Análisis El público infantil sigue consumiendo mucha televisión y poca prensa

Según el último estudio realizado por la AIMC, en los últimos cuatro años aumentó la audiencia infantil de Internet, revistas, televisión y cine. Un estudio norteamericano asegura que ver la televisión es útil para el desarrollo de los más pequeños. Otro informe señala que los niños sí distinguen la realidad de la ficción en TV

Los niños españoles de 8 a 13 años consumen principalmente televisión, casi en su totalidad (un 96%); algo más de la mitad leen habitualmente revistas y, en menor proporción, acceden a Internet, escuchan la radio y leen tebeos o comics, pero muy pocos leen en prensa diaria (un 7,4%), según el último estudio de audiencia infantil realizado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) a principios de este año, como complemento de su Estudio General de Medios (EGM), que sólo contempla a individuos de 14 o más años, según informa la revista Noticias de la Comunicación.

Comparando los datos obtenidos con los de la primera ola de este año del EGM, por coincidir en el tiempo con su trabajo de campo (febrero-marzo de 2002), se observa un mayor consumo de revistas quincenales y mensuales, así como de televisión e Internet, al tiempo que se registra una penetración significativamente menor en radio, prensa diaria, suplementos y revistas semanales.

Esto viene a confirmar algunas de las percepciones habituales sobre el público infantil, difíciles de constatar de manera habitual por no estar incluido en el EGM. La primera es el alto consumo de televisión, que realiza casi todo el universo estudiado, frente a una lectura muy reducida de diarios. Ésta es la segunda ocasión en que la AIMC lleva a cabo este trabajo, que realizó por primera vez en el año 1998, de modo que puede analizarse la evolución en el consumo de medios por parte de este grupo de población en los cuatro años transcurridos.

Así, se observa el mayor aumento en Internet, debido a la reciente incorporación social de este nuevo canal de comunicación. A pesar de ello, todavía no se encuenta muy extendido su uso entre este público, siendo no obstante mayor su penetración en el segmento de 11 a 13 años, lo cual señala una incorporación a la Red a medida que crece la edad y aumenta también su capacidad para manejar los ordenadores.

Revistas de televisión

También aumenta la lectura de revistas, especialmente de periodicidad mensual, segmento en el que existen más títulos dirigidos a los niños, bien por estar relacionadas con programas de televisión, a cuyo público persiguen fidelizar: Megatrix y Club Disney -que ya no se edita-, o por estar dedicadas a juegos electrónicos, como PlayStation Magazine.

Es muy baja la penetración de la radio, por falta de programación dirigida a los niños, que empiezan a incorporarse al medio -principalemnte a la radio temática musical- a medida que crecen, como muestra la mayor audiencia en el segmento de 11 a 13 años, que es cuando comienzan a interesarse por la música joven.

Número de televisores que poseen y colegio en el que estudian

Los resultados del estudio muestran algunas variables discriminatorias en el consumo de medios entre los pequeños. Así, nos encontramos con la ya señalada de la edad, así como el nivel de equipamiento personal y doméstico, que, lógicamente, influye en el acceso a determinados soportes, como la televisión -el hecho de que existan segundos y terceros televisores en el hogar y concretamente en las habitaciones infantiles o de juegos-, la radio -que no suele estar al alcance de los niños (y por ello no escuchan)-, el ordenador personal (imprescindible para acceder a Internet) o el teléfono móvil para uso propio, que es uno de los elementos de equipamiento que más han crecido entre este público.

Pero, según la AIMC, se observa que el tipo de colegio en el que estudian es la variable que más discrimina en el consumo, destacando la mayor penetración de la TV entre alumnos de colegios públicos, en detrimento del resto de los medios, que es manifiestamente mayor entre los que asisten a colegios de titularidad privada.

En cuanto a las cadenas preferidas por la audiencia infantil, Antena 3 se sitúa como la más vista con una media de 1.222.000 espectadores, seguida por TVE-1 con 791.000 televidentes, La 2 con 712.000 telespectadores, Telecinco con 558.000 espectadores, y Canal Plus con 83.000 televidentes. En lo que a franja horaria se refiere, los niños ven más televisión por la noche (70,4%), seguida de la sobremesa (64,7%), la tarde (42,1%), la mañana (41,5%) y la madrugada (2,8%).

En cuanto a los días de la semana, el martes (97,7%) es el día que reúne a más pequeños delante de la pantalla, a continuación el miércoles (97%), el lunes (96,9%), el jueves (96,7%), el sábado (95,9), el viernes (95%) y, por último, el domingo (94%).

Ver la televisión es útil para el desarrollo de los niños

Un reciente estudio australiano afirma que algunos programas de televisión estimulan la imaginación de los niños y les enseñan valiosos conocimientos sociales. El análisis coloca a los más pequeños como espectadores no pasivos, ya que interactúan con los diferentes espacios televisivos cantando, bailando e imitando voces.

Por otro lado, el 10% de las madres encuestadas en la investigción aseguran que los programas favoritos de sus hijos contienen algun grado de violencia, caso de los dibujos animados Digimon o Pokemon. "Parece ser que estos niños que ven programas violentos tienen un comportamiento más bullicioso, algo que no tiene por qué significar un carácter negativo", afirma la responsable del estudio, Helen Skouteris.

La conclusión final del mismo es que ver la televisión de forma moderada es saludable para los niños. "Nunca abogaría porque los niños vieran la TV todo el día, toda la semana, sin hacer nada más. Pero la televisión es parte de nuestras vidas y para mi es muy importante que los padres sepan que ver la televisión puede aportar respuestas positivas para sus hijos".

Los niños sí distinguen la realidad de la ficción en TV

Los niños de entre 7 y 12 años distinguen "claramente" entre lo real y lo ficticio en televisión, según un estudio elaborado a partir de 443 encuestas a alumnos de cinco escuelas públicas de Barcelona.

El informe, encargado por el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) a la Facultad de Ciencias de la Comunicación Blanquerna de la Universidad Ramon Llull, indica también que los niños identifican los formatos -dibujos, películas- las convenciones de género, -humor, aventuras- y la violencia real de los servicios informativos, documentales y reportajes.

El estudio, titulado Infancia, violencia y televisión: usos televisivos y percepción infantil de la violencia en la televisión, señala que el 83% de los menores encuestados reconoce que mira "bastante o mucho" la televisión, mientras que el 72% manifiesta que tiene en casa dos o más televisores.

Los padres, deciden

Sólo en el 10,8% de los casos son los padres los únicos que deciden a la hora de escoger los programas televisivos, ya que los niños aseguran tener un control "importante" sobre el mando a distancia. Los niños y niñas que pertenecen a barrios de nivel socioeconómico bajo son los que pasan más horas delante del televisor.

En el estudio se constata también que los niños reconocen que la censura en la programación que los adultos ejercen es "poco importante y muy heterogénea". El espacio televisivo más prohibido por los progenitores son los dibujos animados Los Simpsons, uno de los programas preferidos entre los menores.

Noticias relacionadas

En un año los niños pasan casi tanto tiempo en el colegio como viendo la TV

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba