Presentación "El suspense sólo se puede hacer en formato cine"

Chicho Ibáñez Serrador y cinco cineastas españoles dirigen una serie de películas de terror para Telecinco

Telecinco y la productora Filmax presentaron ayer “Películas para no dormir”, una serie de tv movies de terror dirigidas por seis reconocidos cineastas españoles, entre ellos Chicho Ibáñez Serrador, e inspiradas en las míticas “Historias para no dormir” que TVE emitió en los años 60.

No suele ser tarea fácil convencer a los directores de cine para que se comprometan con un proyecto televisivo, pero Álex de la Iglesia, Mateo Gil, Jaume Balagueró, Paco Plaza y Enrique Urbizu reconocen que no tardaron en aceptar la propuesta de Telecinco por la admiración que sienten hacia Chicho Ibáñez Serrador, el "maestro del suspense” en nuestro país, que apadrina la serie además de dirigir él mismo una de las producciones.

“No quería trabajar solo y propuse hacerlo con varios cineastas de experiencia; cada uno será responsable de su forma de rodar y de su guión, pero el trabajo en grupo hace que todos nos ayudemos y critiquemos, de manera que los guiones, el punto clave de este género, sean mejores”, ha declarado Chicho Ibáñez Serrador esta mañana en la presentación del proyecto, consciente de que “este género se apoya en un guión y “es muy difícil encontrar buenas historias de suspense que tengan un final que sorprenda”.

”El suspense sólo se puede hacer en cine”

“Películas para no dormir” no es la única incursión televisiva en este género que se ha llevado a cabo en España, pero sí la primera que se realiza en formato cine, algo que Chicho Ibáñez considera fundamental para el éxito.

Serán seis películas de 60/70 minutos de duración rodadas en cine y con un diseño de producción también cinematográfico. “Cuando terminó Historias para no dormir, me propuse hacer otra serie parecida en color; pero después de cuatro capítulos no quise seguir, porque me convencí de que las cámaras de televisión son muy lentas y de que el suspense sólo se puede hacer en cine”.

Chicho cuenta que, entonces, propuso a TVE realizar unas nuevas “Historias para no dormir” en formato cine, pero la cadena pública “se asustó por el coste”. Finalmente, el realizador se ha embarcado en este proyecto con Telecinco, “una cadena que siempre estuvo llamándome y que, por ahora, me trata fenomenalmente bien”, bromeó en alusión a su polémica y abrupta salida de TVE tras la suspensión del “Un, dos, tres”, cuando declaró que le “habían dado una patada en el culo después de cuarenta años de lealtad”.

”El terror es el género más difícil”

Chicho Ibáñez cree que todos los intentos que se han hecho dentro del género del suspense después de sus “Historias para no dormir” no han funcionado porque “el terror es el género más difícil de todos, ya que supone caminar por el filo de una navaja: si no asustas das lugar a la burla y si asustas demasiado, otro tanto de lo mismo”.

El proyecto comenzó a gestarse hace un año pero se vio retrasado por el regreso del “Un, dos, tres”, explicó Álvaro Augustin, responsable de la División de Cine Español y Europeo, quien avanzó que “la primera película, la de Álex de la Iglesia, comenzará a rodarse en septiembre de 2004 y la idea es que en el plazo de un año esté terminadas las 6 para poder emitirse”.

Por su parte, Julio Fernández, presidente de Filmax, ha insistido en la importancia de estas producciones que “cuentan con algunos de los directores de primer nivel del género fantástico y con tramas universales y un exportables al mercado internacional”. “Es un género muy útil para la televisión pero con muchas posibilidades para traspasar fronteras”, ha añadido Augustin.

El presupuesto “está en la línea de la película media española”, señaló Fernández, y la serie computa dentro del 5% que las cadenas están obligadas a invertir en cine español, “aunque no lo hacemos por esta obligación”, matizó Villanueva.

Seis historias originales y autoconclusivas

“La habitación del niño” y “El Ser” son los títulos de los dos largometrajes que inaugurarán la serie, dirigidos por Chicho Ibáñez y Álex de la Iglesia respectivamente.

Según explicaron los cineastas, las seis son historias originales y autoconclusivas, ideadas por cada uno de ellos, con el suspense como único hilo conductor, aunque la figura del niño como elemento inquietante estará muy presente en casi todas, como veremos a continuación.

”Los niños siempre me han dado mucho miedo”

Chicho reconoce que “los niños siempre me han dado mucho miedo; y cuanto más pequeños son, más me dan”, bromeó, aunque no quiso dar detalles sobre el argumento de su película, “tan sólo que el miedo lo dará un feto”.

Por su parte, Álex de la Iglesia ("La comunidad", "El día de la bestia") ha confesado que “nunca me he atrevido a hacer directamente una película de terror", pero decidió implicarse en el proyecto por su “admiración” a Chicho y porque “aunque no es la primera vez que se intenta hacer una serie de este tipo, en este caso la propuesta me pareció más seria”.

Su largometraje, “La habitación del niño”, narra la historia de un ilusionado matrimonio que llega a su nuevo hogar con un bebé recién nacido. La casa es una construcción antigua totalmente reformada en la que desean empezar su vida en familia.

Antes de acostarse y después de pasar el primer día en su nuevo hogar, la mujer comenta a su marido lo feliz que se encuentra. Parece como si todo lo que les sucediese fuera demasiado bonito para ser verdad. El hombre la tranquiliza y, antes de apagar la luz, comprueba el funcionamiento del aparato de escucha que ha instalado en el cuarto de su bebe. Con él, no sólo puede escuchar a su pequeño mientras duerme sino que también puede ver todo lo que ocurre en la habitación... Todo.

Jaume Balagueró (“Los sin nombre” y “OT: La película”) contó que su película, que será la última en filmarse “por temas de calendario”, se titula “Para entrar a vivir” y gira en torno a una pareja que espera un hijo y se quiere mudar de casa. A última hora del día deciden ir a conocer un piso que se anuncia en el periódico. “Es una casa que esconde cosas y al final descubrirán que todo es una trampa de la que no pueden salir”.

Paco Plaza (“El segundo nombre” y “Romasanta, la caza de la bestia”), avanzó que su historia será muy fantástica y también relacionada con niños. Concretamente la definió como “un cruce entre los Goonies y 28 días después”.

“Diente por diente” es el título del largometraje de Enrique Urbizu (“La caja 507”, "La vida mancha"), “que tendrá una trama adolescente y urbana, menos fantástica que las de mis compañeros”, avanzó.

Por último, la película de Mateo Gil (“Nadie conoce a nadie”) es una historia de amor adolescente que derivará en terror. “Será como una especie de versión terrorífica de Verano del 42”, adelantó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba