Análisis El público no respalda el "lifting" de "Música Sí"

Los cambios no le han sentado bien al veterano magacín musical de TVE, que ha llevado a la cadena pública a perder el liderazgo en la mañana del sábado en favor de las privadas

El pasado 20 de marzo, TVE-1 realizó un lavado de cara a su veterano magacín musical de los sábados por la mañana. El programa no sólo cambió de nombre -de "Música Sí” a “Música Uno”- sino que incluía importantes novedades con respecto a su predecesor: nuevos contenidos, secciones, decorados, imagen, cortinillas y presentadores. Se mantenía, eso sí, la esencia, duración (dos horas y cuarto) y horario del programa (de 11:20h a 13:50h).

“Música Uno” comenzó con el objetivo de rejuvenecer y superar las expectativas de su antecesor, “Música Sí”, el cual estuvo en antena durante más de seis años y más de 300 programas emitidos. Dos meses y medio y diez programas después, no sólo no lo ha mejorado sino que ha empeorado notablemente su audiencia.

“Música Sí” cerró un ciclo consolidado como la oferta líder de los sábados por la mañana, con una audiencia media en esta temporada (6 de septiembre - 13 de marzo) del 22.2% cuota de pantalla.

“Música Uno”, desde que se estrenó el pasado 20 de marzo hasta este sábado 29 de mayo, acumula una media en diez emisiones del 17.5% de cuota de pantalla, hasta 4.7 puntos menos que su predecesor. Por este motivo, el magacín musical de TVE ha perdido el liderazgo de su franja en favor de los espacios de la competencia.

Así, “Kombai & CO”, “Cazatesoros” y “Visto y no visto” en Telecinco; y “La batidora”, “El equipo A” y “Sabrina, cosas de brujas” en Antena 3 han mejorado sus resultados desde que se enfrentan al nuevo magacín de TVE. Han pasado de cuotas anteriores en torno al 16-17% de share, a las actuales que rondan o superan casi siempre el 20% de cuota.

Desacierto con los cambios

Los cambios emprendidos por “Música Uno” con respecto a “Música Sí” no han cuajado. Se sustituyó a los presentadores: Hugo de Campos, Jennifer Rope, Sandra Morey y Neil Solé por dos nuevos y jóvenes rostros, Elsa Pinilla (“Al salir de clase”) y el debutante surgido de un multitudinario casting, Juanma Díez, a los que se unía Natalia Robres, única superviviente de la anterior etapa. Con ello, TVE quería darle un aire "más juvenil" al programa. Los anteriores presentadores superaban casi todos ellos la treintena y esto, supuestamente, chocaba con el target al que iba dirigido "Música sí", eminentemente infantil y juvenil.

Los actuales conductores son mucho más jóvenes (Pinilla tiene 18 años y Díez 23) pero, a diferencia de los anteriores, no cuentan con ninguna experiencia como presentadores. Tal vez ahí resida uno de los motivos del bajón del magacín de TVE, es decir, las tablas que todavía les faltan por coger a sus presentadores.

También hubo cambios en la dirección, con el actual máximo responsable, José Esteban Pérez, en sustitución del anterior, José Horacio.

Otro de los cambios del magacín fue el de los contenidos. Según comentan a Vertele fuentes del programa, “con Música Uno se ha pretendido abrir el espectro y la oferta musical para mayor riqueza del magacín”. Ahora se aborda un amplio abanico de estilos y tendencias musicales, mientras que en la anterior etapa el pop comercial monopolizaba casi todo el espacio. Visto el bajón, “parece que a nuestro público lo que le gustaba más eran los cantantes de Operación Triunfo y Sergio Dalma que otra cosa”, aseguran desde el programa.

“Con el nuevo magacín se ha mejorado la estética y la factura del anterior programa, así como la oferta musical, que es más amplia y vanguardista”, afirman. En cualquier caso, los responsables de “Música Uno”, conscientes del bajón de audiencias sufrido con respecto a “Música sí”, mantienen abierta la fórmula del magacín para introducir los cambios necesarios que les permitan recuperar el liderazgo en la mañana del sábado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba