Entrevista al director "La sección de Quequé es la que tiene más audiencia de Noche Hache"

Eduardo Arroyo, director del late show de Cuatro

Es, junto a “House” y “Cuarto Milenio”, el programa revelación de Cuatro desde el nacimiento de la cadena el pasado noviembre. Por méritos propios y a pesar de su corta trayectoria, “Noche H” ha conseguido esta temporada hacerse un hueco en la competida franja del late night.

Eduardo Arroyo, director del programa y de éxitos como "Caiga quien Caiga" en su primera etapa en Telecinco, desvela a Vertele algunos de los secretos de “Noche Hache” así como los planes de futuro del espacio de Globomedia que conduce la expresiva y mordaz Eva H.

Inmejorable esta primera temporada de “Noche Hache”. A este paso, van camino de emular el éxito de su referente norteamericano, el “The daily show” de Jon Stewart...

Imagínate. La verdad es que cuando hay buena audiencia la gente está más animada y se trabaja más cómodo, y eso repercute directamente en que el público pueda ver el programa que queremos hacer. Cuando ocurre lo contrario, empiezan a llegar consejos de las altas esferas, cunde un poco el desánimo y el producto se te puede llegar a hundir.

Pero, teniendo en cuenta que arrancaban en una cadena con apenas audiencia, ¿esperaban unos resultados tan satisfactorios?

Esperaba que el proyecto cuajara porque llevábamos bastante tiempo trabajando en él. Además, teníamos plena confianza después de ver lo que ha logrado en Estados Unidos un formato de estas características y que es nuestro modelo a seguir. De todas formas, ha sido una suerte empezar en Cuatro ya que éste no es un programa para audiencias masivas. No podemos competir con monstruos como “Gran Hermano” o “¡Mira quién baila!”, por eso estamos encantados de estar en esta cadena.

Cuando se empezó a gestar el programa, ¿tenían claro que Eva H sería su conductora?

Se hicieron varios castings tanto para presentadores como para colaboradores pero Eva ya tenía bastantes papeletas. La dirección de Globomedia y Cuatro apostaban por ella y el tiempo les ha dado la razón. Además, “Noche Hache” se quería vender en cierta manera como el primer late show que presentaba una mujer en solitario, aunque en aquel momento coincidiéramos con el "Plan C" de Carolina Ferre en Telecinco.

Tras el éxito de “Noche Hache” han surgido rumores de que La Sexta podría acabar llevándose el programa, dado que éste lo produce Globomedia, principal accionista de la nueva cadena. ¿Han renovado ya con Cuatro para la próxima temporada?

Son sospechas muy lógicas dado que Globo tiene una importante participación en La Sexta y eso puede llevar a pensar que acabaremos allí. Sin embargo, son sólo sospechas porque me consta que entre la dirección de Cuatro y la productora se está negociando ya la renovación. Las cosas están cerrándose y son sólo cuestiones económicas... ¡Vamos!, que pongo mi mano en el fuego porque la próxima temporada seguimos en esta casa.

¿Descansarán los próximos meses o se hará una versión veraniega de "Noche Hache"?

Descansamos seguro. Se están ultimando las fechas aunque la idea es acabar a mediados de julio y regresar en septiembre. Lo de hacer una versión veraniega, como en su día hicimos con “El Informal”, no me lo han ofrecido y espero que no lo hagan.

¿Tienen ya en mente las novedades o cambios que tendrá el programa en el nuevo curso?

Habrá cosas nuevas, como siempre que empiezas una temporada, pero mantendremos el formato sólido para que los fieles no se sientan defraudados. De todas formas, habrá algunas novedades con la idea de intentar captar más público y terminar de consolidar el programa. Se barajan varias nuevas posibilidades así como la incorporación de algún nuevo colaborador, aunque siempre hay que estudiar las cosas que ya funcionan y potenciarlas.

Hablando de lo que funciona, ¿cuál es la sección o colaborador del programa que tiene mejor respuesta del público, con más “picos de audiencia”?

“La guerra de los medios” que presenta Quequé es la que tiene más audiencia. Funciona muy bien incluso algunos días en los que no hay publicidad en las otras cadenas. Creemos que es así porque es una sección que se moja bastante y hay mucha tela que cortar.

Pero la mayoría de programas colocan a sus colaboradores/secciones más fuertes al principio para intentar quedarse con la audiencia, mientras que en “Noche Hache” es Ricardo Castella el primero siempre en aparecer...

Sí, pero en nuestro caso es por una cuestión editorial más que por audiencia. Intentamos siempre que la estructura del programa responda a la de un periódico. Es decir, primero la sección de Nacional, después Internacional, por último Espectáculos y a Quequé le metemos por ahí en medio. Además, tampoco nos interesa abrir el programa con la sección de más éxito sino con la noticia nacional del día, y el trabajo de Ricardo es peliagudo porque, junto con el monólogo de inicio, ambos tienen que levantar un 2% de share con el que solemos empezar y llegar hasta un 7%.

Hablando de la sección de política, las mayores críticas que recibe “Noche Hache” hablan de que el programa tiene una tendencia pro PSOE ¿qué opina de ello?

Las críticas que te llueven es por trabajar donde trabajas: Cuatro, Sogecable, SER, El País... Lo mismo ocurre con Los Guiñoles, pero en nuestro ánimo no está el ir a por la Oposición sino intentar dar a un lado y a otro. Entiendo las críticas por venir de donde vienen, pero es que con el juego que nos da la COPE... De todas formas, en “La guerra de los medios” también intentamos tirar por otros lados como editoriales de periódicos o cuestiones de corazón o sociedad. Por ejemplo, lo que ha ocurrido recientemente con la cobertura de la muerte de Rocío Jurado, creo que es lo único de lo que Jiménez Losantos no ha culpado al Gobierno.

Una cosa que ha conseguido “Noche Hache” es llevar a la clase política a televisión, ya que con cierta frecuencia cuentan en su plató con ministros, diputados... ¿Eso es porque otros como Buenafuente o Sardá no lo intentaron o porque sólo acceden a acudir a su programa?

No creo que seamos especiales, sino que otros como Buenafuente o en su día Sardá, aunque no tengan nada que ver el uno con el otro, a lo mejor no les ha interesado tanto la clase política como otros personajes del mundo del espectáculo. El espacio de Buenafuente está más concebido como show, con personajes que entran y salen durante el programa, y probablemente la presencia de un político te impide que le gastes una broma o le saques al Neng... Aunque ya he visto algunos políticos en Buenafuente esta temporada.

De todas formas, nuestras entrevistas son más sosegadas, no les obligamos a freír un huevo ni cosas de esas, y sólo les damos un poco de caña cuando sale a preguntarles Ricardo Castella. Además, los políticos son como son. Recuerdo en la etapa del “Caiga” les regalábamos cositas pero nadie se acercaba y, cuando uno aceptó, detrás vinieron todos. Es decir, si Pepe Blanco nos está viendo en su casa y ve a Martínez Pujalte en el programa, probablemente piense: ¡Cómo va a estar ése allí y yo no!. La verdad es que, aunque nos gustaría traer a Zapatero o Rajoy, algo casi imposible, los demás estás respondiendo bastante bien.

Otra de las secciones “santo y seña” del programa es la de “Versión original subtitulada”, una vuelta de tuerca a los célebres doblajes que en su día popularizó Florentino Fernández en “Esta noche cruzamos el Mississippi” y en “El Informal”.

Así es, parte del equipo que estuvo en “El Informal” trabaja ahora con nosotros. Decidimos crearla porque pensábamos que los doblajes podían estar ya muy vistos y, además, aprovechábamos así las imágenes de internacional que nos llegan para tratar la actualidad con humor. La verdad es que es una sección que oxigena bastante el programa y casi se ha convertido ya en mítica.

En este sentido, se observa que en “Noche Hache” hay un importante trabajo de guión. Al ser un programa casi diario, el equipo será numeroso...

Bastante. Si el programa dura sesenta minutos, hablamos de quince de entrevista y cuarenta y cinco de guión. Los guionistas se encargan de los monólogos, diálogos, las réplicas, también de montar las imágenes... Se trabaja como en la redacción de un periódico, según te van llegando las imágenes de agencias del Congreso de los Diputados, por ejemplo, donde alguno se ha pasado tres pueblos en su comparecencia de los lunes, pues con esos totales vas armando el guión. Supone un trabajo bastante duro por lo que necesitamos de un equipo de guionistas muy potente y numeroso.

Una cara casi desconocida como Eva Hache triunfa nada más llegar mientras que dos pesos pesados como Pepe Navarro y Alfonso Arús han vuelto sin éxito esta temporada, ¿cuál es su lectura?

Creo que se han juntado muchas cosas. Trabajar para un late night en TVE es ya un hándicap muy duro por cómo está la cadena. Si no tienes, como Telecinco, un reality o serie fuerte en prime time, empiezas ya muy bajo. Además, y como he leído, tienes bastantes limitaciones de contenidos al estar en una cadena pública.

A ello se une la poca paciencia que tienen y el mareo que producen los continuos cambios horarios. Arús no sabes si va los jueves, qué día emiten “Odiosas” o, por ejemplo, cuando he querido ver el programa que presentó Tonino, “Extra”, tuve que rastrearlo por la parrilla. Creo que cualquiera que se meta ahora a hacer un late night en La Primera lo lleva bastante chungo.

Es evidente que TVE no está en su mejor momento pero, ¿no le parece que la fórmula televisiva tanto de Navarro como de Arús tal vez no ha sido la acertada, el primero por no renovarse y el segundo por no parecerse a sí mismo?

Navarro ha hecho lo que sabía hacer y lo que le ha funcionado muy bien durante mucho tiempo, pero tal vez sin tener en cuenta que desde que dejó la tele hasta que ha vuelto a ella han pasado ocho o diez años, y en ese tránsito ha llovido mucho.

El problema de Arús es que ha mantenido el mismo formato que tenía a las siete de la tarde y lo ha trasladado a la noche. Es un programa que no se sabe muy bien a qué público va dirigido, ya que no se mete en los entresijos del corazón como en su día “Crónicas”, o hace un programa de humor puro y duro como “Buenafuente”, o un informativo satírico como “Noche Hache”... Creo que si Arús hubiese resucitado y actualizado la idea de “Al Ataque” y la hubiera manejado con la misma soltura que en el 94, estoy seguro podría haberle hecho frente a Andreu y hacernos daño a nosotros.

¿Y Buenafuente?, ¿le gusta?

Me gusta muchísimo y me merece todos los respetos. Me parece que tiene un mérito grandísimo. Hace un gran show en un plató maravilloso y se maneja con una soltura increíble.

Por último, y como director del primer “Caiga quien Caiga” que vimos hace años en Telecinco, ¿qué le parece ésta última etapa que produce la argentina Cuatro Cabezas?

Si te digo la verdad no lo he visto mucho porque, al principio, me sentaba fatal ver un programa al que tenía tanto apego en manos de otros, aunque fueran sus creadores originales. Era como ver a tu novia poniéndote los cuernos. De todas formas, hay algunas cosas que no reconozco del nuevo “Caiga” con relación al que hacíamos nosotros. Creo que tiene un tono más agresivo y a veces rebasa una fina línea que hay entre ser trasgresor o ser un poquito faltón. Por ejemplo, el colocar ciertos efectos, lacitos o deformar la cara a la gente no lo comparto.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba