La entrevista completa "Habría que preguntar a Carlotti y Vasile si esto es una venganza contra mí"

Escuche las declaraciones de Pepe Navarro

Pepe Navarro estuvo en TVE, subió la audiencia de Jesús Quintero y ofreció sus primeras declaraciones públicas tras las recientes acusaciones vertidas sobre él. Navarro habló de su presencia en los programas del corazón, su vida privada, la ética periodística, sus trabajos en televisión...

Audio
Pepe Navarro conversa con Jesús Quintero

A continuación, reproducimos los pasajes más interesantes de la entrevista de ayer martes en “El loco de la colina”. Éstos son algunos de los titulares que ofreció:

- “Telecinco ha hecho de la violación de la intimidad un negocio”

- “Están pasando cosas graves y la ley tiene que empezar a hacer algo”

- “A Telecinco se le puede imputar o castigar, incluso retirar la licencia”

- “Hablas con Carlotti, Vasile y Villanueva y dicen que esto va a parar, pero no se para”

- “Creo no haber irrumpido en la vida privada de nadie”

- “Jamás iba a sacar el vídeo de Pedro J. Ramírez”

- “Hay una televisión que ha creado un Gran Hermano de gente que coloca delante de unas cámaras y un GH al que somete a muchos ciudadanos de una forma impune”.

- “Soy un hombre honrado”

- “Cuando llegué a TV empezó a circular que era homosexual... eso se ha utilizado siempre para dañar la imagen de alguien”

- “Lo único que espero es sensatez por parte de quienes permiten que esto ocurra”

Jesús Quintero: ¿Cuántos años lleva delante de una cámara?

Pepe Navarro: Delante de una cámara llevo 23 años y delante de un micrófono, 35.

J.Q: ¿Se siente un triunfador?

P.N: Me siento una persona que ha vivido intensamente y que ha hecho lo que ha querido hacer en todo instante. Triunfar... eso no es vocablo que entre en mi repertorio de asignaturas con las que examino mi vida.

J.Q: Supongo que ha perdido muchísimas veces, como todos.

Más que he ganado, muchísimas más.

J.Q: ¿Cuál ha sido su mayor derrota?

P.N: No poder vivir con mis hijos, esa es la mayor derrota. Pero la vida es como es y a veces es mejor para ellos que vivan solos o con su madre que no con los dos.

J.Q: Y a los que dicen que usted es un cazador cazado o un burlador burlado, ¿qué tendría que decirles?

P.N: Todos lo somos. Nadie es único en la vida, todos somos polivalentes, todos hacemos un papel en un momento y otro en otro momento... y siempre vamos por la vida intentando salvarnos.

J.Q: Pero esto no es una venganza porque usted cruzó el Mississippi.

P.N: ¿Eso qué es?

J.Q: Lo que usted está pasando en estos momentos, las historias que se cuentan...

P.N: Posiblemente sí, posiblemente no. Eso habría que preguntárselo al consejero delegado de Antena 3 y de Telecinco, el señor Carlotti y el señor Vasile, que son los que permiten que se esté haciendo lo que se está haciendo en estos momentos. Ellos tienen la respuesta.

J.Q: ¿Está seguro que, si estuviera haciendo ahora un programa de televisión, no hubiera ocurrido lo que ha ocurrido?

P.N: Probablemente, no.

J.Q: ¿Nunca pensaste que serías portada de la prensa rosa...?

P.N: Nunca pensé que sería objeto de eso porque siempre he cuidado mi vida y he procurado vivir un poco lejos de esa vorágine. Aquí están pasando cosas graves que yo creo que la ley tiene que empezar a hacer algo. Carolina de Mónaco es la que está consiguiendo algunos de los pasos importantes para defender un mundo en el que todo vale y que tu vida privada puede pertenecer al primer mandante que quiera empezar a hablar no le importa de qué. Y no que sea verdad o mentira, puede hablar tranquilamente siendo mentira. A Carolina de Mónaco, en los años 90, le hicieron una serie de fotos que se publicaron en tres revistas alemanas, pero fotos normales… le hicieron un seguimiento cruel sobre su vida... la justicia alemana no le hizo ni caso, y tuvo que recurrir a Estrasburgo. El Tribunal de Estrasburgo falló una serie de sentencias muy concretas, entre ellas que cualquier persona, por mayor trascendencia pública que tenga, tiene derecho a su vida privada, lo que se entienda por vida privada. Incluso las primeras fotos que aparecen en este affaire podrían ser denunciables…

J.Q: Se refiere a las fotos en las que aparece con...

P.N: Con una señorita.

J.Q: Con Vicky Martín Berrocal...

P.N: Una señorita. No quiero entrar en detalles ni quiero hablar de personas para que nadie se sienta ofendido ni se sienta implicado. Esas fotos pudieran ser denunciables y, si se siguiera la jurisprudencia sentada por el Tribunal de Estrasburgo, esas fotos serán punibles. La jurisprudencia en España es bastante clara en la intromisión al honor, en la vida privada.... sin embargo, no se aplica de una forma directa. Y las televisiones se aprovechan de esa indecisión. Hay una televisión en concreto que ha creado un Gran Hermano; hay un GH de gente que coloca delante de unas cámaras y un GH al que somete a muchos ciudadanos de una forma impune. Eres perseguido, fotografiado, tú vida se sabe; cualquier cosa vale mientras la audiencia siga subiendo. Normalmente, es una violación a la intimidad. Todos, seas famosos o no, tenemos derecho a tu intimidad y nadie puede violarla. Esta televisión de la que hablamos ha hecho de la violación de la intimidad un negocio. En este instante, esa cadena de televisión, Telecinco, de tres o cuatro personas que yo sepa, hay 30 ó 40 demandas por intromisión a la intimidad. En la ley de la televisión privada, hay un apartado en el que se le puede imputar o castigar, incluso retirar las licencias...

J.Q: ¿Usted tiene conciencia que cometió alguna falta grave en “Esta noche cruzamos el Mississippi” o “La sonrisa del Pelícano”... ? Unos le llaman profeta de la basura y otros le llaman innovador. ¿Es usted el primero que trae el estilo americano de hacer televisión?

P.N: Eso no es verdad. El Mississippi no tenía ningún estilo...

J.Q: ¿Usted tiene conciencia de que no cometió ninguna falta en esos programas? Es decir, ¿el poner a una cabra de comentarista político no es una falta de..?

P.N: ¿Falta de qué?.

J.Q: ¿Es humor..?

P.N: ¿A quién se ofende?.

J.Q: ¿A quién se ofende con La Veneno..?

P.N: Puede ser... ¿no es peor Boris Izaguirre que La Veneno? La Veneno nunca se desnudó, simplemente mostraba parte de su vida.

J.Q: ¿Qué hubiera pasado si en su programa se hubiera desnudado Boris Izaguirre como en el programa de Sardá?

P.N: No hubiera pasado nada porque hay gente que tiene bula para hacer lo que le de la gana.

J.Q: Sin embargo, usted no tiene bula para hacer lo que quiera.

P.N: Ni nunca la he pedido, no es algo que me preocupe.

J.Q: ¿Por qué tiene esa fama de seductor?

P.N: Dímelo tú.

J.Q: Bueno, si veo 8 mujeres hablando de ti…

P.N: ¿Qué edad tienes?

J.Q: Pues, más o menos, misma que usted.

P.N: ¿Cuántas mujeres has tenido en tu vida?

J.Q: Pues 5 ó 6.

P.N: Pues mira, ya has tenido más que yo. Importantes, he tenido 3 en mi vida.

J.Q: Entonces, ¿por qué están saliendo tanta mujeres?

P.N: Querrán ser famosas, o pasearse, no sé.

J.Q: Bueno, está Ivonne Reyes... si usted quiere damos nombres...

P.N: Es tu programa.

J.Q: Estíbaliz Sanz, Sonia Monrroy...

P.N:...

J.Q: ¿Por qué se ponen en fila para contar sus cosas? ¿Por qué tu ex mujer dice: “Quien siembra vientos, recoge tempestades”?

P.N: Lee mucho la Biblia, ¿no? Cada uno tiene derecho a vivir como quiere, o como puede, porque muchas veces es como puedes y no como quieres; tiras hacia delante. Pero hay veces que te relacionas con personas dignas y hay veces que no, y la indignidad aparece en cualquier punto del camino.

J.Q: Supongo que usted lo está pasando mal.

P.N: No, hay un proceso, posiblemente; al principio, no entiendes que eso vaya contigo; luego piensas en cómo se puede evitar porque es una barbaridad y una estupidez, y sobre todo preservando la tranquilidad de esas cuatro personas, dos niños, un niño que está por venir y la madre que lleva a ese niño. Entonces, hablas con todos, intentas hablar con Carlotti, con Vasile, hablas con el señor Villanueva...

J.Q: Usted trabajó en Telecinco.

P.N: Y no entiendes por qué pasa esto. Dicen que se va a parar, pero no se para. Naturalmente, a partir de ese momento, tomas medidas, y la primera es una actitud psicológica, una actitud de qué estás pasando, no tengo nada que esconder... La gente que se acerca realmente a mí no aparecerá en pantalla, ni saldrá contando barbaridades y mentiras. Y, a partir de eso, actuar legalmente es la única opción que tienes. Lo malo es el daño que haces tras soltar la porquería a la pantalla.

J.Q: Han irrumpido en su vida privada, ¿y usted cree no ha irrumpido en la vida privada de nadie?

P.N: Tendría que analizarlo, yo creo no haber irrumpido en la vida privada de nadie. Creo que hemos entrado en la vida pública de algunas personas y hemos jugado con eso.

J.Q: ¿Por qué saliste de Antena 3? ¿Es verdad esa historia del vídeo?

P.N: ¿El qué, exacatamante?.

J.Q: Que usted estaba dispuesto a emitir un vídeo sobre el director del periódico.

P.N: Jamás se iba a sacar ese vídeo, jamás, y eso lo sabe el señor Pedro J. Ramírez. Yo tuve una reunión con él 5 días antes y eso se aclaró con él.

J.Q: ¿Qué conclusión está sacando de todo eso?

P.N: Llevamos mucho camino andado, son muchos años los que llevamos andados. Conclusiones, pocas, la miseria humana es la que flota encima de toda esta superficie, pero no es de las lecciones que enseñan...

J.Q: Que cuando uno entra en el huracán rosa está totalmente perdido...

P.N: No puedes hacer nada... No sé qué sentirán los accionistas sabiendo que participan en una empresa que viola de una forma sistemática toda la legislación vigente de los seres humanos. No sé cómo se puede sentir el consejero delegado... imagino que le dará igual. Para que le quitaran la licencia tiene que haber una sentencia firme, pero hasta que llega al Tribunal Supremo puede ser que ese señor ya no esté, el programa tampoco... Estamos aprovechándonos de que la ley, aunque justa, es lenta.

J.Q: Ellos estarán dispuestos a ir a la justicia contra usted...

P.N: ¿Por qué? Yo leo lo que dice la legislación.

J.Q: ¿Hay muchas mentiras sobre ti?

P.N: Sí, desde siempre.

J.Q: Eso lo llevas en lo alto.

P.N: Cuando yo llegué a TV, empezaron a circular, pues desde que era homosexual... eso se ha utilizado siempre para dañar la imagen de alguien, y fui homosexual durante mucho tiempo. Se supone que yo era novio de un gran personaje del país... y a partir de ahí todo se ha dicho, se han dicho muchas cosas. Cuando llegué a EE.UU. pasó lo mismo. Yo tenía una vida bastante cuidadosa con mi intimidad y sólo me paseaba con mi secretario y con mi chofer. La directiva de la cadena decidió que había que buscarme una cubanita porque, si no, iba a romper la imagen porque se creerían que era homosexual. Al cabo de 6 ó 7 meses vino mi novia, porque ellos no sabían que tenía novia, y, entonces, pues era bisexual. Pero uno se acostumbra a ser ahí fuera algo que no eres, alguien en quien no te reconoces. Lo que tú eres lo saben sólo las personas que están muy cerca de ti, que son pocas. Lo que no puedes hacer es intentar pelear contra lo que piensan de ti, cómo los demás te califican, que, generalmente, es gente que no te conoce. Generalmente, el reflejo de las personas públicas tienen que ver poco con ellas.

J.Q: Es decir, que estás fuerte para lo que va a pasar.

P.N: O sea, sabes que van a pasar cosas...

J.Q: Constantemente están anunciado un especial sobre ti...

P.N: Es increíble, ¿verdad?

J.Q: ¿Esperas algo?

P.N: Cualquier cosa. Ya está pasando. Lo único que espero es sensatez, sensatez por parte de quienes permiten que esto ocurra. En este instante me da igual, la porquería es tanta, todo es tan bárbaro, tan atroz, tan disparatado, tan alejado de la realidad que no tiene sentido. Yo soy responsable, pero responsable en mi vida; yo asumo, como cualquier ser humano, mis victorias y mis derrotas, y nadie tiene por qué entrar en eso. Generalmente, uno no se aclara, así que imagínate cuando entra un tercero que ni siquiera te conoce.

J.Q: Tú supongo que te habrás arrepentido de muchas cosas...

P.N: Arrepentirte no porque nunca sabes si una cosa que hiciste podría haberse hecho mejor. No te arrepientes, piensas que quizás hubo otra alternativa. Pedir disculpas sí es bueno, aunque no supone que te hayas equivocado, supone que sabes que has hecho daño.

J.Q: ¿Qué le dirías a esas personas que van a la televisión a hablar de ti?

P.N: ¿Qué le vas a pedir a una persona que no conoces?

J.Q: Me refiero a las que conoces.

P.N: No va nadie que conozca.

J.Q: Que te haya conocido, sí.

P.N: Sí, que me haya visto pasar, sí... Que sigan su negocio, que sigan ganando dinero, que sigan mintiendo, y que disfruten.

J.Q: ¿Tú te sientes un hombre honrado?

P.N: Yo soy un hombre honrado.

J.Q: ¿Qué le gustaría hacer?

P.N: Salir de aquí.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba