operación Yewtree, sobre supuestos abusos sexuales de estrellas de la TV y música

El ambiente en la casa del Gran Hermano británico está caldeado tras una pelea entre dos concursantes ebrios que hizo necesaria la presencia de guardias de seguridad y la interrupción de la emisión en directo, tal y como avanza Pérfida TV a través de Twitter y amplia Daily Star.

La magnitud del incidente ha sido mayor debido a la identidad de uno de los implicados: el concursante Dan Neal, oficial de policía que participó en la Operación Yewtree, el caso sobre los abusos sexuales que numerosas estrellas de la televisión y la música inglesa habrían cometido contra menores de edad. Su participación en la refriega hace temer a los productores del programa que la policía pueda interrogar al concursante por los hechos.

Una fiesta con alcohol que degeneró en una acalorada discusión

Todo sucedió durante la noche del lunes, durante la emisión en directo de Big Brother, en Channel 5. Los participantes del reality disfrutaban de una pequeña fiesta con alcohol, sin que nada pareciera indicar lo que iba a ocurrir después.

El incidente tuvo su raíz en un comentario inadecuado que Charlie Travers, una de los habitantes de la casa, hizo sobre el suicidio del novio de una de sus compañeras, Hazel O’Sullivan. Aunque las dos hicieron las paces sin que pasara a mayores, la madre de Travers, también concursante, reavivó el tema.

Dan Neal acusó a Jemima de mentir sobre sus problemas personales para ganarse al público

Jemima quiso manifestar su opinión sobre lo ocurrido y sobre Charlie, y eso generó la reacción de Dan Neal. La discusión entre ambos, bebidos, comenzó a adquirir tintes mucho más graves de los previstos.

En concreto, salió a relucir la historia de Jemima, quien dijo haber visto cómo su hija pequeña había estado al borde de la muerte y ella tuvo que luchar por hacerla “resucitar”. Neal acusó a Jemima (quien ya había recibido una advertencia del programa por otra fuerte discusión) de mentir y exagerar sus problemas personales para ganarse la simpatía de la audiencia. Durante la pelea, que duró horas y se alargó hasta bien entrada la madrugada, Jemima acusaba al policía de “desear que mi hija estuviera muerta”.

Se cortó la retransmisión en directo y entraron guardias de seguridad

Aunque no llegaron a salir lanzados los puñetazos, la agresividad y violencia de la discusión hizo que los realizadores de Big Brother mandaran inmediatamente a la casa a varios guardias de seguridad. Por precaución, las retransmisión en directo de imágenes de la casa fue suspendida.

Los productores, temerosos de que "la policía quiera interrogar a Dan"

La preocupación tras el incidente tiene en vilo a los productores del programa: “Se teme que la policía quiera interrogar a Dan. Ya lo han hecho en otras ocasiones con otros concursantes”.

Scotland Yard ha prestado especial atención a Dan Neal desde que comenzara el concurso. La policía ha querido vigilar el comportamiento del agente, que pidió salir de la investigación del caso que destapó los presuntos abusos a menores de Jimmy Saville, para comprobar que no compromete dicha investigación.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba