La Selva de los famosos "No saben dónde se meten"

El cambio del Caribe por el Amazonas brasileño, con condiciones de vida mucho más duras, es es una de las novedades de "La Selva de los famosos", que arranca el 14 de enero en Antena 3. "Estamos acojonaos", dicen los 16 aventureros, que también lucharán por una causa benéfica. Las pirañas y la malaria, lo que más les asusta

Antena 3 presentó ayer a los 16 concursantes, los mismos ya adelantados por Vertele hace unas semanas. Pocas horas después tomaron un avión rumbo a Manaus (Brasil) para participar en La Selva de los famoS.O.S., la tercera edición de la versión V.I.P. de Supervivientes que arranca el 14 de enero como una de las principales apuestas de la temporada en la cadena de Planeta.

El cambio de escenario, del Caribe al Amazonas, es la principal novedad que presenta esta tercera edición con respecto a las dos anteriores. En el corazón de la selva también hay ríos y playas, pero el clima, fauna y flora son totalmente distintos a los de la República Dominicana, con un entorno mucho más hostil y plagado de amenazas que añadirán dificultad a la supervivencia. “Hay mucha más comida que en el Caribe... pero es mucho más complicado conseguirla”, advirtió Andrés Varela, director de entretenimiento de Globomedia, quien adelantó que el cambio de enclave “va a ser muy impactante, ahora todos se ríen, pero se van a enterar cuando lleguen”. Y es que los 16 nuevos Robinsones no pararon de reír y gastar bromas durante la presentación –sobre todo Bigote Arrocet y José Manuel Soto- . Y a pesar de que todos dicen estar “acojonaos” por lo que les espera, los responsables del programa insisten en “que no saben dónde se meten y no lo sabrán hasta que lleguen”.

“No tienen conciencia de dónde van, éste es un concurso de supervivencia pura y dura que poco a poco irán percibiendo en sus carnes... o lo que les quede de ellas...”, advirtió entre bromas Patxi Alonso, el director de plató. En el Amazonas no se encontrarán con menos problemas para subsistir de los que tuvieron en su día en el paraje caribeño Daniela Cardone o Felipe López, los dos ganadores de La Isla 1 y La Isla 2 respectivamente. Se trata de una zona indígena muy cercana a Manaus, capital de la Amazonia brasileña, donde el clima es tropical, muy lluvioso y con un calor pegajoso (temperatura media de 31ºC) insoportable. Un lugar en el que habitan pirañas, anguilas eléctricas, rayas venenosas, caimanes, anacondas y murciélagos vampiros, entre otros animales “exóticos”.

Famosos conocidos por su trabajo

Patxi Alonso quiso recalcar que otra de las novedades de este año está en el casting de los concursantes: “Hemos querido abrir el abanico de perfiles de concursantes, ya que lo demandaba el público”. Antena 3 ha elegido a propósito a famosos que no lo sean por su presencia habitual en la prensa rosa sino por sus méritos profesionales, aunque para recordar los de algunos de ellos haya que remontarse a tiempos algo lejanos. Desde deportistas de élite retirados que buscan apuntarse una “última medalla” (la esquiadora Blanca Fernández Ochoa, el ciclista Peio Ruiz Cabestany o el jugador de waterpolo Miky Oca); pasando por presentadores de televisión con currículo pero rostro y nombre desconocidos para el gran público (Elsa Olsen y Luis Lorenzo), cantantes que no encabezan desde hace tiempo la lista Afyve (José Manuel Soto, Alberto Comesaña y Silvia Pantoja); actrices (Silvia Tortosa, Laura Manzanedo); misses (la española Eugenia Santana y la venezolana Veruzka Ramírez), una cantante de copla polifacética (Charo Reina), un torero (José Antonio Canales Rivera); un humorista (Bigote Arrocet) y un empresario argentino conocido por ser el ex de Lolita (Guillermo Furiase). Aunque entre ellos hay mucha camaradería, todavía no se conocen demasiado personalmente ya que tienen prohibido reunirse antes del concurso, “algo que han cumplido a rajatabla”, comentó Guillermo Furiase.

Paula Vázquez y un equipo técnico de más de 100 personas ya están en el Amazonas poniendo todo a punto para el comienzo del concurso. Los que estaban deseando ver la caída de Charo Reina al agua desde el helicóptero se van a quedar con las ganas. Este año la llegada de los concursantes a la selva es una sorpresa que los responsables no quieren desvelar hasta el último momento –todavía no lo saben ni los propios famosos-, aunque no será desde el tradicional helicóptero debido, entre otras cosas, a las temidas pirañas, una de las especies más comunes en la zona que, junto con la malaria, es lo que más asusta a la mayoría de concursantes. Otra posible “tortura” que temen es la del candidu, “un pez que se mete en el culillo”, según Silvia Pantoja, que promete ser la pesadilla de los famosos como lo fue el jejen en las dos primeras ediciones (aunque en ésta tampoco faltará).

Lucharán por una buena causa

La motivación que les ha llevado a embarcarse en esta aventura es la misma que en ediciones anteriores: una combinación de reto personal, compensación económica y revalorización de su imagen, aunque esto último es la que más les cuesta reconocer a todos ellos. Para Charo, una de las razones que la han animado a participar es “perder kilos, quitarme todos los mantecados de las Navidades”. Para Veruzka, “es un reto saber qué fortaleza tenemos en situaciones extremas”, opinión que comparte Rivera Canales.

Pero Globomedia y Antena 3 han querido añadir una nueva motivación en esta tercera edición: contribuir a una buena causa. “Casi todos los famosos que han participado en ediciones anteriores han quedado muy satisfechos con su participación y les ha parecido una experiencia muy enriquecedora, pero en este caso hay un nuevo ingrediente, ya que va a haber una causa benéfica por la que van a luchar todos; será una cosa pequeña que irá creciendo a lo largo del programa”, avanzó Andrés Varela, aunque no quiso dar más detalles “porque queremos que sea una sorpresa”.

La versión española de “Survivor VIP”

El director de Globomedia recordó a Vertele que tanto La isla como La selva de los famosos es la versión española del formato Survivor VIP, de la productora británica Castaway, anterior al también conocido I am a celebrity, get me out of here, emitido con éxito en Gran Bretaña y Estados Unidos. “I am a celebrity fue una copia de Survivor, sólo que con famosos; en el que nosotros nos basamos, Survivor VIP, era originalmente un concurso de supervivencia con famosos en el que todo lo recaudado en llamadas iba a parar a una causa benéfica; en un principio La Isla de los Famosos iba a ser así también pero después sufrió unas transformaciones y no pudo ser, aunque ahora estamos regresando al formato más original”. Varela añadió que en Italia acaba de emitirse una versión local de Survivor VIP con mucho éxito de audiencia, también producido por Globomedia en colaboración con Magnolia. La compañía de Emilio Aragón también ha participado en la producción del formato en Panamá. “Ahora se va a hacer en Francia, probablemente en Rusia, y pronto en Sudamérica a través de nuestra filial Promofilm”.

Nuria Roca repite como presentadora de plató, donde al igual que el año pasado tendrá que “lidiar” con un nutrido grupo de colaboradores cuyos nombres no quisieron desvelar todavía los responsables del programa. Para la presentadora, La isla de los famosos es más "blanco" que otros reality shows que se han hecho en España porque “la supervivencia es la base del programa, aunque luego la convivencia tenga las cosas que tiene, conflictos, amores, desamores, riñas.., pero la base es la convivencia, la aventura y las situaciones extremas que van a vivir; si no haríamos una isla aquí al lado, y no es así; se busca la aventura y por eso el programa se va al Amazonas, con toda la infraestructura que eso supone para el equipo técnico, que es algo espectacular, habría que hacer un programa único para ver toda la que se monta alrededor”.

30 millones para el ganador

El programa mantiene a los dos directores de las ediciones anteriores (Patxi Alonso en plató y Joaquín Zamora en la selva). También habrá dos emisiones semanales en prime time (miércoles y domingo) con nominaciones y expulsiones, más resúmenes diarios presentados por Paula Vázquez. La aventura durará 45 días con mecánica similar a la del año pasado, separación en dos equipos y reunificación al final. Según los responsables del programa, el premio será el mismo de la anterior edición, “aunque sufrirá alguna modificación ya que estará ligado a la causa benéfica”. El caché está en 3 millones de las antiguas pesetas para el primer eliminado, 15 millones para cada uno de los 3 finalistas y 30 millones (180.000 euros) para el ganador –asistencia a las galas semanales incluida-.

En cuanto a las expectativas de audiencia con las que parte esta tercera edición, Paco Díaz Ujados declaró que, como mínimo, esperan mantener los registros de las dos anteriores, en torno al 22%.

Todos están: “acojonaos”

Casi todos los concursantes repetían la misma palabra al preguntárseles si les asusta la aventura: “Estamos acojonaos, creo que se nos nota en la cara, aunque también tenemos mucha ilusión”, dijo Luis Lorenzo. Charo Reina, que a partir de ahora quiere que la llamen “Charohontas”, también confesó estar muy asustada, “sobre todo por la fauna, vamos con mucho respeto”. Un temor que comparte Bigote Arrocet: “Hay dos directores porque el año pasado se comieron a uno en la isla”. Silvia Tortosa espera que los compañeros, “que van a ser como mis hijos en la selva, me cuiden mucho y me protejan de los caimanes”. Eugenia Santana dice tener “mucha ilusión, va a ser una oportunidad perfecta para conocernos y a ver si hay suerte y volvemos vivos”. Para Silvia Pantoja, la mayor amenaza está en la convivencia: “Como dice Bigote, hay más peligro entre nosotros que con los bichos”. Guillermo Furiase no duda de que “esta edición va a ser muy difícil, aunque ahora nos lo tomemos a cachondeo, ésta va a ser la gran selva”. Para Luis Lorenzo la selva es “el tópico de la supervivencia, sólo pensar que hay 12 horas diarias sin luz ya te dice lo duro que va a ser”.

Los objetos que se llevan a la selva

El programa sólo permite a cada famoso llevar a la isla dos objetos: uno personal y uno práctico. Luis Lorenzo ha escogido unas “medallas que ya me salvaron la vida una vez” y una red de pesca; Veruzka ha optado por un paraguas “porque allí llueve mucho” y fotos; Laura Manzanedo, una tela impermeable y agujas de punto; Alberto Comesaña: una libreta con bolígrafo, y un martillo con puntas; Miky Oca, un balón de waterpolo firmado por sus compañeros de equipo y guantes; Charo Reina, una camiseta del equipo de rugby de sus hijos con fotografías y botas de pescar; Bigote Arrocet, una pecera con una piraña “para que le diga a las otras que nos dejen tranquilos y una foto de mi suegra para hacer vudú”; Silvia Tortosa, un gorila de peluche y trampas para cazar; Elsa Olsen, una colchoneta y hinchable y guantes; Eugenia Santana, pinzas de depilar (“supongo que las mujeres me entienden”) y la bandera de su tierra, Canarias, con fotos; José Manuel Soto, unos guantes y una guitarra; Blanca Fernández Ochoa, una tumbona plegable y “una bolsa con un cordón lleno de notitas para levantar el ánimo”; Guillermo Furiase, una almohada con las fotos de sus hijos y un tirachinas “que me han prohibido”; José Antonio Rivera Canales, un utensilio de pesca y un capote de agua; Peio Ruiz Cabestany, un cuaderno con bolígrafo y una bicicleta; Silvia Pantoja, un libro y una manta.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba