El espía de la tele La soga de Karlos Arguiñano

TVE y Telecinco está jugando a la “sogatira” con el cocinero vasco. Nadie tiene firmado nada pero todos aseguran que cuentan con él. Además de Arguiñano, TVE puede no contar con Inés Ballester para su mañana de otoño

Definición de “sogatira”: Los jugadores / as se reparten en dos equipos, se sitúan enfrentados sujetando la cuerda. En la cuerda se ha colocado colgando un pañuelo o una cinta en el centro. En el suelo se han pintado tres líneas perpendiculares a la cuerda. El Juez hace coincidir el pañuelo con la línea central y a una señal los dos equipos comienzan a tirar de la cuerda.

A cada uno de los extremos de la cuerda, enfrentados, están Televisión Española y Telecinco. Juan Menor, en rueda de prensa, aseguró el miércoles que Karlos Arguiñano no se iba, que se quedaba en la cadena pública, que las relaciones eran muy fluidas y que nada le hacía pensar que abandonaría Prado del Rey. Fuentes cercanas a Telecinco afirman todo lo contrario: que aunque no hay nada firmado, Arguiñano recalará en la carretera de Fuencarral. Como argumento poderoso esgrimen que Asegarce, la productora de Arguiñano, comparte muchos más proyectos con Telecinco que la simple presencia del cocinero en su programación. Hay contratos relacionados con la pelota vasca, que se emite en Euzkadi y la voluntad de convertir el nuevo espacio de cocina en una poderosa arma de marketing, con entidad propia, que se emitiría de dos a dos y media de la tarde, compitiendo con la tertulia política de María Teresa Campos.

Una hipótesis de parrilla de mañana para Telecinco

Como las cadenas se resisten a dar información fiable, y es lógico, puesto que están en la negociación subterránea y abierta, Vertele propone su propia quiniela de cómo será la mañana de Telecinco:

· Sobre las once de la mañana Ana Rosa Quintana, que estaría negociando los flecos de su contrato, empezará con su magacine de la mañana, que también podría empezar media hora antes, a las diez y media, con una duración de dos horas o dos horas y media.

· A la una de la tarde estaría en el aire un “talk show” para el que Telecinco está buscando presentador. Es un formato propiedad de la cadena, de testimonios, que tendría una hora de duración y que se alargaría hasta las dos de la tarde.

· A las dos de la tarde, y hasta las puertas del informativo 14h30, el programa de cocina de Karlos Arguiñano.

Vertele descarta los rumores que situaban a Pepe Navarro en Telecinco y a Ana Rosa Quintana presentando el mencionado “talk show”. Resulta curioso que la cadena de Mediaset saque lecciones de la consolidación, lenta, pero firme, en esta franja, de “Háblame de ti” en Antena 3. La conclusión es que aceptan que el programa de Agustín Bravo erosionaba lentamente la audiencia de “Día a día” y que van a probar las mismas armas contra Antena 3.

Los cambios que afectan a Televisión Española

A partir de septiembre las mañanas de TVE están bastante en el aire. Se duda de la continuidad de Inés Ballester, que está cansada de tan largo programa diario y deben buscarle un recambio. Si además se confirma la salida de Karlos Arguiñano, el problema se agranda hasta obligar a una reflexión global sobre toda la franja horaria.

El mismo debate se plantea para la tarde de La Primera. Aunque tanto Carmen Caffarel como Juan Menor admiten que estarán en la batalla por la audiencia “pero con contenidos de calidad”, es evidente que la tarde sufrirá considerables cambios. Por una parte se ha confirmado que acaba “Cerca de ti” el 10 de junio, con lo que se genera un hueco considerable de programa diario. Por otro se cuestiona la necesidad que tiene una cadena pública de emitir dos culebrones diarios –en algunos momentos se emiten hasta tres programas diarios, tres horas de telenovelas.

La idea de la nueva dirección, en la que estaría trabajando Juan Menor, es la de poner en pie un magacine de una duración de unas dos horas. El “modelo” a seguir es “La Columna”, de TV3, dirigida y presentada por Julia Otero.

Se comenta que para presentarlo se ha hecho una oferta a la propia Julia, que se estaría planteando si continúa con la vida plácida y gratificante que le proponen los espectadores catalanes, o se dispone a lanzarse a los leones de la audiencia nacional.

Otro día hablamos del fenómeno “La Columna” con más calma.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba