Internacional El sexo agota a la audiencia en "Gran Hermano"

La quinta edición del "Big Brother" alemán pierde un millón de espectadores en una semana. El encierro durará un año en lugar de 3 meses

Dividir la casa en ricos y pobres, que los concursantes sean famosos, que tengan que cuidar de animales... Los responsables de las diferentes versiones de “Big Brother” en el mundo no dejan de idear nuevas variantes que añadir al formato para garantizar su supervivencia. En Alemania han apostado por estirar la duración del encierro, nada más y nada menos, que a un año.

La cadena privada RTL estrenó el pasado 1 de marzo la quinta edición del exitoso formato de Endemol. La convivencia en una casa de Colonia vigilada por cámaras durará 12 meses, 6 más de lo acostumbrado en las cuatro ediciones anteriores. El premio para el ganador, lógicamente, también se ha incrementado. El habitante que resista hasta el final, sin ser expulsado por la audiencia o abandonar voluntariamente, recibirá un millón de euros.

El “Big Brother” alemán ha incorporado también la variante “The Battle” a la edición de este año. Los nueve concursantes han sido divididos en tres grupos diferentes: uno vive en la zona "lujosa", otro en la zona "pobre", y un tercero en una zona "media". Al igual que en el “GH Vip” español, las pruebas semanales determinan quién vive en cada casa. Los de la zona “media” pueden aumentar su presupuesto semanal haciendo servicios para los “ricos”, pero los “pobres” ni siquiera tienen esa ventaja, ya que deben sobrevivir con alimentos básicos y tiene que sacrificar ellos mismos a los animales.

Un millón de espectadores perdidos en una semana

Sin embargo, ni el alto contenido sexual del programa ni la novedad de la lucha de clases han conseguido enganchar a la audiencia en sus dos primeras semanas de emisión. En sólo 7 días, el programa ha perdido un millón de espectadores de los 2.3 millones que asistieron al estreno.

Roberto Ontiveros, director de “Gran Hermano” en España, decía en una entrevista a Vertele que una de las claves para que “Gran Hermano” haya sobrevivido con buena salud a cinco ediciones en nuestro país es que nunca se ha mostrado sexo explícito. La experiencia en Alemania podría venir a corroborar esta tesis. La versión germana del reality show es conocida en el mundo por su alto contenido sexual. A lo largo de sus cuatro primeras ediciones ya han visto besos lésbicos, sexo explícito en la piscina..., con lo cual los productores del programa lo tenían muy difícil este año para lograr sorprender a la audiencia.

Y no es que los concursantes no estén haciendo todo lo posible por llamar la atención. A la segunda noche de entrar en la casa una de las participantes, Sandra, deleitó con un striptease a sus compañeros a los cuales acababa de conocer. Y no había pasado ni una semana cuando mantuvo relaciones sexuales con uno de los participantes, el playboy Sasha. La pareja incluso se planteó no usar protección porque deseaban concebir al primer “hijo de Gran Hermano”.

Invitaciones a famosos para que levanten la audiencia

Sin embargo, parece que tantas escenas de sexo, y sobre todo, tan tempranas, parecen haber “espantado” a la audiencia más que atraerla. En un intento desesperado por recuperarla, los productores de “Gran Hermano” han invitado a famosos para que visiten la casa y den un poco de “vida” a la convivencia, entre ellos una modelo y una pseudofamosa, Tatjana Gsell, acusada de asesinar a su marido (un cirujano plástico millonario), que fue liberada sin cargos. Su aparición estelar impulsó ligeramente la audiencia hasta 1.45 millones de espectadores, pero los cuatros días que duró su visita a la casa no han bastado para mantener el interés del público por el resto del programa.

Los productores han seguido lanzando invitaciones a personajes VIP del país, como el príncipe Federico de Anhalt –más conocido como el noveno marido de Zsa Zsa Gabor-, que rechazó la invitación.

Entre los habitantes de “Big Brother 5” en Alemania figura una modelo de Penthhouse, un stripper, un albañil y una cuidadora de ancianos. Están repartidos en las tres casas -separadas entre sí por un muro de metal-, en base a su clase social.

La cadena privada RTL II emite el programa en access prime time los 7 días de la semana.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba