Caso de la niña Aitana de Tenerife Un reportero de TV incitó a los abucheos al padrastro de Aitana

Insultos provocados en su detención

¿Recuerdan los gritos y abucheos que recibió el joven Diego Pastrana tras ser detenido injustamente acusado por la muerte de su hijastra, la niña Aitana de Tenerife?

"¡Sinvergüenza!, ¡bandido!, ¡no te da pena hacer eso a la niña!"... le espetaba una señora desde lejos mientras éste era conducido a dependencias policiales.

Pues bien, algunos de estos insultos no fueron espontáneos sino provocados por el reportero de televisión que grabó dichas imágenes de la detención y que, posteriormente, pudieron verse en los informativos de todas las cadenas.

Según desvelaron ayer los Telenotícies de la autonómica catalana TV3 y de la local Barcelona TV , así como hoy el diario Las Provincias, fue un periodista el que incitó a abuchear a Diego Pastrana.

En el vídeo -que ha sido hoy comentado en diversos programas de televisión- se escucha cómo alguien -el reportero- pide a una vecina que le ''diga algo''. Cuando el joven sale del coche, la mujer comienza a insultarle, después de preguntar: "¿Es éste?".

[VerteleVideo]

Al respecto de esta nueva "metedura de pata" de los medios de comunicación, el crítico de El Periódico Ferrán Monegal escribe hoy lo siguiente:

"Bochornoso papel el de la tele (la prensa y la radio también, pero ésta es una columna de tele) sobre este pobre joven de Tenerife que sin tener culpa de nada ha sido tratado y linchado, como si fuera el peor de los asesinos. Pero gracias a los TN de TV-3, y a los Infos y Les notícies de les 10 de BTV, hemos conocido la última canallada al respecto..."

"Estas dos cadenas han sido las únicas que han tenido la valentía de ofrecernos, de desvelarnos, el cafre documento sonoro de un reportero incitando a una señora a que gritase, a que insultase, a que abroncase, al joven tinerfeño para que la grabación que el cámara de TV estaba realizando tuviera un adecuado, un excitante, sonido ambiente."

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba