Televisión "rosa" La reina de los corazones

Destronada por un tiempo, Belén Esteban ha recuperado su imagen dando un giro a su carrera

Belén Esteban realizó el sueño de muchas jóvenes seguidoras de famosos, pasar de fan a pareja sentimental, cuando enamoró al torero Jesulín de Ubrique. Vivieron años de turbulentas relaciones y al final el rechazo de la familia del torero gaditano pudo más que el amor.

Ha sido portada de todas las revistas del corazón y objetivo de las cámaras dondequiera que ha ido este verano del 2000. En plena vorágine de venta de exclusivas, inventó, engañó, fingió y falseó todo tipo de informaciones. En definitiva, hizo suyos todos los verbos en lo que se dijo un afán por ganar dinero, pero que más bien era una guerra contra Ambiciones, finca en la que viven el torero y su familia en la provincia de Cádiz, y en la que ella ha afirmado haber vivido la peor época de su vida.

Se arrepintió públicamente cuando se confirmó que sus declaraciones eran simples mentiras: el reloj de oro, el novio árabe, el chalet de Marbella... Lloró y pidió disculpas a los profesionales del medio por haberles hecho, básicamente, perder el tiempo con noticias falsas.

Parece que el medio, si no los periodistas, sí se ha reconciliado con ella. No en vano es colaboradora del programa de Antena 3 Como la vida, donde comenzó comentando los avatares diarios de los concursantes de El Bus. Debido a la buena acogida del público, parece que Belén Esteban se quedará en Antena 3 por un tiempo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba