Gran Hermano Todo son problemas dentro y fuera de la casa

Más censura, internautas cabreados. Y una productora, Zeppelin, que se enfrenta a un delito ecológico.

¿Concursan también los peces? Continúan los cortes de emisión por sorpresa en Gran Hermano, y en vez de 24 horas en directo. A estas alturas del concurso todo el mundo sabe que ha habido sexo en la casa, y sin protección además. Que Carlos cada día tiene más que nunca un pie fuera de la casa, que cocina sólo para él y que sus cigarrillos son sus cigarrillos. Que algunos concursantes dan más juego y otros basta con regarlos y que les de un poco el sol. En definitiva, la vida en la casa del Gran Hermano no ha cambiado mucho.

Pero fuera se palpa bastante cabreo. Sobre todo con la censura que se está haciendo con algunas de las escenas que acontecen dentro de la casa. Sí. Se trata de sexo. Si se trataba de vender la vida real, 24 horas en directo, sin cortes, no se está cumpliendo.

Por eso un grupo de internautas han decidido romper este bloqueo y han enviado una carta a Endemol, la productora que creó el concurso, para que sepan de la censura que se da en la versión española del programa.

Respuesta de Endemol

¿Y qué piensa Endemol de todo esto? Tras mandar un mensaje a un directivo de la productora, los internautas han recibido una respuesta automática: Estare fuera de la oficina hasta el próximo seis de abril. Tu e-mail ha sido remitido a mi ayudante.

Dicho y hecho, algunos han optado por llamar a su ayudante. La respuesta de Endemol ha sido clara, usted es una de las personas que esta mandando esos e-mails ridículos le ha dicho la ayudante a uno de los internautas que ha llamado e Endemol en Holanda. Después de explicarle el caso, la ayudante de la productora ha dicho que su empresa no tiene nada que ver, que únicamente venden la idea. Asimismo, la ayudante le ha señalado que España no es el único país donde se censuran las imágenes. Y ha puesto como ejemplo Holanda.

Más problemas

Además de estos problemas, la productora del programa, Zeppelin, se enfrenta a una denuncia por haber modificado el curso de un arroyo. La Confederación Hidrográfica del Tajo se ha hecho eco de la denuncia proveniente de un vecino, a quien el nuevo cauce del arroyo, inunda su finca.

Zeppelin ha dicho que lo que se ha modificado no es un arroyo, sino una zanja que se llena de agua y que siempre ha estado inundada. La sanción por modificar el curso de un arroyo puede ser de hasta un millón de pesetas.

Más noticias y videos en el reportaje especial preparado por Latino Televisión.

Noticias relacionadas

Censura: ¿Quién quiere ver la pecera de Gran Hermano?

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba