Polémica en Gran Bretaña Un reality show en una sala de partos

Channel 5 ya ha recibido críticas antes de estrenarlo

¿Qué es lo último en reality shows polémicos? Según informa BBC News, el canal cinco de Gran Bretaña planea sacar al aire este domingo un nuevo programa de telerrealidad cuya protagonista es una mujer embarazada.

Varias mujeres serán monitoreadas antes de que comience la transmisión, con la esperanza de que alguna esté lista para dar a luz durante las dos horas que dure el programa.

Como era de esperar, este proyecto de mostrar el parto en vivo ya ha generado controversia.

Según los especialistas, este procedimiento invade la privacidad y afecta a todas las partes involucradas en el parto.

El Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos teme que "Birth Night Live" (Noche de nacimiento en vivo, en español) "interrumpa el ambiente de calma" que el paciente necesita.

"Predecir el resultado de cualquier parto es difícil", dijo la organización, y la seguridad es "lo más importante".

"El programa tiene como intención celebrar el nacimiento", dijeron los encargados de Channel 5, que prometió retirar el equipo de filmación si había "la menor indicación" de que el bebé o la madre corrían algún peligro.

"Nosotros tomamos nuestra responsabilidad muy seriamente y no queremos interferir con los procedimientos normales, pero tampoco queremos esconder el hecho de que el parto es impredecible".

Los argumentos de los creadores del show no convencieron a Richard Warren, director del Colegio de Obstetras, quien señala que una mujer que da a luz "debe hacerlo en un ambiente en el que se sienta tranquila, en el que se sienta segura".

"Todos los hospitales hacen el mayor esfuerzo posible para que las mujeres no se vean afectadas por factores externos, y esto no será posible si en el momento del parto está presente un equipo de filmación", agregó.

El Colegio de Obstetras y Ginecólogos no es la única institución que está en desacuerdo con el show.

Un programa "irresponsable, innecesario y riesgoso"

Belinda Phipps, directora de la Organización sin Fines de Lucro para la Embarazada, dijo que "si bien mostrar un parto por televisión puede cumplir una función educativa, creemos que el programa es irresponsable, innecesario y excesivamente riesgoso".

Cabe aclarar, que ésta no es la primera vez que un "reality show" se convierten en motivo de polémica en el Reino Unido. El último "Gran Hermano" generó un intenso debate, también sobre el tema de salud física y emocional, cuando se vio que uno de los participantes sufría de síndrome de Tourette, una enfermedad que provoca en quien la padece movimientos y sonidos involuntarios, tales como tics o frases inapropiadas.

Pero más allá del debate, seguramente no faltarán mujeres embarazadas deseosas de participar en el programa así como espectadores, ansiosos por "participar" desde sus casas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba