Futuro TDT Las productoras de TV ante el reto de la era digital

La televisión se organizará en torno a canales generalistas, temáticos y de targets, con una clara tendencia hacia la especialización

Reproducimos por su interés el siguiente artículo de C.G.Bolinches y M.Palos que publica el diario Cinco Días:

"Estamos ante el umbral de una revolución audiovisual", opina Arturo Vega, presidente de Europroducciones, respecto la inminente llegada de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Sea una revolución o una simple reforma, el próximo otoño aumentará hasta 21 el número de canales de televisión disponibles y se impulsará el uso de una nueva tecnología basada en los descodificadores digitales, indispensables para recibir la señal.

A partir de noviembre, cada uno de los operadores privados existentes (Antena 3, Telecinco y Canal +) dispondrá de tres canales digitales. Televisión Española contará con seis, y Net Televisión y Veo tendrán dos, al igual que un nuevo operador, aún sin adjudicar. Este escenario transitorio se mantendrá hasta 2010, cuando se produzca el llamado "apagón analógico" y todas las señales tengan que emitir en digital. A partir de esa fecha, cada operador privado contará con un multiplex (un dispositivo que permite emitir cuatro canales). Las televisiones privadas tendrán uno y la pública dos. En total 33 canales, nueve públicos y 24 privados.

Éste es el continente, pero ¿qué sucederá con el contenido? "Con la TDT habrá una mayor demanda de contenidos y de interactividad, lo que supondrá un estímulo para los creativos audiovisuales; esos contenidos ofrecerán nuevas opciones de ocio", cuenta Álvaro de la Riva, consejero delegado de Endemol España. Esto implica unos riesgos que, algunos creen, no todas las operadoras estarán dispuestas a asumir: "Es un negocio en el que hay que experimentar y a las televisiones no les gusta arriesgar; si algo funciona, ¿para qué cambiar?", comenta Arturo Vega.

Para la mayoría de los directivos consultados, el futuro digital se organizará en torno a tres tipos básicos de canales : generalistas, temáticos y de targets (dirigidos a un público específico). "Habrá sitio para casi todo y se tenderá hacia la especialización. Cada canal tendrá que dirigirse a un público concreto", cuenta César Benítez, consejero delegado de la productora BocaBoca.

Pero la televisión, tal y como la conocemos, seguirá ocupando un lugar preferente: "Las televisiones generalistas continuarán funcionando como hasta ahora, lo que cambiarán serán las audiencias", explica Jaume Roures, presidente de Mediapro, "aparecerán canales con un 3% o un 4% de audiencia, y habrá que acostumbrarse a eso", agrega. De este modo, es previsible una segmentación de los contenidos, ¿una pluralidad de canales hasta el infinito?. "La fragmentación de la audiencia está en marcha desde hace años. Yo creo que la pluralidad siempre es buena. No olvidemos que el modelo digital ya está en marcha en otros países desde hace años. Es una fragmentación positiva", insiste Roures.

Para el productor catalán, la clave del nuevo modelo consistirá en cómo "complementar la imagen de marca y la posición en el mercado de las televisiones generalistas con producciones innovadoras". En resumidas cuentas, se trataría de combinar los canales con los que cuenta cada operador, ofreciendo productos generalistas, temáticos y dirigidos a audiencias concretas. Según el presidente de Mediapro, "la TDT no excluye a nadie, al contrario, incluye".

¿Serán condiciones suficientes para que las productoras apuesten por ofertas arriesgadas? "Los productores nos veremos obligados a reducir márgenes y a ser más eficaces. Con el tiempo puede que cambie el tipo de producción y se asuman más riesgos compartidos entre las televisiones y las productoras. Ésa puede ser una solución: que los dos arrimen el hombro", indica.

Fusiones y reparto de la tarta publicitaria

El sector de la producción audiovisual en España (TV y cine) facturó en 2004 1.670 millones de euros, según datos provisionales de la patronal de los productores audiovisuales (Fapae). A pesar de concentrar más del 80% de su producción en Madrid y Cataluña, es un sector muy atomizado.

Según los directivos consultados, la fusión entre las empresas del sector puede ser una solución. Prueba de ello es la inminente unión de Mediapro y Globomedia. Las dos lograrían un volumen de negocio entorno a los 300 millones de euros. "Estamos dando saltos significativos hacia la fusión", declara Jaume Roures, máximo directivo de la primera. Europroducciones y BocaBoca, son también candidatas a formar una nueva productora de mayor tamaño. Según reconoce Arturo Vega, presidente de Europroducciones, "estas fusiones también tienen una dimensión internacional, sobre todo a nivel europeo".

El descenso de las audiencias tras la proliferación de canales presenta aspectos negativos: "Si la tarta publicitaria no crece a medio o largo plazo, se pueden producir restricciones en los ingresos", advierte Vega. Otra de las quejas sobre el futuro digital es que la legislación "no regula los contenidos de los canales y serán las televisiones las que decidan qué emitir", explica Pedro Pérez, presidente de Fapae. "Las condiciones a la hora de negociar operadores y productoras las marcan los operadores, a no ser que tengas un producto estrella", señala Vega.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba