Polémica RTVE Los sindicatos denuncian los supuestos beneficios millonarios que obtienen las productoras

Citan a Lina Morgan, que cobra 25 millones por capítulo de Academia de baile Gloria. Javier G. Ferrari anunció que pedirá auditorías

Según el contrato de la productora José Frade PC y TVE para la realización de Academia de baile Gloria, Lina Morgan cobra 25 millones de pesetas por capítulo, lo que en el total de la serie supone 325 millones. No es el único caso. Los Morancos tienen un sueldo de 13 millones por programa. En estos dos casos el CGI -Comité General de Intercentros- mezcla los cachés de los artistas con los beneficios de las productoras, que son conceptos completamente distintos.

Estos son algunos de los casos que, a modo de ejemplo, sirvieron al CGI de RTVE para exponer su denuncia, ayer en rueda de prensa, contra las supuestas ganancias que obtienen las productoras privadas por los trabajos que realizan para la cadena. Según este organismo representativo de los trabajadores, algunas productoras independientes están obteniendo importantes beneficios al aumentar “artificialmente” los costes en diferentes partidas presupuestarias.

El CGI se basa en un estudio comparativo que ha realizado parte del personal de TVE encargado del departamento de producción. Estos trabajadores han hecho una estimación de costes paralela de los programas que se contratan en el exterior y un desglose pormenorizado, partida por partida, utilizando los recursos propios de RTVE y sus criterios contables. Su conclusión es que ahorrarían entre el 40 y el 70 por ciento si lo hubieran producido ellos.


El CGI también subrayó que la producción propia -los programas realizados por TVE, excluyendo informativos, deportes e infantiles- ha caído, hasta representar el 8 por ciento de la parrilla. Porcentaje que TVE, en cambio, afirma que es del 60 por ciento.


Un caso extremo, aunque no analizado en el actual estudio, es el de José Luis Moreno, que factura a TVE por el público que acude a su Noche de fiesta, además de cobrar a cada persona invitada 2.500 pesetas por el viaje.



Javier González Ferrari pedirá auditorías


Poco después de la denuncia de los sindicatos, Javier González Ferrari, director general de RTVE, informó al Consejo de Administración del Ente que exigirá una auditoría de las cuentas de los programas que realizan para TVE las productoras privadas, además de un desglose detallado de los presupuestos y el puntual seguimiento de los mismos.


Las productoras estaban exentas de estos requisitos en el acuerdo que firmó el anterior director general, Pío Cabanillas, con la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España (FAPAE).


Ha causado estupor en el mundo de la producción independiente, la frivolidad del análisis de los sindicatos sobre sus presupuestos y la facilidad con que los contratos suscritos con RTVE, todos ellos con claúsulas de confidencialidad, circulan de mano en mano entre sindicalistas y, además, aparecen en los medios de comunicación.


En cualquier caso, lo que no reseña el estudio del Comité Intercentros es la realidad actual de TVE: una plantilla envejecida, poco motivada, mal pagada, que difícilmente puede afrontar los retos que requiere el duro mundo actual de la competencia televisiva.El estudio sindical no tiene en cuenta, además, los gastos internos de servicios y trabajadores de RTVE.


Se espera una fuerte reacción por parte de FAPAE y, en concreto, de ANEPA, las principales asociaciones de productores de España.


A su vez, el Consejo de RTVE ha iniciado contactos con los responsables de la Federación de Asociaciones de Productores, "quienes se han mostrado dispuestos a establecer un nuevo acuerdo".

Noticias relacionadas

La gestión de RTVE, en el punto de mira

Volver arriba