Control de contenidos El presidente de la FORTA asegura que el Consejo Audiovisual "es una fruta madura que caerá pronto"

Para Giménez-Alemán es sólo un problema de agenda legislativa. En su opinión, debe ser un órgano "con capacidad vinculante y carácter independiente muy fuerte". Se mostró partidario de evitar imágenes violentas en los medios como las de los hinchas de fútbol "ultras"

El presidente de la Federación de Organismos de Radiotelevisión Autonómicas (FORTA), Francisco Giménez-Alemán, señaló hoy la existencia de un problema de agenda legislativa para la creación del "muy necesario" Consejo de lo Audiovisual que controle los contenidos violentos y sensacionalistas en las televisiones.

No obstante, considera que este organismo "terminará por cuajar" gracias a la "sensibilidad semejante" que tienen, a su juicio, PP y PSOE, con cuyos parlamentarios se ha reunido. "Es una fruta madura que va a caer pronto", dijo a la prensa antes de su intervención en la Subcomisión de Estudio sobre el Fenómeno de la Violencia en el Ámbito Audiovisual del Congreso de los Diputados.

En su opinión, debe ser un órgano "con capacidad vinculante y carácter independiente muy fuerte" para que pueda actuar y tiene que estar formado por todos los sectores implicados, diversos órganos sociales y profesores de universidad. "Se trata de un nuevo elemento del que se dota la sociedad a través de una legislación para que todos los medios sepamos a qué acogernos", añadió.

En todo caso, se mostró partidario de evitar imágenes violentas en los medios audiovisuales, como las de los hinchas "ultras" en los campos de fútbol, "que se excitan mucho y actúan más intensamente a la vista de las cámaras", y las actuaciones de la Policía.

También apostó por un tratamiento "adecuado" de la violencia de género, por ejemplo con la emisión de las caras veladas de las víctimas, con el fin de dar "un ejemplo democrático muy bueno y hacer una llamada a la sociedad".

Aproximación de tiempos de TV y escuela

Por su parte, la profesora del Departamento de Psicología de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, Elena Martín Ortega, denunció un "exceso" de consumo televisivo por parte de los niños, "que se aproxima peligrosa e irracionalmente" al tiempo que pasan en la escuela. Así, dijo que los jóvenes tienen un tiempo lectivo de unos 270 minutos y están frente a la televisión 218 minutos.

Esta experta, que también compareció en la Subcomisión, solicitó a la administración una regulación de horarios, la educación en materia de televisión en las escuelas, la edición de una revista o una web para informar a las familias sobre los programas idóneos para sus hijos, así como el uso de la televisión para educar.

A las familias, recomienda que sean modelos sobre el uso de televisión para sus hijos, que controlen el consumo de la misma por parte de los menores (no más de una hora al día), que vean la tele con sus niños y planifiquen otras actividades de ocio.

Presión del público

Finalmente, el catedrático de Bachillerato José Antonio Marina considera que la violencia que se ve en los medios audiovisuales son el "reflejo" de lo que sucede en la sociedad y que no se podrán controlar los programas salvo de las televisones públicas. A su juicio, las cadenas sólo cambiarán los contenidos "a través de la presión del público".

Según este experto, en una semana de televisión en España, los menores ven un total de 670 homicidios y 420 tiroteos y que los programas infantiles tienen más actos violentos que los de adultos. Concretó que esta violencia influye "moderadamente" en los jóvenes y más acusadamente en la población predispuesta a la violencia (10 por ciento), principalmente la de bajo nivel educativo y económico.

En declaraciones a la prensa, Marina apostó por "atacar en todos los niveles de la sociedad para producir otro cambio cultural". "Hay que subir el capital comunitario (normas, hábitos, costumbres) porque incrementará el nivel de vida (seguridad y confianza)", manifestó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba