TV Internacional Un reality show recupera "la disciplina inglesa" de los años 50

El programa se llama Eso les enseñará y sigue la formación de un grupo de estudiantes brillantes en un colegio ambientado en los años 50, con las mismas normas y asignaturas de entonces. Recupera los castigos físicos y los métodos pedagógicos de la época

La disciplina británica vuelve con fuerza a la televisión. Un reality show titulado That’ll teach ‘em (Eso les enseñará), que emite la cadena Channel 4 en Inglaterra, recupera los usos y costumbres de los colegios británicos de hace cincuenta años.

En el programa, 30 alumnos de 16 años seleccionados por su brillante expediente académico pasan un mes de sus vacaciones un colegio ambientado en los años 50. Allí tienen que aprobar una serie de exámenes que en su día eran diseñados para niños de 11 años. ¿El resultado? La mayoría de ellos suspenden. Por ejemplo, en el examen de Matemáticas, al no poder usar sus calculadoras, sólo aprobó el 43% de los alumnos ( y raspando) las pruebas pensadas en 1950 para chicos cinco años menores que ellos.

El programa está generando en Inglaterra cierta polémica, así como un debate sobre la evolución del sistema de educación británico. Mientras para unos se ha perdido la disciplina, para otros el sistema ha ganado en “humanidad”.

Vuelven los terribles métodos de la escuela “de antes”

El programa recupera los castigos físicos (golpes de regla en la punta de los dedos y “cañazos” en el culo). Han regresado también los uniformes de tergal a rayas, los ejercicios físicos de madrugada y las lecciones aprendidas de memoria, palabra a palabra, letra a letra. También se incluye una estricta educación religiosa y una disciplina a prueba de bomba, sin derecho a réplica.

Los alumnos son obligados a comer “manjares” de la época –hígado y tapioca con ciruelas secas- y a no dejar nada en el plato. Los castigos están a la orden del día para todos los que no respeten las normas: por las mañanas se inspeccionan las orejas sucias, está prohibido decir una palabra inapropiada, comer caramelos, usar maquillaje o cremas, y tener cualquier contacto con los lujos modernos, como la Coca-Cola.

En las clases se lee a Shakespeare; en Matemáticas se realizan cálculos mentales de aritmética; en Historia se estudia el Imperio Británico; en Francés se repiten durante horas los mismos verbos, y en Ciencias se diseca una rata. Las tareas se reparten por sexos. Las chicas aprenden a coser y modales, y los varones son sometidos a duros ejercicios físicos.

”Mamá, quiero que vengas a buscarme, no aguanto más

Como era previsible, las situaciones que se han producido entre los concursantes han sido similares a las de la época. Hace dos semanas, una colegiala del grupo, Holly McGuire, estalló en lágrimas delante de las cámaras de televisión pidiendo a su madre que fuera inmediatamente a buscarla. Holly había tenido un incidente con una de las matronas del pensionado, que la había castigado duramente. No aguantaba la disciplina de hierro del “internado” de mentira. Los productores del programa temieron incluso que este incidente pudiera tener un efecto contagio y acabar con la experiencia.

Pero superada la crisis, falsa alarma. Repuesta ya de su disgusto, Holly escribió a sus padres diciéndoles que prefería su pensionado de los años 50 a la escuela actual, a la que -avisaba- no pensaba volver nunca más. Decía en su carta que la disciplina “le había ido muy bien”y que “los profesores eran muy severos, pero justos si se siguen las normas”. Decía que estaba orgullosa de haber aprendido a coser y a tricotar y que, a la vuelta, no la iban a reconocer, ya que ahora sabía ser “graciosa, elegante y ordenada”. Finalmente aseguraba que había aprendido a “comportarse” y “a caminar erguida”.

Al final, la pregunta que se quiere contestar es:¿Era mejor el sistema de educación de hace cincuenta años que el actual? Para muchos es un hecho que la educación ya no es lo que era y no hace falta ningún programa de televisión para demostrarlo. Por si acaso, la cadena y la productora han decidido que en el mes de septiembre, cuando termine el programa, los 30 alumnos serán sometidos a un examen que permitirá saber lo que han aprendido en este mes y compararlo con sus enseñanzas habituales.

Eso les enseñará se emite desde comienzos de agosto en la cadena privada Channel 4, los martes en prime time. Por el momento, ha superado a todos los programas de la competencia con una audiencia que no baja de los 3 millones de espectadores.

*Información elaborada con datos procedentes de la página web de channel 4, del diario “La Nación” de Buenos Aires y de “Libération” de Paris

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba