Entrevistas "La realidad supera la ficción de 'Física o Química'"

Los protagonistas hablan de la serie, que se despide el lunes

“Física o Química” despide este lunes, a las 22:00 horas, su tercera temporada en Antena 3.

Los actores de la serie han repasado en una entrevista cómo ha sido la evolución de sus personajes a lo largo de este tiempo.

A continuación, los últimos alumnos que se han incorporado a "FoQ", Sandra Blázquez, Irene Sánchez, Óscar Sinela y Adrián Rodríguez, hablan de sus vivencias en la serie.

¿Cómo fueron sus primeros día de rodaje en ‘Física o Química’?

Adrián Rodríguez (David): Fue muy cortito, la verdad, pero muy bien. Estaba un poco nervioso, aunque ya había hecho más cosas, lo estaba (risas).

Óscar Sinela (Quino): En mi primer día estaba un poco asustado porque no conocía el lugar y pensé “¿dónde me voy a meter?”, pero me acogieron con cariño y poco a poco me he ido adaptando. Muy bien y contento.

Irene Sánchez (Violeta): Yo también estaba asustada porque era mi trabajo en una serie. Los primeros días lo pasé un poquillo mal, pero ahora, con el paso del tiempo, me lo paso genial.

Sandra Blázquez (Alma): Mi primer día fue como el de mis compañeros, con miedo porque te metes en un sitio desconocido que te importa y donde quieres quedar bien, tienes el miedo de no gustar... y la noche anterior no dormí, pero llegué con muchas ganas.

¿Cómo les eligieron para el papel y qué fue lo primero que pensaron cuando les dijeron “vas a trabajar en ‘Física o Química’”?

Adrián: Cuando me comentaron que iba a salir en la serie pensé en las tramas. Me gusta mucho porque estoy haciendo un personaje distinto. Además, me viene bien para mi otra carrera, que es la de cantante, y voy a intentar compaginar un poquito las dos cosas. Estoy muy bien y muy contento.

Óscar: Cuando me dijeron que estaba en ‘Física o Química’ les pregunté “¿estáis seguros?” (risas) y me dijeron “sí, ya estás dentro”. Y es que antes de esa respuesta había hecho tres casting para tres personajes diferentes y los tres fueron mal. En el de Quino pensé “bueno, me tiro a la piscina a ver que pasa...” y mira, salió y muy contento.

Irene: Cuando me lo dijeron aluciné. Hice tres casting y me presenté para el personaje de Alma y cuando me dijeron que si me importaba engordar 10 kilos pues, como estaba muy interesada en lograr un papel en la serie, lo hice. Estuve engordando y el día después de Reyes me dieron la noticia de que ya estaba en la serie.

Sandra: Yo hice un casting y me llamó mi representante el día después de Reyes y me dijo “siéntate, eres una chica de ‘Física o Química’”. Lo primero que hice fue callarme, no decir nada a nadie porque pienso que las cosas que se dicen mucho desaparecen, entonces estuve una semana súper nerviosa, sin decírselo a nadie, y cuando empecé a grabar, se lo conté a todos.

¿Cómo definiríais sus personaje?

Adrián: David es el típico chaval chulito, es de barrio, está un poco descolocado y no sabe por dónde va a tirar.

Óscar: A Quino le estoy cogiendo mucho cariño, me parece un personaje súper lindo. Es un muchacho maravilloso que quiere estar bien por el tema de su religión, pero que no le va tan bien cómo él querría y como se puede ver en la serie. Tiene esa lucha interna entre la religión y su niña Yoli. Me encanta.

Irene: Violeta es un amor, tiene momentos muy duros, es bastante rebelde, muy friki de los videojuegos, poco sociable, de momento, pero se irá acoplando con el resto de la clase

Sandra: No sé definir a Alma porque tiene dos caras. Tiene su lado bueno, dulce, angelical, intenta caer bien a todo el mundo... pero esconde un pasado oscuro y su vida gira en torno a olvidar eso que hizo. Tiene ese trauma que intenta quitarse, pero los problemas, o se solucionan o no desaparecen y los va arrastrando. De ahí vienen sus dos personalidades.

¿Cómo les gustaría que evolucionaran sus personaje?

Adrián: El personaje de David es la imagen de una persona que tiene un conflicto consigo mismo porque se está encontrando con situaciones que nunca había imaginado. Pero no sé si se decidirá por Fer o por Ruth...

Óscar: Creo que puede que Quino caiga en la tentación con Yoli, pero no tengo ni idea de cómo será la historia. Si cae, la magia que se está creando entre los dos podría desaparecer, pero no tengo ni idea de qué pasará.

Irene: No sé que pasará con Julio. Sé que Violeta lo intentará y luchará por él.

Sandra: A mí me gusta que Alma sea mala. Cuando me dijeron que iba a ser así pensé “todo el mundo me va a odiar”, pero no, me gusta ser mala porque es diferente, ser bueno es más común. Una oportunidad así de ser malvada y poder cambiar caras, gestos y matices está muy bien.

Los actores veteranos también hablan de su experiencia en "Física o Química"

Además, los actores más veteranos de la serie, Andrea Duro, Gonzalo Ramos, Adam Jezierski y Javier Calvo, también han hecho un repaso de las tres temporadas de "FoQ".

¿En qué han cambiado sus personaje en estas cuatro temporadas?

Gonzalo Ramos (Julio): Julio no sabe ni dónde meterse porque ha estado en todos los sitios. Pasó de ser un chulito a juntarse con Fer y Cova tras la muerte de su hermano, ahí se tranquilizó un poco. Con Cova era un poco calzonazos, un tío muy inseguro y, de hecho, esa inseguridad le hizo que se metiera en otro sitio completamente distinto como era un grupo neonazi. Una vez que salió de ahí, tras defender a Fer, ahora vuelve a estar más tranquilo, más centrado en sus amigos de verdad y en su posible relación con Violeta.

Andrea Duro (Yoli): El cambio de Yoli es claro, de ligar con todos los chicos a estar con Quino. El cambio no sé si ha sido para mejor o para peor (risas). Sigue teniendo pajarillos en la cabeza, pero con novio.

Adam Jezierski (Gorka): Desde el primer capítulo, Gorka era un capullo integral, la única forma de resolver problemas era mediante la violencia y la humillación. Ahora se ha dado cuenta que hay mundo detrás de eso. Dentro de él hay mucha más evolución que lo que se ve en el exterior porque es más inteligente que al principio, más humano. Otra cosa es que le cueste abrirse aunque realmente no tiene a quién abrirse (risas).

Javier Calvo (Fer): La evolución de Fer es que ahora le aceptan como es y antes no. No reconocía su sexualidad, no se atrevía, además no tenía tantos amigos. Ahora todo el mundo le acepta, está totalmente integrado, puede ser quien es libremente sin que nadie le diga nada, e incluso se atreve a salir, ligar, conocer gente... ahora está feliz.

¿Qué es lo que más les gusta, y lo que menos, de rodar ‘Física o Química’?

Gonzalo Ramos: Lo que menos, las esperas, que a veces son un poco rollo porque son muy largas. Y lo que más, que estamos todos juntos haciendo lo que nos gusta, que hemos hecho piña y que nos llevamos genial.

Andrea Duro: Lo que más me gusta es estar con mis compañeros porque trabajamos en una cosa que realmente nos divierte. Lo que menos me gusta, esperar y los madrugones que nos pegamos para ir a rodar porque me gusta mucho dormir (risas).

Adam Jezierski: Lo que más me gusta es algo que no creo que se vuelva a repetir en nuestras carreras y es que hemos coincidido diez personas de la misma edad y que nos compenetramos muy bien. Me encanta trabajar con mis compañeros. Lo que menos, los madrugones, las esperas, el frío en los exteriores...

Javier Calvo: Lo que más me gusta es que me levanto todos los días para trabajar en lo que quiero y en lo que llevo soñando toda la vida. Tengo mucha ilusión todos los días por ir a trabajar. Lo que menos me gusta es los madrugones, que no dormimos casi nada y parece que vivimos en el Zurbarán.

¿Se esperaban el éxito que ha tenido la serie?

Gonzalo Ramos: Creo que se necesitaba una serie para adolescentes y que, además, los actores tuvieran la edad de los personajes porque en la tele hemos visto a actores mayores interpretando papeles de 18 años, y creo que eso al público no le gusta, la gente ve ‘Física o Química’ porque se ha creado una cercanía y una empatía con ellos.

Andrea Duro: Nunca pensé en si tendría éxito o no, pero sabemos que en ocasiones la realidad supera a la ficción y, al principio, hubo gente a la que no le sentó muy bien lo que veía. No es que no me esperara el éxito, pero fue tan de repente, por la calle te decían “tu eres la de ‘Física o Química’ ¿no?” y ahora, ¡hasta la ven jugadores de fútbol!

Adam Jezierski: Yo estaba seguro de que era el momento idóneo para una serie así porque no había producciones de adolescentes en la tele, no había nada concebido para la gente de nuestra edad. Yo era muy optimista y estaba seguro que la serie iba a gustar mucho al público, y eso que era muy arriesgada e innovadora porque no nos cortábamos en decir o hacer cosas y eso la gente lo supo apreciar. Al principio causó un poco de miedo porque decían “¿cómo es que sacáis esto en la tele?”, pero luego el público se ha dado cuenta que todo es con una base moral y educativa.

Javier Calvo: Me acuerdo que me llegaron dos guiones la serie, me los leí, vi algo de una fiesta ‘peeting’ y pensé, ya verás cuando la gente vea esto... Cuando empezamos no había series de adolescentes y yo sí que creía que a la gente le iba a gustar. Creo que la serie engancha a mayores y jóvenes porque el lenguaje que se utiliza es adulto, las tramas son adultas, no les habla como tontos y los personajes no repiten “mazo” cada dos palabras.

¿Cómo eran en clase?

Gonzalo Ramos: Yo era el empollón de la clase y estaba gordito, era una bolita.

Andrea Duro: Yo no era macarra, la liaba, pero nunca se enteraban. Bueno, alguna vez me pillaron. También era muy popular en el colegio y conocía a todo el mundo. Estudiaba, me portaba bien, pero luego tenía ese punto gamberrete.

Adam Jezierski: Yo era de los que estudiaba mucho y la liaba mucho. Llegaba el final del trimestre y tenía todas aprobadas con ochos y nueves, pero con cinco o seis amonestaciones, pero no me podían hacer nada porque tenía aprobado todo con nota. Era muy gamberro, pero muy empollón.

Javier Calvo: Yo estudiaba, pero también me divertía. No era de los que se quedan 20 horas encerrado en casa estudiando. Me preparaba el examen, me inventaba la mitad y luego sacaba buenas notas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba