Artículo El País El precio que tendrá que pagar TVE por la falta de publicidad

No podrá emitir más de 70 películas al año, entre otras obligaciones

La supresión de publicidad en TVE y la nueva ley de financiación conllevará una serie de obligaciones para la cadena pública que el diario El País resume hoy en un artículo que reproducimos por su interés.

No podrá competir con realities o programas de corazón

La programación de la nueva TVE será de auténtico servicio público, con abundantes debates políticos y espacios dedicados a los sindicatos, y no podrá competir con las televisiones privadas con contenidos que busquen, por encima de todo, la audiencia, como es el caso de los formatos de cotilleo o de telerrealidad.

No tendrá publicidad, pero sí muchas obligaciones que cumplir a la hora de ajustar su parrilla. La programación de la nueva TVE será de auténtico servicio público, con abundantes debates políticos y espacios dedicados a los sindicatos, y no podrá competir con las televisiones privadas con contenidos que busquen, por encima de todo, la audiencia, como es el caso de los formatos de cotilleo o de telerrealidad.

La pública tendrá que apostar por una oferta diferenciada. En otras cosas, porque será financiada, en parte, por sus rivales, las privadas.

Límite de 70 películas de estreno al año

La ley que acaba de llegar al Parlamento para su tramitación impone a TVE 13 mandamientos en materia de programación. El que menos gusta a las privadas es el que regula la emisión de cine. El texto especifica que TVE no podrá emitir -en todos sus canales- más de 70 películas de estreno al año en horario estelar procedentes de los grandes estudios cinematográficos internacionales.

Por "estreno" se entiende el primer pase en una televisión en abierto de películas ya exhibidas en salas "de entre dos y cuatro años de antigüedad, a contar desde la fecha de estreno". Uteca, la entidad que agrupa a las privadas, considera excesiva la cuota de los 70 filmes y plantea que se recorte a 30. Argumenta que el año pasado TVE incluyó en su particular cartelera 27 largometrajes de primera fila.

10 horas semanales dedicadas a programas políticos

La nueva ley obligará a la televisión a dedicar al menos 10 horas semanales "en horario no residual" a programas protagonizados por los grupos políticos, sindicales y sociales. Es lo que se llama el derecho de acceso, recogido la ley de 2006 pero nunca aplicado.

Además, deberá retransmitir ("preferentemente en directo") debates parlamentarios y programar debates electorales. La semana pasada se ha visto la respuesta del público: el cara a cara entre Juan Fernando López Aguilar y Jaime Mayor Oreja fue visto por 2.653.000 personas. A la vista de la cuota de pantalla, el 13,9%, no parece que estos contenidos tengan un gran tirón de audiencia.

Programas para menores entre las 17.00 y las 21.00 horas

Otro de los principios obligatorios está dedicado al público más joven. El canal infantil de TVE deberá ofrecer programas para los menores entre las 17.00 y las 21.00. Casi una tercera parte estará dedicada a niños entre 4 y 12 años. Con el apagón analógico (abril de 2010) se difundirán en sistema dual bilingüe (al menos en español e inglés).

Subtitular el 90% de sus contenidos antes de 2013

Para atender las demandas de los espectadores con discapacidad visual o auditiva, TVE tendrá que subtitular antes del 1 de enero de 2013 el 90% de los programas y emitir al menos 10 horas a la semana de interpretación con lengua de signos y otras tantas de audiodescripción.

La ley refuerza la emisión de contenidos europeos (al menos un 60% en la franja estelar) y exige a TVE que invierta un 20% más que las privadas en la producción de largometrajes, películas o documentales europeos. Y al acudir a las productoras privadas, TVE no podrá contratar más de un 30% a la misma compañía, salvo que se trate de empresas "con poder significativo en el mercado" o posean derechos audiovisuales exclusivos.

Las restricciones llegan también al terreno deportivo, ya que la televisión pública dedicará, como tope cada año, el 10% de su presupuesto a la compra de eventos deportivos "de gran interés", salvo los JJ OO y los Paralímpicos.

Promover la cultura, el arte y la divulgación

Sobre TVE recae también la misión de promover la cultura, el arte y la divulgación científica, así como firmar convenios con otros grupos públicos de comunicación y promocionar "los intereses políticos y económicos" de España a través de los canales internacionales de radio y televisión. Y todo, sin anuncios.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba