Anuario GECA La producción independiente bate récord histórico de horas de emisión en este curso

Casi un 34% del tiempo

Las TV privadas facturaron un 9,2% más el año pasado con más competencia

La temporada pasada cerró con la segunda marca en consumo televisivo más alta de la historia, con 3 horas y 44 minutos por persona y día, sólo dos minutos menos que en 2004, año en el que confluyeron los atentados del 11-M, elecciones generales, la Guerra de Irak y la boda de los Príncipes de Asturias. Cinco meses del año pasado batieron su récord de consumo máximo, en una temporada marcada por la llegada de nuevos competidores. Pese a la apertura del mercado, las cadenas nacionales mejoraron un 9,2 por ciento su facturación publicitaria.

En concreto, el conjunto de televisiones nacionales, incluyendo La Sexta, que comenzó a emitir en marzo, ingresaron 1.442,3 millones de euros, un 9,2 por ciento más, principalmente a costa de las cadenas autonómicas, que empeoraron sus resultados un 3,5 por ciento, hasta los 195 millones de euros, según datos del anuario de la televisión publicado por Geca. El estudio recuerda que el nacimiento de las nuevas cadenas, Cuatro (en noviembre de 2005) y La Sexta, estuvo "marcado por una fuerte reticencia de los canales privados más veteranos, que alegaban que la tarta publicitaria no era suficiente para tal número de cadenas".

Sin embargo, el informe contrasta estas afirmaciones "con sus cuentas de resultados de los últimos años, que las sitúan como las cadenas de televisión más rentables de Europa", ejercicio durante el que Antena 3 y Telecinco batieron su récord de beneficios con 207 y 290 millones, respectivamente. "Los datos parecen despejar las dudas sobre la solvencia del mercado televisivo y confirman la solvencia del sector audiovisual español", afirman.

En cuanto al consumo televisivo, el aumento estuvo condicionado a la aparición de nuevos canales y "la amplia cobertura del Mundial de Fútbol", evento gracias al que se elevó también el consumo de la Televisión Digital Terrestre "de forma decisiva". El año pasado también se celebraron el Mundial de Baloncesto y Fernando Alonso se proclamó campeón del mundo de Fórmula 1.

17 de los 20 programas más vistos fueron realizados por productoras

Según la información recogida por El Anuario de la Televisión,  los programas realizados por las productoras independientes supusieron un 28,3% de la programación de las cadenas nacionales en la última temporada cerrada (2005/06 -de septiembre a junio-). En total, estas empresas fueron responsables de 8.634 horas de emisión en TVE1, La 2, Antena 3, Telecinco, Cuatro y laSexta. Si se consideran además las cadenas autonómicas, la cifra asciende a 19.936 horas. En lo que va de 2006/07 (hasta el 31 de enero), su presencia en las parrillas se ha elevado aún más, hasta un 33,9%, su récord absoluto de ocupación en las televisiones nacionales. 

Según las conclusiones del anuario, 17 de los 20 programas más vistos fueron realizados por productoras.  Este aumento se debe, según el estudio, a la confianza en este tipo de producción por parte de las nuevas cadenas, Cuatro y La Sexta. Las cadenas nacionales, en total, contrataron los servicios de 50 productoras diferentes, 17 más que en la temporada anterior.

El cine pierde fuelle en las televisiones

En cuanto al cine, apenas un 9,1 por ciento del tiempo de la programación de las cadenas generalistas estuvo ocupado por largometrajes, frente al más del 24 por ciento que representaba en 1995. En términos absolutos, se ha pasado de un total de 5.217 filmes a apenas 1.260. La reducción de la programación también es cualitativa, ya que, según Geca, "los nuevos competidores renuncian al cine como componente fundamental de sus parrillas".

La audiencia de la TDT casi se duplica desde el Mundial

El estudio de la temporada 2005/06 que se realiza en El Anuario de la Televisión refleja el impulso que significó el Mundial de fútbol de Alemania para el desarrollo de la TDT. Este sistema de recepción, que se inició oficialmente a finales de 2005, sólo estaba presente en el 4,9% de los hogares españoles en sus primeros meses de arranque, según datos de penetración del Estudio General de Medios (EGM). Tuvo que llegar este acontecimiento de fuerte expectación para que la implantación de la TDT se acelerara. En el mes inmediatamente anterior al Mundial, ese porcentaje inicial llegó al 7,7% y, a finales del año 2006, creció hasta el 14,4%.

La relación entre este crecimiento y la retransmisión del evento deportivo viene a confirmar que “la implantación de esta tecnología, a la que toda Europa se encamina como apuesta de futuro, parece vincularse a la emisión de contenidos potentes por parte de los distintos operadores”, tal y como se recoge en El Anuario. Así pudo comprobarse durante la disputa del campeonato, que disparó el consumo de TDT hasta incrementarse un 48% con respecto a los dos meses anteriores.

La audiencia de la TDT también ha aumentado a gran velocidad desde abril de 2006, cuando comenzó su medición audimétrica. En la actualidad, el 4,5% de los espectadores españoles ven televisión a través de este sistema, frente al 1,8% de los que lo hacían en abril. A pesar de la importancia de esta subida, llama la atención la desproporción entre el número de hogares que disponen de TDT (14,4% de penetración) y sus resultados de audiencia (4,5% de share). Este dato parece revelar que la instalación de un decodificador de TDT no implica necesariamente la anulación del consumo analógico, según GECA.

Además, las cadenas más vistas en TDT son las mismas que en el conjunto de la televisión, mientras que los canales específicos de este sistema siempre se sitúan por detrás de los que también cuentan con emisión analógica.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba