Programación Los programas de contenido gay, nuevo recurso de las televisiones

Ante la creciente explotación de este sector de la industria audiovisual, algunas cadenas ya cuentan con espacios dedicados exclusivamente al colectivo homosexual

Desde hace algunos meses, la presencia de contenidos de temática gay en las televisiones españolas ha venido aumentando considerablemente. Espacios como Uno más, entre nosotros, en LaOtra, son un buen ejemplo de esto. Además, acontecimientos como la retransmisión de la manifestación del Día del Orgullo Gay -28 de junio- tienen cada vez una mayor cobertura mediática.

Canal Satélite Digital, junto con los principales operadores de cable, emite desde el pasado mes de marzo un canal que ofrece películas pornográficas gay: Mirador Privado XY. Dicho canal emite su programación desde las 0:00 horas todos los días y el coste de cada película es el mismo que en las taquillas X y XX.

Uno más, entre nosotros

Vídeo:
Latino-Televisión estuvo con Mariano Blanco


El presentador de "Uno más" nos habla del programa que conduce en LaOtra

Por el momento LaOtra, el segundo canal de Telemadrid, es la única emisora que apuesta por el colectivo homosexual como grupo específico de audiencia, con una demanda de contenidos adaptados a una ideología determinada. El canal, que se caracteriza por su línea transgresora y progresista, creó en mayo del presente año el espacio Uno más, entre nosotros, que presenta Mariano Blanco y que trata todo lo relacionado con el ocio y la actualidad del ambiente gay.

En palabras de su presentador, "Uno más es un programa para personas sensibles, que creen en la diferencia y que creen que los gays y lesbianas no son más que hombres y mujeres que tienen derecho a que su vida, sus inquietudes y sus peculiaridades sean reconocidas y recogidas".

Al contrario de lo que pueda parecer, este espacio ha recibido fuertes críticas por parte de algunos sectores, que no consideran que elaborar programas como éste fomenten la aceptación del colectivo homosexual y su integración en la sociedad, sino todo lo contrario.


Noticias relacionadas:


El público gay ya tiene voz

Volver arriba