Guerra EEUU-Afganistán El presentador de la NBC Tom Brokaw, preocupado por su exposición al ántrax

La alarma se extiende a la ABC. El hijo de uno de sus trabajadores ha resultado infectado tras una reciente visita a la redacción de Informativos de la cadena.

El famoso presentador de noticias de la NBC, Tom Brokaw, recibió una carta contaminada con ántrax la semana siguiente a los atentados de Nueva York y Washington. Después de someterse a varias pruebas, el viernes se confirmó que su ayudante, Erin O’Connor, había contraído la bacteria. Aunque en un principio se dijo que Brokaw estaba fuera de peligro, el periodista de la NBC no parece convencido, pues advierte que él también tocó el sobre, y ya está tomando antibióticos para combatir la enfermedad.

Ayer también se confirmó que el hijo -menor de una año- de un trabajador de la ABC, que visitó la redacción de la cadena en Nueva York el pasado 28 de septiembre, había resultado infectado y estaba reaccionando bien al tratamiento con Cipro (antibiótico).

Otro empleado de la NBC también está siendo tratado con el mismo medicamento después de haber mostrado algunos de los síntomas propios de este virus letal, como fiebre baja, ganglios hinchados y sarpullido en la garganta. “Están bajo tratamiento, lo cual no quiere decir que padezcan la enfermedad”, ha tranquilizado a los medios el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani. Hasta ahora, más de 500 trabajadores de la NBC se han sometido a las pruebas.

La carta anónima fue enviada desde Nueva Yersey el 18 de septiembre, exactamente una semana después de producirse los ataques a EEUU. No traía remite, pero sí contenía una amenaza escrita, así como una sustancia granulosa marrón que dio positivo en la prueba de ántrax.

Nueva York, Florida y Nevada, objetivos del ántrax

Hasta el momento, hay ochos casos contabilizados de personas que han dado positivo en el test de ántrax. En Nevada, también se ha probado que una carta enviada desde Malasia a la oficina de Microsoft en Reno contenía la bacteria.

La alarma se desató la semana pasada cuando Bob Stevens, editor del periódico The Sun, falleció después de haber inalado ántrax, la primera muerte, en 25 años, provocada por esta enfermedad en EEUU.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba