Artículo de interés La productora de «Motivos personales» prepara dos series para Antena 3 y Cuatro

La ficción que protagonizaba la actriz Lydia Bosch en Telecinco ya no tendrá una tercera temporada

Por su interés reproducimos el siguiente artículo de Ana Díaz que publica hoy La Razón:

Al igual que «Aquí no hay quien viva» sirvió de escaparate a la productora de José Luis Moreno para que las cadenas se fijaran en ella, a Ida y Vuelta, la división de ficción de Boomerang, no le han parado de salir «novias» desde que estrenaron «Motivos personales» en Telecinco. La serie protagonizada por Lydia Bosch, Concha Velasco y Fernando Guillén ha demostrado que no sólo el género de la comedia de factura nacional tiene buena acogida entre los telespectadores españoles, que sí es posible experimentar.

Por ese motivo, los guionistas de la productora de «Motivos...» ya están en pleno devanamiento de materia gris para crear nuevas tramas al más puro thriller americano y, a ser posible, con similares resultados a los obtenidos por el drama que protagonizó Lydia Bosch. Las interesadas en los nuevos proyectos de Ida y Vuelta son Cuatro y Antena 3. Ambas comenzarán a rodarse en los próximos meses, aunque la de la cadena en abierto de Sogecable lleva cierta ventaja sobre la veterana privada, según confirmaron fuentes cercanas a la producción.

En el caso de Antena 3, su director de Programación, Pello Sarasola, confirmó a LA RAZÓN que «nosotros sólo podemos potenciar nuestro “prime time” con series de ficción nacional, pues no podemos apoyarnos sólo en “Aquí no hay quien viva”, y hemos encargado a Boomerang que nos diseñe un formato más dramático».

Audiencias satisfactorias. En las quince emisiones de su primera temporada, que se estrenó en febrero de 2005, este thriller que narraba las intrigas de una familia propietaria de un laboratorio farmecéutico, fue seguida por una media de 4.431.000 espectadores lo que equivale a un 26,9 por ciento de cuota de pantalla. Su segunda entrega también mantuvo atento al televisor a buena parte de la tarta televisiva aunque los números bajaron ligeramente. La serie acumuló una audiencia de casi cuatro millones de espectadores (3.909.000) y un 24,1 por ciento de cuota. En principio la producción estaba pensada para una sola temporada que se amplió dados sus buenos resultados. Y ya puestos, por qué no una tercera. Sin embargo, las tramas de los últimos capítulos ya empezaban a rozar lo paranormal con muertos que «resucitaban», virus peligrosísimos y «malos» que salían de debajo de las piedras.

Antes de probar ante la audiencia la que finalmente ha sido la última temporada, Goyo Quintana, productor de la serie, adelantó en la segunda presentación de la misma, que habría una tercera entrega en la que se descubriría «una verdad suprema». Sin embargo, tras el desenlace en que la protagonista descubría, tras catorce inquietantes capítulos quién había sido la asesina de su marido y de todas las muertes que le siguieron, la cadena pensó que era mejor no estirar el chicle. «Estaba todo preparado para que en la tercera entrega se contará qué había pasado con cada uno de los personajes tres años después. Sin embargo, Telecinco pensó que era mejor que nos pusiéramos a trabajar en un nuevo proyecto», aseguraron a este periódico las fuentes antes citadas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba