Filtración El País Los "sabios" quieren que el Estado subvencione TVE al 50% y que se reduzca un cuarto la publicidad

Pretenden que Economía se haga cargo de la deuda de 7.500 millones de euros, según un artículo de El País que reproducimos a continuación por su interés

El grupo de expertos encargado de la reforma de los medios de comunicación estatales, el llamado comité de sabios, tiene prácticamente ultimado el dictamen sobre RTVE, que prevé importantes ajustes en el modelo societario y en los mecanismos de financiación del Ente Público. Así, proponen que el Estado asuma la deuda de 7.500 millones de euros y subvencione aproximadamente el 50% del coste de la corporación audiovisual. A cambio se establecen limitaciones en su acceso al mercado publicitario. TVE sólo podrá emitir 9 minutos de anuncios a la hora frente a los 12 actuales, siempre según fuentes próximas al consejo. También se prevén cambios en el sistema de elección del director general (o presidente) de la nueva corporación y de su Consejo de Administración.

Desde mediados del pasado mes de mayo el grupo de expertos presidido por el filósofo Emilio Lledó ha examinado centenares de documentos para analizar la situación de RTVE y diseñar un plan de futuro que ponga fin a la agónica situación financiera que sufre el grupo audiovisual público. El informe, que será entregado al Gobierno -el plazo marcado inicialmente concluye el próximo día 13-, se inclina por una radiotelevisión pública fuerte, similar a las que operan en los principales países del entorno comunitario.

Aunque en algunos aspectos claves de la reforma no hay consenso entre los cinco miembros del comité, fuentes próximas a ese organismo explican que finalmente se ha rechazado el modelo representado por la PBS estadounidense, un canal con un discreto peso en el sector audiovisual y contenidos de gran calidad pero con una audiencia escasa.


- Financiación.
Para mantener esta la viablidad del ente se propone un sistema de financiación estable donde la mitad de los recursos procederá de las subvenciones públicas a través de los Presupuestos Generales del Estado. Alrededor del 40% de los ingresos vendría directamente de la publicidad y el restante 10% se recaudaría mediante la comercialización de programas televisivos (venta a otras cadenas o explotación del mercado del vídeo).

Este sistema de financiación mixta combina, como hasta ahora, los ingresos comerciales y la subvención, pero incrementa el peso de los recursos públicos. Para este ejercicio, el presupuesto tan sólo prevé una subvención de 81 millones de euros, lo que representa alrededor del 5% de las cuentas del Ente Público (1.536 millones de euros). Incrementar la aportación pública acarreará, a tenor del modelo de financiación diseñado por el comité de sabios, limitaciones en el acceso al mercado publicitario. De este modo, se propone una restricción más severa en el tiempo de emisión de anuncios respecto al resto de los operadores.

Actualmente, tanto las cadenas privadas como las públicas tienen prohibido emitir más de 12 minutos por hora de publicidad (excluyendo los bloques de autopromoción) o, lo que es lo mismo, el 20% de la emisión diaria. Para TVE, los 12 minutos en vigor se rebajarían a 9.

Este recorte producirá una clara merma de ingresos, pero liberaría hacia otros medios una cuarta parte de los anuncios que capta la televisión estatal. A través de la publicidad, RTVE espera recaudar este año 788 millones de euros.


- Deuda.
Una vez aprobado el modelo financiero, el comité de expertos plantea que el Estado asuma los números rojos y RTVE ponga el contador a cero. La deuda acumulada desde principios de los noventa superará los 7.500 millones de euros a final del ejercicio en curso. Sólo este año se incrementará en más de 650 millones de euros.

Los sabios, siempre según fuentes cercanas al consejo, no dan recetas sobre las fórmulas para absorber la deuda histórica. Esta tarea recaería especialmente en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda al que fue adscrito RTVE en enero de 2001.

"La nueva entidad nacerá sin deuda", aseguran fuentes cercanas al consejo.


- Nombramientos.
También se prevén modificaciones en el sistema de designación del director general (o, en su caso, presidente) de la nueva corporación audiovisual. La postura más avanzada plantea que sea elegido por el Consejo de Administración de la compañía, que a su vez experimentaría cambios en el sistema de nombramiento de sus integrantes para dar más participación a la sociedad civil. El Estatuto de RTVE, vigente desde 1980, establece que de los 12 miembros que componen este organismo, la mitad sean elegidos por el Congreso y la otra mitad por el Senado. En la práctica, el consejo se ha convertido históricamente en una réplica del Parlamento.


- Estructura.
El modelo por el que se inclina el comité de sabios incluye mantener en el aire dos emisoras de televisión y varias cadenas de radio y despeja la sombra de la privatización parcial de la compañía. A tenor de este modelo, La Primera se percibe como una cadena generalista dirigida a un público amplio, mientras que La 2 se orienta a segmentos demográficos más minoritarios. En todo caso, los expertos plantean que ambas ofertas han de ser "complementarias" y deben garantizar todo tipo de géneros, incluso los que no sean rentables desde un punto de vista comercial. Ante el avance de la televisión digital terrestre, el comité sostiene que RTVE debe actuar como locomotora del cambio tecnológico. El actual equipo directivo ya ha anunciado que en estos momentos está en disposición de distribuir ocho canales temáticos en sistema digital.

La nueva corporación pública se dividirá en varias sociedades: difusión de televisión, difusión de radio, comercialización y multimedia. Uno de los objetivos del nuevo organigrama societario es crear un modelo más ágil y menos burocratizado en la sociedad matriz. Este esquema tiende a simplificar y potenciar al máximo el modelo territorial garantizando la colaboración entre los 17 centros regionales de TVE y las emisoras de RNE.


UN PLAN QUE SERÁ DE LEY

El Gobierno encomendó a finales del mes de abril de 2004 a un consejo independiente -integrado por Emilio Lledó, Enrique Bustamante, Victoria Camps, Fernando González Urbaneja y Fernando Savater- la elaboración de un informe sobre el régimen jurídico, el mecanismo de designación de sus órganos directivos, la programación y el modelo de financiación de los medios de comunicación de titularidad estatal. En este bloque quedaban incluidas RTVE y la agencia de noticias Efe.

El consejo de expertos ha tomado ya las grandes decisiones sobre la radiotelevisión estatal, según fuentes próximas a aquel organismo, y a lo largo de esta semana ha centrado sus trabajos en el diseño de un plan para Efe, la cuarta agencia mundial de noticias y la primera de habla hispana.

Para evaluar las complejas cuestiones económicas y cuadrar los números, los sabios cuentan con el asesoramiento de Miguel Ángel Arnedo, un experto en temas de financiación propuesto por el Ministerio de Economía y Hacienda.

El decreto otorgaba al comité nueve meses antes de trasladar su informe al Gobierno "para su ulterior traducción en las disposiciones normativas que permitan hacer efectivo su contenido". El Ejecutivo se ha comprometido a convertir el ley el dictamen que próximamente recibirá la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba