Informe Vertele El riesgo de cambiar de cadena

Presentadores, actrices y humoristas que perdieron bastante con el salto de una televisión a otra

Cuando María Teresa Campos, allá por el verano de 2004, anunció su fichaje por Antena 3 tras ocho años de éxito en Telecinco, el 80% del sector daba por sentado que la veterana periodista se llevaría a su público a la cadena de Planeta y que su marcha sería un duro golpe para la cadena que abandonaba. Sin embargo, un conocido directivo de Telecinco comentó por entonces: “Ojo, los cambios de emisora son muy peligrosos para los presentadores”.

No le faltaba razón a este ejecutivo, como vino a demostrar el posterior y decepcionante periplo de María Teresa Campos en Antena 3, así como el de tantos otros presentadores que deciden mudarse de cadena y no obtienen el éxito esperado. En muchas ocasiones, el cambio de emisora se puede presentar como un gran salto profesional o económico para un comunicador o actor, pero es importante saber que pasar de una pantalla a otra, sobre todo cuando el traslado se produce de la noche a la mañana, conlleva siempre un riesgo.

Por varios motivos. En primer lugar, porque por mucho que un presentador o actor crea que va a poder hacer el mismo formato en otra cadena, éste nunca podrá ser idéntico. Siempre habrá diferencias inevitables que tienen que ver con la nueva dirección, la nueva línea editorial, nuevo presupuesto, etc.

En segundo lugar, cuando un presentador o actor decide cambiar de cadena, también cambia de público objetivo. Tiene que asumir que ahora forma parte de una emisora diferente, con un target particular que, en ocasiones, puede ser hasta completamente opuesto al de su anterior casa.

Y en tercer lugar, un cambio de cadena siempre entraña un peligro porque el público de televisión es caprichoso e imprevisible. Así como la audiencia suele rechazar aquello que percibe como copia -incluso cuando la secuela supera al original-, a veces también ha demostrado mostrarse escéptico con los saltos de rostros de una televisión a otra. De la misma manera que en ocasiones no resulta creíble que un actor pase de una serie de televisión a otra de la noche a la mañana, con los presentadores a veces puede ocurrir lo mismo.

Con todo esto, no se pretende desanimar a los presentadores o actores a que cambien de cadena cuando el reto lo merece, porque es cierto que hay excepciones que hacen que valga la pena arriesgarse. Pero también es importante que los presentadores no dejen que su ego les impida infravalorar el vehículo que les ha transportado a una trayectoria de éxito antes de decidirse a cambiar de carril.

CARLOS LATRE: Cambio fatal de Telecinco a Cuatro

El imitador más célebre del país saltó a la fama de la mano de Javier Sardá en las exitosas “Crónicas Marcianas”. Posteriormente, protagonizó varios especiales de humor para la cadena de Fuencarral, “Latrelevisión”, que también contaron con el respaldo del público.

Tras la despedida del programa de Gestmusic, en junio de 2005, fichó a finales de ese año por Cuatro, la nueva cadena generalista en abierto de Sogecable. Su primer trabajo fue para el show deportivo “Maracaná 06”, un programa gafado desde el principio tras la espantada a última hora del ex futbolista y presentador Michael Robinson.

En “Maracaná”, Latre imitaba a todo tipo de famosos, sobre todo relacionados con el mundo del deporte rey. El programa presentado por Paco González, que se emitía en el prime time de los lunes, aguantó sólo una temporada y, en ésta, fue retirado a los dos meses por su baja audiencia.

Poco después, Latre se embarcó en su primera aventura de ficción, la sitcom “El mundo de Chema”. Producida y protagonizada por él mismo, tampoco contó con el apoyo de la audiencia y mucho menos de la crítica. Al poco de estrenarse, fue desplazada de los lunes a los sábados hasta que agotó, también con escasa fortuna, sus trece capítulos correspondientes.

En los últimos meses, sus apariciones televisivas han sido esporádicas y siempre como invitado en programas como “Vaya semanita” (ETB-2) o el nuevo concurso de Nuria Roca, “Gran Slam” (Cuatro). Con todo ello, se desconoce qué proyecto acomete Carlos Latre en estos momentos.

ALICIA SENOVILLA: De presentadora eficaz en Antena 3 a presentar un discreto magacín vespertino en Canal Sur

Senovilla, asociada durante la mayor parte de su carrera a Antena 3, ha emprendido esta temporada una nueva aventura profesional en Canal Sur. Pese a que su penúltimo trabajo para la cadena de Planeta, el magacín de tarde “La buena onda”, no cuajó y fue retirado por baja audiencia, la presentadora madrileña sí consiguió triunfar poco después con “La hora de la verdad”.

El programa que sometía a la prueba del polígrafo a personas anónimas se ha revelado como modelo para la tendencia actual de los programas de corazón con este artilugio. De hecho, aunque Senovilla ya no está en Antena 3, la cadena sigue confiando en este formato del que ya se han grabado nuevas entregas y podría volver, y que en su última etapa ya cambió de rostro con el valenciano José Ángel Ponsoda.

Ya en Canal Sur, Alicia Senovilla, que actualmente conduce junto a Ismael Beiro y Antonia Moreno el magacín diario “La buena gente” en Canal Sur, no ha conseguido repetir el éxito de otros presentadores como Juan y Medio o Agustín Bravo en las tardes andaluzas. Su programa vespertino diario cosecha una audiencia media del 15.7% de cuota, casi 1 punto por debajo de la media de Canal Sur en este curso.

JULIA OTERO: De liderar las tardes en TV3 a pinchar en el prime time de TVE
La periodista catalana ha vuelto en este curso a la cadena que más éxitos le ha dado a lo largo de su carrera, la autonómica catalana TV3, esta vez con un exitoso talk show protagonizado por niños, “No em ratllis!, versión del formato de la BBC “Waht kids really think”.

Hace dos temporadas, Julia Otero volvía a la televisión nacional de la mano de TVE con el programa de entrevistas y humor “Las cerezas”, donde consiguió reunir en un mismo plató a importantes y diametralmente opuestos personajes del mundo de la política, el deporte, la cultura y el espectáculo.

Sin embargo, el público no acompañó a Julia Otero en esta arriesgada aventura que se quedó en tan sólo una temporada (con una audiencia media del 15.7% de cuota). Además, el espacio que producía ella misma a través de su compañía Somos.som recibió fuertes críticas de los sindicatos de TVE por el supuesto alto coste económico que tenía para la cadena pública.

Antes de ello, la radiofónica Julia Otero había presentado con éxito durante varias temporadas el magacín vesertino de TV3, “La columna”.

ANA OBREGÓN: De arrasar con “Ana y los 7” en TVE a fracasar con “Ellas y el sexo débil” en Antena 3

En su nueva serie de ficción, la polifacética Ana Obregón no sólo cambió de cadena -de TVE a Antena 3-, sino también de productora -de Star Line a BocaBoca- y de público al que pretendía dirigirse –de niños y tercera edad a un público más adulto-.

Error absoluto de la actriz y presentadora al intentar cambiar tantas cosas de una serie a otra. Con todo, pasó del 40% de cuota de pantalla de “Ana y los 7” al exiguo 6% de share que obtuvo la fugaz “Ellas y el sexo débil”.

LOLES LEÓN: De barrer con “Aquí no hay quien viva” en Antena 3 a tropezar con “Fuera de control” en TVE

Protagonizó el camino inverso a Ana Obregón, es decir, pasó de ser uno de los personajes más populares de la exitosa comedia coral “Aquí no hay quien viva” (Antena 3) a tropezar con su personaje protagonista en la serie sobre el mundo de la televisión, “Fuera de control” (TVE).

Loles León cometió un error similar al de Ana Obregón al pensar que los rostros de una serie están por encima de sus guiones. La actriz catalana desertó de “Aquí no hay quien viva” tras serle denegada una mejora salarial -merecida o no- y aquello le generó cierta mala imagen no sólo en el gremio sino también ante los medios.

Al igual que Obregón, León cambió con su nueva serie de cadena -de Antena 3 a TVE- y de productora –de Miramón Mendi a Globomedia- pero no funcionó. En este curso, la actriz ha vuelto a Antena 3 de la mano de la discreta “Manolo y Benito”, donde interpreta un papel mucho menor que los dos anteriores.

SILVIA JATO: De rostro fijo de Antena 3 a rescindir su contrato con Telecinco

La presentadora gallega fichó en enero del 2005 por la cadena de Fuencarral, después de más 10 años en la emisora de San Sebastián de los Reyes, y esta semana ha rescindido su contrato tras una corta experiencia que ella misma ha calificado de “muy perjudicial”.

Durante el último año, Jato ha atravesado por su momento más bajo desde el punto el punto de vista profesional, máxime cuando ha pasado de conducir durante años el longevo “Pasapalabra” o programas revelación como “Los más…” en Antena 3, a tan sólo una gala de Miss y Míster España y una sustitución veraniega de Jesús Vázquez en “¡Allá tú!” (que coincidió además con una ligera pérdida de espectadores por parte del exitoso concurso de las cajas).
La suerte tampoco ha acompañado a la presentadora gallega en su periplo en Telecinco, después de que la que podía haber sido su primera aventura regular dentro de la cadena de Fuencarral, la versión española del concurso italiano “Il Malopo”, fuera cancelada antes incluso de ver la luz. 

MARÍA TERESA CAMPOS:De reina de las mañanas en Telecinco a no repetir el éxito en Antena 3

Aunque el caso de Mª Teresa queda ya algo lejano -su cambio de cadena se produjo en septiembre de 2004-, éste fue sin duda el gran paradigma de lo que puede cambiar la vida de un presentador el traslado de un canal a otro.

La veterana comunicadora andaluza, historia viva de nuestra televisión, ha sido junto a Javier Sardá uno de los iconos televisivos de finales de los 90 y principios de 2000, donde ambos ejercieron un dominio absoluto de audiencias en su respectivas franjas (mañana y late night).

Después de ocho años consecutivos reinando en Telecinco con su magacín “Día a día”, Mª Teresa Campos no llegó a un acuerdo para su renovación por la cadena de Fuencarral y decidió emprender una nueva aventura en su principal competidora, Antena 3, con el magacín “Cada día”. Pese a comenzar de forma aceptable durante el otoño de 2005, la llegada de Ana Rosa Quintana a Telecinco en enero de 2005 supuso el comienzo de su declive.

Así, la veterana periodista pasó de ser líder de las mañanas a tercera opción por detrás incluso de Inés Ballester en TVE-1. En la siguiente temporada, la 2005-06, introdujo varios cambios en su programa -pasó a llamarse “Lo que inTeresa”- que no surtieron el efecto esperado, provocando la retirada del mismo en abril del año pasado.

Desde entonces, Mª Teresa Campos ha estado alejada de los medios pese a tener contrato en vigor con Antena 3, que vence el próximo junio. Desde hace unos meses, prepara con Europroducciones un nuevo programa de entrevistas para la cadena de Planeta del que se desconoce si verá finalmente la luz. Además, hace una semanas, se especuló con un posible interés de la autonómica andaluza Canal Sur por ficharla. 

MONSERRAT DOMÍNGUEZ: De triunfar en las mañanas de Telecinco a tropezar en Antena 3

Monserrat Domíguez vivió un caso similar al de Mª Teresa Campos puesto que se cambiaron de la cadena de Fuencarral a la de San Sebastián de los Reyes al mismo tiempo (septiembre de 2004).

En su etapa en Telecinco, la reconocida periodista había logrado con su tertulia política matinal “La mirada crítica” romper la histórica hegemonía de “Los Desayunos de TVE”. Con su fichaje por la cadena rival, tenía la difícil misión de levantar una franja maldita de Antena 3 que, de hecho, lo sigue siendo a día de hoy.

Domínguez no pudo nunca asentar su “Ruedo Ibérico” como tampoco lo consiguieron sus predecesores en este reto (Pedro Piqueras, Javier González Ferrari…). En su favor, hay que decir que también ha dirigido “Las noticias de la mañana” en la banda despertador con notable rendimiento.

Desde el pasado enero, el espacio donde Monserrat Domíguez daba la cara ha sido sustituido por el nuevo “Espejo público” de Susanna Griso, que sí ha mejorado ligeramente esta banda horaria, mientras la periodista se encarga actualmente de elaborar especiales informativos para la cadena como el emitido este pasado jueves sobre el macrojuicio del 11-M.

JESUS QUINTERO, LOS MORANCOS, TRICICLE, ÓSCAR TEROL... De cabeza de ratón a cola de león

De arrasar en sus respectivas televisiones autonómicas a pasar sin pena ni gloria por las nacionales. Jesús Quintero, Los Morancos y Óscar Terol son sólo algunos ejemplos de fenómenos televisivos en determinadas comunidades que no han conseguido trasladar ese éxito a nivel nacional. Pese a ello, su salto a la TV nacional les ha proporcionado mayor notoriedad y siempre un mayor número de espectadores que sus comunidades al dirigirse a todo el país.

Quintero, tras arrasar en Andalucía durante años y ser una de los nombres de mayor prestigio en esta región, regresó a TVE en la pasada temporada. En la cadena pública, donde mantiene su inconfundible estilo de hacer entrevistas, el veterano comunicador ha rendido de forma discreta tanto con su primer “El loco de la colina” como con su actual “La noche de Quintero” (ambos con medias en torno al 15% de share)

Lejos quedan ya para Quintero los datos en torno al 30% de cuota que cosechaba en Canal Sur con sus célebres “Ratones coloraos”, uno de los espacios que más horas ocupaba en los zappings nacionales gracias a personajes como los recordados “Risitas” y el cuñao.

En cuanto a Los Morancos, caso parecido al de Quintero puesto que en la televisión andaluza no se bajaban del 30% de cuota mientras que en su regreso a la TV nacional, en enero de 2005, tropezaron en Telecinco y actualmente cosechan discretos registros en la noche de los viernes de TVE (15% en su última emisión).

Recordar que la cadena de Fuencarral también fichó sin acierto en el verano de 2004 a Tricicle, el aplaudido y veterano trío cómico catalán que no cuajó primero con su “Dinamita” ni, en este pasado verano, con sus “Teletipos”.

Otro caso similar es el del cómico Óscar Terol, que hace unas temporadas triunfó en la televisión vasca ETB-2 con el espacio de humor “Vaya semanita”, pero que emprendió sin éxito una nueva aventura con algunos actores y guionistas del programa y bajo la producción de Arguiñano en el fallido “Made in China” (otoño de 206). Desde la pasada temporada, fichó por laSexta donde condujo “Un país de chiste” (retirado por baja audiencia) y, actualmente, como colaborador del magacín matinal de Antxi Olano, “Sabor de hogar” (escuetos registros en torno al 1% de share).

Por su parte, Antena 3 intentó trasladar el éxito que tenían en Catalunya las parodias políticas del equipo del programa “Minoría absoluta”, con Toni Soler, Queco Novel y Manel Lucas al frente. Sin embargo, la versión nacional denominada “Mire usté” no corrió la misma suerte.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba