Más de 95 millones vieron el evento, dos menos que el año pasado Un vídeo porno interrumpe la emisión de la Super Bowl

Justo cuando Larry Fitzgerald, la estrella de los Arizona Cardinals, celebraba anoche uno de sus tantos durante la final del campeonato de fútbol americano de EE.UU., la Super Bowl, los espectadores de Tucson (Arizona) veían como los protagonistas de la pantalla no eran los jugadores, sino una pareja de actores porno.

La señal de un canal pornográfico, Canal Jenna, se coló durante diez segundos en la retransmisión del célebre evento deportivo, uno de los más vistos por televisión del año -suele atraer en torno a 90 millones de telespectadores en todo el mundo-, aunque sólo en aquellos televidentes de Tucson que lo veían a través del canal por cable Comcast, informa TVE.

"Estamos avergonzados y pedimos disculpas a nuestros clientes"

"Estamos avergonzados por la interrupción de la Super Bowl y pedimos disculpas a nuestros clientes por la inapropiada programación", ha señalado la compañía en un comunicado, según explica CNN. "Nuestra investigación inicial sugiere que se trata de un malicioso acto aislado", ha añadido Comcast Cable.

Tanto Comcast como las televisiones locales que utilizaban su señal están investigando lo ocurrido, ya que, según un comunicado de la distribuidora KVOA-TV, "cuando la NBC proporcionó la señal, fue transmitida a los proveedores de cable locales y a través de satélite, sin que hubiera material pornográfico".

Más de 95 millones de espectadores

La Superbowl registró este año una audiencia media de 95.4 millones de espectadores, el segundo mejor registro en la historia de este célebre evento deportivo, sólo superado por el seguimiento de 2008 (97.5 millones).

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba