Sentencia No se retransmitirá la ejecución de un preso

Entertainment Network no podrá emitir en directo a través de la red la muerte de Timothy McVeigh. Pero sus abogados han anunciado que apelarán

Según el juez de distrito John Tinder, Entertainment Network no puede basarse en la primera enmienda –la que hace referencia a la libertad de prensa- para retransmitir por la Red la ejecución. Tras conocer la decisión judicial el presidente de la compañía, David Marshlack, ha señalado que recurrirán la sentencia en la corte de apelaciones.

Timothy McVeigh, un ex soldado de 32 años, recibirá una inyección letal el próximo 16 de mayo en el penal de Terre Haute, en el estado de Indiana, por el atentado con un camión bomba perpetrado en 1995 contra un edificio federal de Oklahoma City que causó la muerte de 168 personas y heridas a otras 500. En una carta publicada el pasado mes de febrero por el diario The Daily Oklahoma, Mc Veigh pidió que su muerte fuera retransmitida por televisión.

Entertainment Network había denunciado a la administración penal norteamericana y al fiscal General John Ashcroft, por impedirles retransmitir la ejecución. Según David Marshlak, esa noticia debía narrarse con imágenes. “El público tiene derecho a saber”, ha afirmado.

El juez Tinder ha coincidido con John Ashcroft en que la emisión de estas imágenes “podría degradar moralmente a los presos además de hacer más difícil el trabajo de los funcionarios, ya que podría haber una revuelta”.

“La primera enmienda es respetada por las autoridades penales de los EEUU desde el momento en el que a los medios de comunicación se les permite asistir a la ejecución”, añade la sentencia.

La ejecución se emitirá únicamente en Oklahoma City a través de un circuito cerrado ante unos 200 supervivientes del atentado y familiares de las víctimas que han pedido ver la muerte de Timothy McVeigh. La señal será encriptada para evitar que sea grabada.



Noticias relacionadas

-Una empresa planea retransmitir una ejecución en directo

Volver arriba