Con Carme Chaparro y Manuel Campo Vidal "Hay que resistir la tentación de abaratar costes en nuestra TDT"

Estas son algunas conclusiones del IV Foro de Tendencias televisivas

La industria de la televisión en España tiene "la oportunidad real" de mejorar la calidad gracias a la Televisión Digital Terrestre (TDT), que inicialmente se implantará en todo el territorio nacional en abril de 2010, según destacó hoy el director de la Fundación para la Investigación del Audiovisual (FIA), Joan Álvarez.

En su opinión, la TDT también conllevará "un desarrollo de la experimentación" así como "una apuesta por la innovación", según destacó con motivo de su intervención para exponer las principales conclusiones del IV Foro de Tendencias Televisivas, organizado por el Foro 50+3 en Madrid, con el respaldo de la FIA y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El director de la FIA también recomendó a las cadenas, los productores y los creadores que, ante la situación actual que atraviesa el sector audiovisual, deberían apostar por la creación de los formatos propios y la diversificación de las estrategias exportadoras, "en lugar de caer en la tentación de abaratar costes".

Aprovechar para impulsar un sistema "menos conservador"

Además, aconsejó a los agentes implicados "aprovechar los cambios para impulsar un nuevo sistema" que, según Álvarez, debería ser "menos conservador, ajustado a las posibilidades reales de la sociedad y atento a satisfacer a un espectador más exigente, dinámico y formado".

Por todo ello, abogó por "fijar con claridad el proceso de renovación normativa", por lo que estimó necesario "el diálogo" entre todas las partes interesadas, así como "un esfuerzo de coordinación" entre las distintas administraciones. En este sentido, se mostró a favor de la creación de una autoridad audiovisual para mediar en los conflictos que puedan surgir.

Cambios en las audiencias

El documento de conclusiones elaborado por el Foro 50+3 también destaca otros aspectos como los cambios de conductas y hábitos de las audiencias por lo que insta a las cadenas a conocer los gustos de los espectadores para "minimizar el riesgo que asumen las cadenas a la hora de diseñar las rejillas de los programas".

En este punto, la presentadora de los Informativos Telecinco Carme Chaparro, repasó los principales aspectos que definen los informativos que la cadena emite por TDT como el uso de un lenguaje directo hacia el espectador, "lejos de formalismos como dar las buenas noches" o la primacía de la imagen, entre otros.

LAS PRINCIPALES CONCLUSIONES

Entre las principales conclusiones del Foro de Tendencias Televisivas, se pueden señalar las siguientes:

-La industria de la televisión en España tiene una oportunidad real para mejorar la calidad, desarrollar la experimentación y hacer una apuesta por la innovación en el proceso de cambio, intenso y profundo, que vivimos en el camino hacia el encendido digital.

- La implantación de la TDT está contribuyendo poderosamente al cambio de hábitos y conductas de las audiencias. En este sentido, durante el último mes de julio la televisión digital tuvo ya más espectadores que la analógica al tiempo que sigue bajando la cuota de pantalla necesaria para llegar al liderazgo.

Los expertos reunidos destacaron también que el conocimiento de los gustos y hábitos de los espectadores es más relevante que nunca, y que para conseguirlo es necesario perfeccionar los métodos y las herramientas de medición de audiencia. Este mayor conocimiento de los espectadores permitiría minimizar el riesgo que asumen las cadenas a la hora de diseñar las rejillas de programas.

- La programación de la televisión está cambiando de paradigma. De la lucha por la cuota total de pantalla los criterios de los programadores se deslizan a la lucha por la franja horaria.

Las cadenas generalistas, tradicionalmente líderes en audiencia, podrían verse superadas en determinadas franjas horarias por canales temáticos o de nicho.

-Más que aprovechar la recesión económica o el crecimiento de la demanda para abaratar costes es recomendable que cadenas, productores, creadores y administraciones usen el gran potencial acumulado en la última década para reafirmar la apuesta por la creación de formatos propios y diversificar las estrategias exportadoras. Para la mayoría de los participantes, la TDT no debe suponer una degradación de los contenidos.

- Las profundas transformaciones que se están sucediendo no atañen únicamente a la producción y programación de los contenidos audiovisuales, sino que también afectan significativamente a la organización de las empresas y al perfil de los profesionales, obligados a adaptarse a las nuevas circunstancias y condiciones del sector en el entorno digital.

En este sentido, la creación de marca, la fusión de compañías y la especialización son estrategias bien valoradas por los expertos. 

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba