Entrevista en El Mundo "Los primeros concursantes que voy a expulsar son los 'trepas'"

Luis Bassat habla del nuevo reality 'El Aprendiz' que lidera en laSexta

El publicitario Luis Bassat se prepara para protagonizar la nueva gran apuesta de la Sexta en la próxima temporada, el reality de empresarios “El Aprendiz”. "Soy mejor persona que Donald Trump", avanza en una entrevista para el diario El Mundo que resumimos a continuación por su interés.

Luis Bassat, considerado ni más ni menos que el mejor publicitario español de la Historia, busca emprendedores en laSexta.

Se dispone a contemplar las grabaciones de algunos candidatos. Excluirá a nueve de un plumazo. No tiene reparos en explicar su filtro: «¿Los primeros concursantes a los que rechazaré? A los trepa, a los que quieren llegar enseguida arriba del todo; también a los que engañen, porque eso no es negocio, y a los que sobrevaloren sus cualidades».

Busca a «personas con valores, inteligentes y creativas, que quieran aportar algo a la sociedad». ¿Don Dinero relegado a un papel secundario? ¿Transmisión de valores en plena transacción bancaria?

Cuesta creerlo cuando el premio asciende a 150.000 euros -o un contrato en la empresa de la que es presidente honorífico el aludido, el gran grupo publicitario Bassat Ogilvy-. Más si cabe si se atiende a las ediciones de otros países, que han triunfado gracias al carácter implacable de los maestros y la falta de escrúpulos de algunos concursantes.

”Soy mejor persona que Donald Trump”

El multimillonario Donald Trump, en EEUU, es una de las referencias. Y el fundador de Amstrad y asesor de Gordon Brown, Alan Sugar, en el Reino Unido. Las comparaciones, ya se sabe, son odiosas. «Creo que soy mejor persona que Donald Trump. Siento la inmodestia, pero sus formas resultan muy bruscas», cuenta Bassat. «No tengo nada de ninguno de los dos. Antes de firmar el contrato lo avisé», añade.

Sus predecesores se han hartado de repetir la frase You're fired. Luis Bassat también está curado de espantos: «Tendré que soltar, claro, eso de 'Estás despedido'. A lo largo de mi vida no me lo han dicho, pero sí que lo he tenido que decir muchas veces», admite.

Está, en teoría, retirado; su familia le ha desaconsejado hasta la saciedad sumergirse de lleno en la televisión y asegura no perseguir el dinero -de hecho, donará sus honorarios a una fundación con su nombre-.

”¿Por qué no meterme en este lío?”

¿Por qué se mete en este lío? “¿Por qué no? La creatividad es precisamente esto. Además, nunca he visto en televisión un programa mejor que la versión inglesa de El aprendiz.”.

Ciertamente, los retos, Bassat los apila. Su trayectoria abarca más de cuatro décadas. Cuando empezaba a estudiar en la universidad, se puso a vender televisores, acaso una premonición de su nuevo trabajo.

De casa en casa, una llamada al timbre tras otra, la suerte no lo acompañaba. «Costaban el doble que un Seat 600», recuerda. Hasta que llegó su «primera idea creativa»: recomendar la compra del invento a los dueños de los bares. Una fórmula para ganar parroquianos. «Siempre hay que pensar en lo que gana el cliente», apuntilla.

De ahí a abrir una primera empresa con sólo 25 años, organizar las ceremonias de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, asociarse con una multinacional como Ogilvy... «En la mayoría de los casos, he acertado», se jacta.

Sólo rememora un pero en la trayectoria aparentemente intachable: «No gané las elecciones del FC Barcelona, cuando, a 15 días de las votaciones, tenía un 40% de intención de voto y Laporta sólo el 9%. Cada mañana me alegro de ello».

Entre los innumerables logros publicitarios que atestigua, se queda con tres de sus eslóganes, parte ya de la memoria colectiva: «'Mezclar alcohol y gasolina mata', 'No le abandones, él nunca lo haría' y 'Chup, chup, Avecrem'». Su fuente de inspiración, dice, está en los mercados, donde acostumbra a poner la oreja. «Ahora sólo hablan de la crisis», protesta.

“No es un reality: la gente viene a trabajar”

Como buen publicitario -«no publicista», recalca-, le sobra labia para vender el nuevo producto a su cargo: «No tiene nada que ver con un reality. Los concursantes van a El aprendiz a trabajar. Cada persona que vea este programa podrá sacar conclusiones, tanto el gran empresario como el pequeño comerciante».

Sepan los espectadores, también los llanos asalariados, la relevancia del formato, que en España viene de la mano de Grundy y Producciones 52. Ha sido adaptado a 19 países tan dispares como Colombia, Sudáfrica, Turquía e India.

En España dependerá de un hombre con... Mete la mano en su bolsillo, saca una sobria cartera de cuero y cuenta: 200 euros. ¿Los secretos para multiplicarlos de manera casi milagrosa? La próxima temporada en La Sexta.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba