La tele de 2002 La realidad con éxito impregna todos los programas de las cadenas

La programación de televisión en el año que despedimos no ha ofrecido grandes novedades: ha seguido primando la realidad, que sufre una cierta erosión con Operación Triunfo y Gran Hermano como bastiones, y se ha producido un relevo en las series de ficción, que continúan pegando fuerte

Operación Triunfo y Gran Hermano en punta

Las cadenas han vuelto a apostar claramente por los formatos basados en la realidad: Operación Triunfo ha dado buenos réditos a Televisión Española, mientras que Gran Hermano ha permitido que Telecinco viva los dos trimestres más brillantes: el segundo y el cuarto, como la segunda cadena más vista después de TVE.

Los programas han tenido un potente efecto contagio y han impregnado, no solo la totalidad de la parrilla propia, sino también bastantes contenidos de las cadenas de la competencia, generalistas, autonómicas y locales. En los dos casos se detecta un ligero efecto cansancio, que ha reducido las audiencias de Operación Triunfo, pero que también ha afectado considerablemente a Gran Hermano, que continúa siendo un producto muy rentable.

En el capítulo de fracasos anotamos el intento que realizó Antena 3 con Estudio de Actores, que no consiguió cuajar, y el paso, sin pena ni gloria por Telecinco, de Popstars.

Cuéntame, CSI, Ana y los Siete y Hospital Central

En el terreno de la ficción, el titular puede ser el mismo del año pasado: “Triunfa la producción española”. El ejemplo solvente y unánime es Cuéntame cómo pasó, que ha acabado su periplo en La Primera en olor de multitudes, rozando el 40 por ciento de share y convirtiéndose en un auténtico fenómeno mediático. Las peripecias de los Alcántara ya forman parte de la historia de la televisión y la serie ha conseguido incrementar sus registros en relación a sus primeras entregas en más de cuatro puntos de share.

El otro gran acontecimiento es Ana y los siete, con la incombustible Ana Obregón, que debe anotarse un éxito, aunque con menos consenso de crítica, mientras que Hospital Central ha aguantado estupendamente el tipo en distintos días de la semana. Un último comentario para Un paso adelante: después de un comienzo modesto, va adquiriendo fortaleza, consiguiendo lanzar al mercado discográfico un grupo, UPA Dance, que es uno de los acontecimientos musicales del año.

Unos van y otros vienen: a 2002 le ha tocado despedir a Periodistas y a Compañeros, dos grandes éxitos de la factoría Globomedia que han ido perdiendo fuelle hasta desaparecer de las parrillas de Telecinco y Antena 3 respectivamente.

Un capítulo aparte para C.S.I. Esta ficción dedicada a la medicina forense es la primera extranjera que se cuela en la rejilla de prime time después de unas cuantas temporadas de sequía. Y anota un formidable dato: ha sido capaz de plantar cara a las galas del lunes de Operación Triunfo sin pestañear. ¿Es el principio de un cambio de tendencia? De momento, es la excepción, por lo que el titular es evidente: “La ficción española continúa gozando de buena salud”.

Las autonómicas pisan callos

El day time no presenta grandes novedades en relación a años anteriores, con menciones de honor para las cadenas autonómicas, que han conseguido plantear las batallas de la tarde. TV3 de Cataluña, Canal Sur, Canal Nou de Valencia y ETB tienen unas sólidas parrillas vespertinas que han conseguido buenos registros de audiencia con sus magacines. Un reconocimiento para La Columna de Julia Otero, y Bravo por la tarde de Agustín Bravo. La más perjudicada por estos movimientos ha sido Ana Rosa Quintana que ha visto cómo la audiencia de Sabor a ti caía en picado en los últimos meses. Acabó mal la temporada, en junio, y ha regresado con dificultades en el último trimestre del año.

Como estrella emergente, A tu lado, con Emma García, que aprovechando Gran Hermano ha conseguido los mejores registros para la tarde de Telecinco en las últimas cuatro temporadas, empatando con Sabor a ti en Antena 3. Sin embargo, la líder de las tardes sigue siendo La Primera de TVE con sus culebrones, y el talk-show Cerca de ti, el único de la televisión española que consigue emitirse siempre sin un gramo de publicidad, pero que ha descubierto a un fresquísimo y ágil Óscar Martínez.

La Campos, reina de la mañana. Inés Ballester aprieta

En la programación matinal, pocas variaciones: Día a día con María Teresa Campos continúa liderando la audiencia, aunque Inés Ballester se ha hecho un lugar bajo el sol con el contenedor Por la mañana en La Primera de TVE. Antena 3 ha intentado, sin éxito, la competencia con Pedro Piqueras, que ha hecho un decente A plena luz aunque no ha conseguido mantenerse en parrilla en el 2003.

Auge y declive de lo rosa

En el capítulo de singularidades destaquemos la apuesta de La Primera y de Antena 3 por dos productos controvertidos que, a pesar de sus audiencias, ya se despidieron: Tiempo al tiempo con Concha Velasco, y Abierto al anochecer con Jordi González. Siguieron la estela de Tómbola y las cadenas no quisieron o no pudieron aguantar el tipo y los contenidos polémicos que ambos programas generaron. Dejaron el terreno libre a un formato similar, Salsa Rosa, que Telecinco propone para las noches de los sábados con buenos registros de audiencia.

Adiós a “CQC” y “El informal”

Un último reconocimiento para Caiga quien caiga y El informal. Ambos programas nos dijeron adiós. ¿Las últimas muestras de televisión de culto?

Éxitos y fracasos del 2000

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba