Confidencial Una casa rural para los habitantes de "Gran Hermano III"

La productora del reality show, Zeppelin, cambia el confortable chalet con piscina de las dos ediciones anteriores por una finca campestre donde los concursantes tendrán que ejercer de improvisados granjeros

La revolución ha llegado a la tercera edición de Gran hermano. Tras el fichaje estrella de Pepe Navarro para presentar el programa especial de cada semana, ahora Zeppelin le da una nueva vuelta de tuerca al concurso cambiando el habitual chalet acomodado, donde los participantes convivían durante tres meses, por una casa rural al más puro estilo granja-escuela.

De esta manera, los 12 nuevos concursantes del popular reality show ya no dispondrán de una refrescante piscina o una útil vitrocerámica, sino que tendrán que acometer las labores propias de campesinos que cocinan comida casera, utilizan fuego de leña, cultivan verduras, labran su huerto, crían animales, ordeñan vacas, etc.

Los responsables de Gran Hermano intentan de esta forma darle al programa el cariz "positivo" y de "trabajo continuo" instaurado en los shows de realidad por la Academia de Operación triunfo. Con la introducción de esta nueva dinámica, GH parece haberse inspirado en el reality show de origen sueco The Farm -(La granja)-, que ya ha sido exportado con éxito a otros países.

Además de la dosis de morbo implícita en el concurso, resultará interesante comprobrar cómo, a partir de este próximo 7 de abril, se desenvuelven los nuevos "hermanos" en tareas y facetas que probablemente les son bastante ajenas. Toda una incógnita.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba