Test ¿Eres un teleadicto?

¿Perderte una final de OT o GH es la mayor tragedia de tu vida? ¿Te sientes un esclavo de la caja tonta? ¿Es la televisión tu principal entretenimiento? Descubre cuál es tu nivel de dependiencia a la pequeña pantalla realizando el siguiente examen

1. Su receptor se ha averiado y tiene que llevarlo a reparar. Le dicen que tardarán una semana en arreglarlo. Usted se dispone a:

A. Alquilar o pedir prestado otro receptor por una semana.

B. Ver en casas ajenas tantos programas favoritos como le sea posible.

C. Encontrar alguna otra forma de entretenimiento durante la semana.

2. ¿Con qué frecuencia tiene encendida la tele mientras realiza alguna tarea doméstica?

A. A menudo.

B. A veces.

C. Muy rara vez.

3. Ha estado esperando toda la semana para ver cierto programa especial que habían anunciado. Se acuerda, sin embargo, de que había prometido ir a la fiesta de un amigo y que eso coincide con la hora del mismo. Entonces...

A. Llama a su amigo, inventa alguna excusa para no ir a la fiesta y se queda en casa.

B. Va a la fiesta a regañadientes, lamentando perderse el programa.

C. Se olvida del programa y va a la fiesta a pasarlo bien.

4. ¿Con qué frecuencia ve la tele cenando?

A. A menudo.

B. A veces.

C. Rara vez.

5. Está mirando su programa favorito y, en ese momento, caen inesperadamente de visita algunos amigos.

A. Termina de ver el programa antes de reunirse con los amigos.

B. Comparte el programa con ellos.

C. Apaga el televisor y se dedica a estar con los amigos que le han visitado.

6. Verifica las programaciones semanales y descubre que los programas de esa noche son repeticiones de cosas que ya ha visto.

A. Se queda frente al televisor, como siempre.

B. Mira algo y hace luego otra cosa.

C. Hace otra cosa en lugar de ver la televisión.

7. ¿Con qué frecuencia planifica sus actividades sociales en función del tiempo que la televisión le deje libre?

A. A menudo.

B. A veces.

C. Rara vez.

8. Está viendo su programa predilecto y un problema técnico provoca la pérdida de imagen durante algunos minutos.

A. Llama enfadado a la estación emisora para quejarse.

B. Se queda frente al receptor, escuchando el sonido y esperando a que la imagen aparezca.

C. Encuentra otra cosa que hacer hasta que se termine el problema.

9. ¿Sabes qué programas se transmiten, por qué canales y a qué horas, sin necesidad de consultar la programación?

A. A menudo.

B. A veces.

C. Rara vez.

10. ¿Cómo se siente cuando un compromiso inevitable le impide ver una noche la televisión?

A. Desilusionado.

B. Indiferente

C. Aliviado, con otra cosa que hacer.

Puntuación: Anote tres puntos por cada respuesta A, dos por cada B y uno por cada C. Si ha llegado a 25 puntos o más, usted es un teleadicto consumado. Es obvio que el aparato domina su existencia. Si no rompe ese hábito, la vida pasará de largo por su lado. Si está entre 16 y 24 puntos, invierte demasiado tiempo frente al televisor. Procure cultivar otras distracciones, como leer un buen libro, escuchar buena música o reunirse con amigos. Si su puntuación está entre 10 y 15, ha conseguido mantener la televisión en el sitio en que debe estar. Aunque la ve, no es el entretenimiento más importante de su vida. ¡Bien por usted!.

(El Libro de los Tests. Usted y los Otros, de B.M. Nash y R. Monchick. Editorial Gedisa. Publicado en el número 53 de la revista Carta de Ajuste de la Academia de Televisión.)

Noticias relacionadas:

¡Horror, soy un teleadicto!

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba