Autonómicas ¿Se puede vivir "Sin tele"?

TV3 experimenta con cinco familias catalanas durante dos semanas en su nuevo docushow

Las estadísticas aseguran que los catalanes ven la televisión una media de 4 horas. La programación tiene, por tanto, una presencia importante en su vida cotidiana, condiciona sus hábitos y, en consecuencia, es presumible que no resulte fácil prescindir del consumo de este aparato.

Por este motivo, TV3 estrena mañana miércoles a las 21:40 horas "Sense tele" ("Sin tele"), un nuevo docushow "descarado y cotilla" presentado por Pol Izquierdo ("Bèsties") y producido por el departamento de Documentales y Nuevos Formatos de Televisión de Catalunya, informa la autonómica en un dossier.

Cinco familias de "Ventdelplà"

"Sin tele" se ha ido a Breda, la localidad catalana donde se graba el exitoso serial "Ventdelplà", y ha propuesto un reto a sus habitantes: vivir dos semanas sin tele. La experiencia comienza tras un llamamiento a toda la población y un insistente puerta a puerta por tratar de convencer a cinco familias.

El desafío es el siguiente: durante dos semanas, no tendrán ningún aparato de televisión en casa y todos los miembros de la familia se comprometen a no verla en ninguna parte. Así, el equipo del programa ha retirado de las casas todos los aparatos, y lo ha hecho por sorpresa mientras las familias veían su programa favorito.

No pretende hacer un análisis sociológico de los hábitos televisivos

Según TV3, "Sense tele no pretende hacer un análisis sociológico del consumo o de los hábitos televisivos de los catalanes". Es, sobre todo, "un juego de complicidades con los protagonistas".

Todos ellos han explicado sus secretos televisivos y han permitido entrar en su casa para ver cómo es su vida sin tele. Así, el programa ha observado los cambios en su cotidianidad a través de una webcam y les ha preguntado si la vida es mejor con o sin tele.

Los mayores, los más difíciles de convencer

"Sense tele" ha querido implicar todo el pueblo de Breda. Para ello, ha ido al mercado del domingo, a la escuela, a las asociaciones deportivas, a las casas de los abuelos... y ha hablado de la experiencia con todo el mundo. ¿Los más difíciles de convencer? La gente mayor, ya que los abuelos han confesado que tienen una gran dependencia televisiva. 

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba