Censura Se suspende la emisión del “Gran Hermano” árabe a la semana de su estreno

Tormenta en Oriente Medio por el estreno del "reality" más visto del mundo. Siete organizaciones islámicas han exigido su retirada y, al final, lo han conseguido

La presión del Gobierno de Bahrein ha obligado a la cadena MBC a suspender la producción y emisión del primer “Gran Hermano” de Oriente Medio. La compañía Endemol había realizado muchos cambios en el formato original del “reality” con la intención respetar los usos y costumbres culturales y religiosos de Oriente Medio, pero no ha sido suficiente.

El hecho de que concursantes masculinos y femeninos que no formaban parte de las mismas familias durmieran bajo el mismo techo provocó un alud de protestas públicas. El viernes más de mil personas participaron en una manifestación contra el programa y siete organizaciones islámicas plantearon una protesta oficial al Parlamento de Bahrein, el sultanato árabe en el que estaba radicada la casa de “Big brother”.

Un portavoz de la cadena MBC declaró que “no querían estar en medio de una fuerte polémica que enfrentaba a grupos con puntos de vista distintos” y que habían decidido “reconsiderar” la producción del programa. El representante de la cadena insistió en que el formato holandés se había adaptado a las costumbres árabes, con habitaciones separadas para hombres y mujeres, y la construcción de una sala de oración para que los concursantes pudieran cumplir sus obligaciones religiosas.

”El Gran Hermano Pecador”

Los manifestantes que salieron el viernes a la calle calificaban al programa como “Sin Brother”, el “Hermano pecador” y exigían la retirada inmediata del “reality”. Los fundamentalistas que protestaban alegaban que “no querían que la televisión emitiera este tipo de programas porque parece que el hecho de que vivan hombres y mujeres juntos antes del matrimonio es aceptable para el Islam, y esto es falso”. Señalaban también que la televisión “influía negativamente en las familias”

“Big brother” ofrecía 100.000 dólares de premio al ganador. Los doce concursantes, entre los cuales había un profesor de karate de Kuwait, un músico de Irak y una actriz de Bahrein, vivían en una villa situada en las afueras de la ciudad.

En el primer programa que se emitió solo una mujer llevaba la tradicional ropa negra que llevan las árabes.

Endemol estaba especialmente interesado en que el formato funcionara en una zona tan singular por su extraordinaria situación religiosa, para lo que había delegado a un equipo de consultores para que trabajara con la finalidad de conseguir buenos niveles de producción, decencia y adaptación a las culturas regionales. En el comunicado que ha hecho público la compañía de Telefónica se señala que “en la semana de vida que tiene el “Gran Hermano” en Oriente Medio no se había producido ninguna situación ofensiva, por lo que se sorprenden de la decisión que ha sido obligada a tomar la cadena MBC”.

“Big broher” es el programa más visto del mundo, estrenado en 25 países distintos de todos los continentes, en los que ha provocado siempre un debate social considerable.

Noticias relacionadas:

Gran Hermano árabe: Con él llegó el escándalo

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba