El presunto descuartizador de Majadahonda fue 'niño perdido' del 'Quién sabe dónde' de Lobatón

El presunto descuartizador de Majadahonda fue 'niño perdido' del 'Quién sabe dónde' de Lobatón
El presunto descuartizador de Majadahonda fue 'niño perdido' del 'Quién sabe dónde' de Lobatón

Es sospechoso de asesinar y triturar a dos mujeres

El presunto descuartizador de La Sacedilla de Majadahondafue niño perdido de 'Quién sabe dónde'. Bruno Hernández, español, de 32 años, fue buscado por su madre, Yolanda, en el programa de Paco Lobatón en 1995, según informa El Mundo.

En esas fechas, lo más que llegó a saber del chico, a través del programa de Lobatón, es que seguía vivo y que iba al colegio María Auxiliadora de Majadahonda. "Era un alumno simpático, buen muchacho, y se le daban bien las matemáticas". En 1995, Yolanda estaba en proceso de separación y el entonces pequeño Bruno, desapareció de casa... El padre se lo llevó a Suiza con 3 años.

El hombre ha sido noticia después de que el juez haya encontrado suficientes indicios para acusarle de haber violado, matado y descuartizado a su inquilina, la argentina Adriana Giogiosa, que le alquilaba una habitación del chalet.

El imputado dijo que estaba de viaje, después de que su familia alertara a la policía de su desaparición. Sin embargo, en el registro encontraron su DNI, sus tarjetas bancarias y restos óseos en la picadora que Hernández tenía en el sótano del inmueble. El principal sospechoso, además, guardaba una bolsa con cuchillos y machetes, recoge Cuatro.

Presunto sospechoso también de haber asesinado a su tía

Por otro lado, Lidia Hernández, tía de Bruno y dueña del chalé, tampoco aparece. Según su sobrino, ella le había dejado la vivienda antes de ingresar en un geriátrico de la provincia de Toledo. Sin embargo, de la anciana nadie sabe. No aparece en ningún registro de residencias para mayores ni a la Guardia Civil le consta que haya muerto. Las sospechas apuntan a que pudo haber sido la víctima anterior a Adriana. "Estamos buscando en una finca cercana a Ávila pero de momento no se han encontrado rastros de la señora", explica una fuente que está al tanto de la investigación.

Su madre: "Estaba mal y todo era debido a que no tomaba la medicación que le prescribían"

El joven, que afirma ver a Lucifer, toma medicación. Había estado ingresado al menos dos veces en la unidad de Psiquiatría del Hospital de Móstoles. Dejaba de tomas las pastillas al poco de salir, y volvía a recaer.

"Estaba mal y todo era debido a que no tomaba la medicación que le prescribían para frenar la aparición de posibles brotes de esquizofrenia. Su padre no solo no se preocupaba para que tomara la medicación, sino que cuando estaba realmente mal demoraba en exceso el ingreso en un centro especializado. No tiene sentido que le permitieran salir cuando la única realidad es que no estaba curado y la prueba es que al poco tiempo volvía a sufrir algún brote y tenía que ingresar otra vez, explica Yolanda Veiga, la madre, a La Voz de Galicia.

Esta vecina de Lugo considera que se "debería plantear que este tipo de personas, como mi hijo, precisan una atención muy especializada y estar ingresados. Hacen falta centros específicos para poder tratar a pacientes que realmente sufren muchísimo". Eso sí, Yolandadeja claro que si Bruno Hernández asesinó a las dos mujeres "tendrá que pagarlo".


*Yolanda, madre de Bruno, en 'Quién sabe dónde'

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba