Mesa redonda Los profesionales lamentan que no se celebre un cara a cara entre Rajoy y Zapatero

Coinciden en diagnosticar la pérdida de peso de los informativos y la tendencia hacia el "infoentretenimiento" y al amarrillismo. Participaron en el encuentro Antonio San José, Juan Pedro Valentín, Pedro Piqueras, José Javier Esparza y Jordi García Candau, entre otros

Responsables de informativos y directivos de diferentes cadenas de televisión, críticos y catedráticos universitarios, coincidieron hoy en lamentar que previsiblemente no se celebre un cara a cara televisivo entre Rajoy y Zapatero y criticaron los argumentos electorales utilizados por los partidos para soslayar el debate.

En el transcurso de una mesa redonda convocada por CNN+ por su quinto aniversario, el director de la cadena informativa, Francisco Basterra, señaló que da "cierta vergüenza profesional" que la campaña vaya a concluir sin debates televisivos y denunció que los partidos "se amparan en argumentos falsos de leyes electorales" para evitarlos.

Por su parte, el responsable de informativos de la cadena, Antonio San José, dijo que los debates son "inexcusables" y añadió que se ha producido un déficit democrático y un retroceso porque hace once años se celebraron. "Dos no debaten si uno no quiere", dijo.

El director de Televisión Castilla-La Mancha, Jordi García Candau, recordó que "no hay nada que impida legalmente su celebración" y añadió que desde el punto de vista democrático son "absolutamente necesarios". Por su lado, el director de Telemadrid, Manuel Soriano, dijo que si no se celebran "se debe a una estrategia política que interesa a uno u otro".

El crítico de televisión del Grupo Vocento, José Javier Esparza, advirtió que son las propias cadenas las que han desterrado los debates en general de sus parrillas, mientras que Juan Pedro Valentín, director de Informativos de Telecinco, recordó que la cadena ha ofrecido públicamente un cara a cara entre Rajoy y Zapatero. Pedro Piqueras, presentador de Antena 3, señaló que "evidentemente" se puede celebrar un cara a cara pero dijo que "alguien no quiere".

El catedrático de Comunicación Audiovisual de la UAB, Emili Prado, señaló que el debate "es imprescindible por salud mental y política" y dijo que aunque existen diferentes fórmulas para el cara a cara "se pueden hacer excelentes debates con más participantes". Finalmente, el director de la Escuela de Periodismo de El País, Joaquín Estefanía, abogó porque los debates se incorporen a una legislación en el futuro y señaló que sería la única forma de que no se puedan soslayar.

Infoshow y audiencia

Los participantes en la mesa redonda coincidieron en su diagnóstico sobre el deterioro en general de los informativos de televisión, la pérdida del peso que tenían hace unos años y su tendencia al 'infoentretenimiento' y al amarillismo por la tiranía de la audiencia.

García Candau dijo que las cadenas "están más pendientes de los resultados del señor Sofres que del rigor informativo" y afirmó contundente que "la televisión en los últimos años de la dictadura franquista era mejor que la actual". Por su lado, el director de Telemadrid apuntó que los informativos han perdido su posición de "columna vertebral" de la programación para quedar en una posición "residual", algo especialmente "escandaloso" en el 'prime time'.

José Javier Esparza recordó que los informativos fueron en tiempos la "joya de la corona" de las programaciones de las cadenas y hoy han perdido ese papel, para convertirse en un género más de entretenimiento. "La capacidad de creación de los informativos es prácticamente nula. Existe un criterio que ya no es el profesional, que el resultado de audiencia no estropee el programa que viene después", dijo.

Valentín reconoció que los informativos "han perdido peso" en general en las cadenas, aunque dijo que puede ser el reconocimiento de "cierta exageración" anterior. El responsable de Telecinco puso en duda que la presión de la audiencia obligue a cambiar contenidos porque "perseguir la audiencia sin sentido es perder el respeto del público". Se refirió además al "lastre" que han supuesto los sucesos para los informativos y dijo que "por sí mismos no dan más audiencia".

El director de 'Informe Semanal', Baltasar Magro, indicó que los informativos tienen "luces", como una más amplia oferta en los últimos años, y "sombras", entre las que citó la falta de información en 'prime time' por una cuestión de audiencia. Como autocrítica, dijo que desearía un modelo televisivo para TVE similar al de la BBC, cuya información "se enfrenta al propio gobierno".

Por su parte, Pedro Piqueras lamentó que los informativos vivan lo que calificó de "época de transición horrenda". "Se ha destruido la posibilidad de que haya un telediario de autor y hemos recuperado la fórmula presentador, vídeo, presentador de 1972". Esta "despersonalización" del informativo la atribuyó a la importancia creciente de la cuota de pantalla.

El catedrático Emili Prado dijo que no hay una crisis de la información, ya que este macrogénero ocupa el 32 por ciento del tiempo total de antena, pero comentó que progresivamente ha ido integrando los estilos del 'infoshow'. Así, denunció "la creciente contaminación de los informativos por los estilemas del 'infosohow', por el rosa y el amarillo y las noticias blandas".

En este punto coincidió Joaquín Estefanía, que afirmó que el principal problema de los periodistas en general es, además de la autocensura, el amarillismo, como resultado del contagio del mundo del entretenimiento. Finalmente, Antonio San José apuntó que los informativos son hoy día "una miscelánea, una sucesión de supuestas noticias que no lo son, noticias amables, el miedo".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba