ESPECIAL VERTELE Cuando los programas de TV se cuelan en el lenguaje político y de la calle

Cuando los programas de TV se cuelan en el lenguaje político y de la calle
Cuando los programas de TV se cuelan en el lenguaje político y de la calle

Tras las recientes declaraciones de Évole afirmando que "a Pedro Sánchez le han hecho un 'Gran Hermano'", nos preguntamos por el calado de los formatos de más éxito en nuestro habla: "Hemos entrado en un 'Sálvame' político donde todo son insultos", decía Eva Hache nada más volver a Cuatro, en 2014. "Ser más largo que 'Cuéntame'", "más falso que la Teledienda" o "estar más manipulado que un informativo" son otros tantos ejemplos de este fenómeno

Durante su visita a 'El Hormiguero' de esta semana, Jordi Évole se refirió a la situación del PSOE en las últimas semanas en términos muy televisivos: "A Pedro Sánchez le han hecho un 'Gran Hermano'". El comunicador establecía un paralelismo de los lances políticos en el Comité Federal, con las conspiraciones y estrategias que los participantes de un reality show como el nombrado ponen en práctica para nominar y, con suerte, expulsar a un adversario en la convivencia.

La televisión se inmiscuye en nuestra vida hasta el punto de introducirse en nuestro lenguaje. No es ni mucho menos exclusivo, al fin y al cabo demuestra su importancia como industria cultural, como corriente orientadora del pensamiento y gustos. Asumimos títulos y nombres como normales, cotidianos y a mano para establecer similitudes con situaciones de todo tipo.

'Gran Hermano' y 'Sálvame', los más aludidos en la vida política española

En ese sentido, 'Gran Hermano' es uno de los programas más aludidos en el habla coloquial, como deja claro Évole. No es el primero en hacerlo ante una cámara; de hecho, en la tumultuosa vida política nacional el nombre del formato se escucha con frecuencia para atacar al adversario.

"Viendo la sobreactuación de Iglesias, es digno de ser invitado a 'GH VIP'", decía en marzo el Secretario de Organización del PSOE, César Luena, sobre el líder de Podemos en pleno disenso sobre el pacto de gobierno que no llegó a buen término. Lo afirmaba, para más inri, en 'El programa de Ana Rosa'. En un contexto diferente encontramosotra mención: hablamos del caso del árbitro de fútbol que denunció amenazas de muerte tras hacer pública su homosexualidad: "Vete a 'Gran Hermano', chula", le gritaron.

Pero podemos irnos mucho más lejos en el tiempo para comprobar que la expresión lleva ya tiempo rondándonos: “El candidato al Cabildo de Tenerife por IU afirma que cada vez más la política se parece a Gran Hermano". Ramón Trujillo criticaba que la política estaba cada vez más centrada en hablar de los políticos y no de las políticas de los partidos.

Aún más recurrente que el anterior es 'Sálvame' (o su derivado 'Sálvame Deluxe'). Discusiones sobre política local, nacional e internacional, preocupaciones han acabado siendo objeto de la comparativa. El mejor ejemplo nos lo aporta Eva Hache: "A Pablo Iglesias se le nota que es muy universitario y a Alberto Garzón de IU se le ve preparado. Es de agradecer, porque habíamos entrado en un 'Sálvame'político donde todo son insultos. Me da vergüenza", declaraba la cómica a El País con motivo del lanzamiento del fugaz 'Guasabi' en Cuatro.

Muchos otros, representantes políticos y columnistas, han hecho esta misma apreciación, antes y después."Hoy me voy a transformar con el fin de tener el empaque preciso para abordar varias cuestiones relacionadas con la política municipal que bien podrían calificarse de cotilleos, chismorreos... de ese tipo ‘Deluxe’", escribía el columnista Luis A. Rodríguez en el diario El Progreso. En los últimos meses, la candidatura y sobreexposición de Donald Trump ha potenciado las menciones a 'Sálvame' para hablar del republicano y su carrera a la Casa Blanca.

Si nos salimos de lo político y nos vamos a lo televisivo, ¿cuántas veces han oído decir que 'El Chiringuito de Jugones' es el 'Sálvame' de los deportes, o que las tertulias televisivas se han "salvamizado" por el tono de sus participantes. Incluso 'Sé lo que hicisteis' en su última etapa estuvo en ocasiones en peligro de experimentar una "salvamización", como aseguraban, por ejemplo, en ¡Vaya tele!.

"Más largo que 'Cuéntame', "mentir más que el Telediario"...

Estos dos casos son los más evidentes, por representativos, pero no los único. No se limitan tampoco a un género determinado, ni mucho menos.

"Esto se está haciendo más largo que 'Cuéntame'" o "ser más falso que la Teletienda" son frases comodín en conversaciones, como lo pueden ser las mofas con determinadas cadenas de TDT, aquellas de línea editorial más o menos evidente: no se extrañe quien nos lea si llega a sus oídos un "Eres más gracioso que Intereconomía", por ejemplo; "más falso que las encuestas de 'El cascabel'" (13tv).

Otra instaurada en nuestro lenguaje desde hace años es el "estar más visto que el Telediario", aunque (lamentablemente) una variación la haya acabado sustituyendo en los últimos años, "mientes más que el Telediario". "Dar más miedo que 'Cuarto Milenio'" también es habitual.

Del mismo modo que 'Sálvame', antes podía oírse que tal o cual cosa era "el 'Punto Pelota' de..." o el "Crónicas Marcianas de..." una disciplina o ámbito de la sociedad. Y qué decir del socorrido 'Pasapalabra' cada vez que pretendemos salir por peteneras de un embrollo en una charla más o menos caldeada. Estos son solo algunos ejemplos de muchos más que pueden encontrar en redes sociales, o en su día a día más allá de las pantallas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba