Tolerancia cero La reportera que plantó cara en directo a comentarios machistas

La reportera que plantó cara en directo a comentarios machistas
La reportera que plantó cara en directo a comentarios machistas

Una periodista canadiense decidió encararse a un aficionado tras escuchar una frase ofensiva sobre su persona. El hombre, defendiéndose, se reiteró sobre sus palabras delante de la cámara. No obstante, esta acción machista no tuvo un final feliz para él: fue despedido de su empleo

Ser reportera y mujer no es una combinación fácil. Tanto es así que las apelaciones y mensajes con tendencia sexual hacia éstas pueden llegar a ser constantes. No obstante, una periodista canadiense llamada Shauna Hunt decidió poner fin a estas llamadas de atención y encararse con los sujetos en cuestión, tal como recoge El Periódico.

Hunt trabaja para la cadena de televisión CityNews canadiense, un canal para el que cubre eventos deportivos cada fin de semana. Esto le lleva a tener que enfrentarse con comentarios ofensivos cada vez que sale a la calle, a realizar su trabajo, procedentes de una serie de hombres que aprovechan la exaltación de la cámara encendida para expresar una famosa frase en el país: "Fuck her right in the pussy".

El nivel de popularidad de la oración es tal que ya es conocida por sus siglas (FHRITP). Una habitualidad que ha llevado a trivializarla y a ser pronunciada de forma incesante por los aficionados. No obstante, uno de ellos, un ingeniero de una empresa de electricidad de Toronto, tal vez no vuelva a usarla: ha sido despedido de su trabajo; y Shauna Hunt tiene la clave.


"Oigo esto diez veces al día"

La periodista se encontraba retransmitiendo un evento futbolístico coincidiendo con el Día de la Madre en Norteamérica. Un día de trabajo común donde como habitúa escuchó diferentes comentarios ofensivos y machistas hacia su persona. Sin embargo, esta vez decidió decir basta, parar y encararse ante uno de estos espontáneos.

Hunt estaba entrevistando a unos aficionados del club de fútbol de Toronto cuando escuchó la famosa frase. La periodista hizo caso omiso pero la repetición de comentarios similares le obligaron a reaccionar. Shauna se dio la vuelta y se encaró con ellos. "¿Quieres humillarme? Estoy harta. Oigo esto cada día, diez veces al día. Es poco respetuoso y degradante", les dijo. "Es una frase bastante sustancial. No tiene nada que ver contigo", contestó el ingeniero. "Cuando te diriges a mi micrófono, hablas a mi cámara y te diriges a los espectadores de mi cadena de televisión, es poco respetuoso", subrayó ella.

Simoes, el ingeniero, continuó defendiendo su intervención: "Es jodidamente divertida". "La dice todo el mundo, todo el tiempo", proseguió éste. "¿Qué diría tu madre si te viera hablar así?", insistió Shaua. "Mi madre se moriría de la risa", añadió el aficionado.

La consecuencia: ser despedido de su empresa

Ante tales afirmaciones, Simoes, el ingeniero que trabajaba para la empresa eléctrica 'Hydro One', no sólo perdió la dignidad delante de las cámaras, sino también su empleo. Fue a través de Twitter donde la compañía confirmó que éste no volvería a su puesto de trabajo. Con una sencilla frase, "cualquier acoso o discriminación tendrá tolerancia cero", la compañía ponía fin a este hecho; y Simoes, aquel divertido aficionado frente a las cámaras, su empleo.

Así lo vivieron los protagonistas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba