Cocktail Analysis 2009 El telespectador, ese ser ¿desconocido?

Más del 70% de los internautas se descarga TV y forma parte de redes sociales, segun un estudio reciente

El 2009 marca el encuentro entre las redes sociales y los contenidos audiovisuales en Internet, según los resultados de "Televidente 2.0", estudio de la consultora The Cocktail Análysis que por tercer año consecutivo analiza la evolución del consumo de televisión en Internet y telefonía móvil en España.

Televidente 2.0 se basa en 1200 encuestas a internautas y 5 grupos de discusión, con el patrocinio de Antena 3 y Telefónica. En esta nueva oleada amplia su alcance al análisis del consumo de la TDT y la televisión de pago, informa la compañía.

Principales conclusiones

• Los contenidos audiovisuales se han incorporado con naturalidad entre el 76% de internautas que participan en redes sociales. De este porcentaje, un 62% comenta en las redes sobre vídeos de Internet y un 47% sobre series y programas aunque no las estén emitiendo en ese momento. Son los usuarios de Tuenti quienes más atención prestan a este tipo de contenidos.

• Las series extranjeras, música y películas lideran el ranking de contenidos más descargados de Internet. Entre las series Perdidos, House, Prison Break, Heroes y Gossip Girl son las más descargadas.

• Brotes verdes en el consumo de contenidos audiovisuales en el móvil: de la mano de una mayor penetración de la telefonía 3G y unos terminales móviles que proporcionan una mejor experiencia de uso. Se incrementa el porcentaje de usuarios que en alguna ocasión han visto canales de televisión en el móvil (alcanzando el 24%, frente al 18% de la anterior oleada de Televidente 2.0). Aparecen también, de forma minoritaria pero significativa (11%), aplicaciones instaladas en el móvil para acceder a contenidos audiovisuales (por ej., Youtube).

• La TDT mejora ligeramente su percepción: aún dentro de un acercamiento marcado por la inminencia del apagón analógico, tiende a percibirse como una oferta de contenidos “cada vez mejor” (45%).

• La televisión de pago parece encontrase en una situación relativamente compleja: para un 48% de los que contrataron la televisión de pago el principal motivo fue que se integraba en una oferta conjunta con teléfono e Internet, lo que favorece la fortaleza de las compañías de telecomunicaciones frente a propuestas basadas exclusivamente en lo audiovisual.

Entre quienes no poseen televisión de pago, aparecen como razones principales para no contratarla disponer de TDT (51%) y la utilización de internet como proveedor de contenidos (31%).

Maduración y expansión del consumo audiovisual a través de Internet

Los resultados del estudio ponen de manifiesto la consolidación del consumo de contenidos audiovisuales a través de Internet:

1) En relación a la realización de descargas y su posterior consumo:

- El hábito de las descargas se encuentra extendido entre la población internauta: 7 de cada 10 internautas habitúan a descargar contenidos audiovisuales de Internet.

- Con respecto a la anterior oleada del estudio, aumenta el porcentaje de internautas que dedican más de 5 horas a la semana a ver contenidos descargados de Internet (pasa de un 28 a un 45%).

- Entre estos contenidos predominan las series extranjeras, música y películas, siendo Perdidos, House, Prison Break, Heroes, Gossip Girl… las series más descargadas. En este ranking de claro predominio de las series estadounidenses se cuelan algunas españolas: la más descargada en este caso es Los hombres de Paco.

- Tres cuartas partes de los internautas que descargan contenidos audiovisuales por Internet visualiza los contenidos a través de un ordenador portátil (73% en el conjunto de la población, ascendiendo al 94% entre los jóvenes de 19 a 24 años), superando en más de 20 puntos a los que los reproducen en el televisor.

- Entre los que visualizan los contenidos a través de la televisión, prolifera el uso de discos duros multimedia (33%), dispositivos que favorecen la integración de dispositivos del hogar en la medida en qué vinculan la televisión y el ordenador.

2) Junto a las descargas se observa el desarrollo del consumo de contenidos de larga duración en streaming, es decir, directamente online, sin descargas: 4 de cada 10 internautas han visto contenidos de esta forma, aunque sólo un 8% de ese 40% han pagado por acceder a ellos.

3) Las plataformas o contenedores de vídeos compartidos se consolidan como espacios de acceso a contenidos audiovisuales en Internet: un 57% de internautas visita al menos semanalmente webs donde particulares comparten vídeos. Los vídeos caseros (no profesionales) (49%) y de humor (37%) son el tipo de contenidos más comunes subidos a plataformas como Youtube y/o Google Video.

4) De la mano de la mejora de la oferta, se consolida también el consumo a través de webs de canales de televisión (mientras un 13% de internautas acudían a ellas a consumir vídeos a la semana en el 2008, en 2009 ha ascendido a un 25%) así como el consumo a través de webs específicas de series y programas (que ha pasado de un 11% a un 28%).

5) Los datos recogidos en el estudio ponen de manifiesto el encuentro entre los contenidos audiovisuales y las redes sociales.

- 3 de cada 4 internautas pertenecen a al menos una red social (76%).

- Las conversaciones sobre temas audiovisuales (sobre vídeos de Internet, sobre programas de la televisión convencional o sobre anuncios / publicidad) se han incorporado con naturalidad en las redes sociales.

- Existe una relativa afinidad entre redes y contenidos audiovisuales (quizás originada en la diferencia de edad de los usuarios de cada red), siendo los miembros de Tuenti quienes más insertan contenidos audiovisuales en sus conversaciones, frente a los de Facebook, encontrándose en una posición intermedia los usuarios de MySpace.

- Los individuos que descargan con más frecuencia son quienes generan más conversación sobre contenidos audiovisuales tales como programas de televisión o anuncios, ejerciendo un rol de difusores de contenidos.

Brotes verdes en el consumo de contenidos audiovisuales en el móvil

Se observa una ligera mejora de diferentes indicadores acerca del consumo de contenidos audiovisuales sobre el móvil, derivados sobretodo de la proliferación de terminales avanzados (3G, iphone, smartphones…) que posibilitan una experiencia de uso más satisfactoria y un relativo desarrollo de las tarifas planas de datos.

- El dato de penetración de móviles 3G sigue aumentando de manera progresiva desde la primera edición de Televidente 2.0 (en el año 2006): dos de cada tres encuestados disponen de un teléfono 3G (66%).

- Entre los usuarios que cuentan con un teléfono 3G (necesario para poder ver televisión móvil), un 24% han visualizado en alguna ocasión televisión móvil, un porcentaje que aumenta 6 puntos con respecto a marzo de 2008.

- Al margen de los contenidos vinculados a canales de televisión, existe una pauta de consumo audiovisual ya normalizada a través de los terminales, siendo los contenidos más consumidos los generados por el usuario, que acostumbran a grabarse con el propio terminal y se distribuyen a través de Bluetooth y MMS.

- Los principales motivos para no consumir televisión móvil entre quienes disponen de 3G pero no han accedido nunca son el precio (32%) y características propias del terminal, como el tamaño de la pantalla (14%).

Según Felipe Romero, Socio-Director de The Cocktail Analysis:

“Aunque estemos lejos de un modelo asentado y bien definido, parece estar consolidándose lentamente el consumo de contenidos audiovisuales muy de la mano de la proliferación de terminales de alta gama, el acceso a tarifas planas de datos y el desarrollo de aplicaciones específicas”

La TDT, una situación moderadamente optimista

Este año los objetivos del estudio se han ampliado incluyendo por primera vez datos sobre el consumo de TDT. Dándose un acceso marcado por la inminencia del apagón analógico, entre las principales fortalezas de la TDT destacan:

- La calidad de la imagen y sonido que ofrece (un 66% se muestra de acuerdo con esta afirmación).

- Y su mejor oferta de canales en comparación con la televisión tradicional (un 62% así lo considera).

- Una percepción de ir “a mejor”: la mitad de los internautas entrevistados (45%) considera que la oferta de contenidos “es cada vez mejor”.

La televisión de pago, en la encrucijada


Los resultados de esta oleada ponen de manifiesto una situación potencialmente compleja para la televisión de pago:

* En relación a los motivos de contratación del servicio de televisión de pago destaca la contratación paquetizada: un 48% de los que contrataron la televisión de pago fue a través de una oferta junto con teléfono e Internet, lo que favorece la fortaleza de las compañías de telecomunicaciones frente a ofertas basadas exclusivamente en contenidos. Por otro lado, la contratación de televisión de pago parece haber perdido cierta “aspiracionalidad” y exclusividad que podía tener en sus inicios.

* Entre quienes no poseen televisión de pago, aparecen como razones principales para no contratarla:

- Para un 51%, la disponibilidad de TDT justifica la no contratación de televisión de pago.

- Aproximadamente uno de cada tres informantes (31%) explican su rechazo a la contratación de televisión de pago desde el rol de Internet como proveedor de contenidos. Este usuario responde a un perfil principalmente joven, masculino y consumidor intensivo de descargas (más de 5 horas semanales).

Como señala Felipe Romero:

“se configura un ideal de televisión de pago cada vez más próxima a Internet, encaminada hacia una considerable personalización tanto del consumo como de la compra: entre los clientes actuales, el 65% dice preferir una contratación y una programación basada en contenidos, en lugar de por canales como ocurre actualmente”.

Metodología

El informe presentado aporta datos procedentes de:

Encuesta online a población internauta: Muestra de individuos de ambos sexos, de entre 18 y 55, representativa de la población internauta último día. Tamaño muestral: 1.204 individuos. Error Muestral: 2,8%. Nivel de Confianza del 95%, p=q=50%. Trabajo de campo llevado a cabo en Abril de 2009.

Minigrupos de discusión: 5 minigrupos de discusión (4-5 participantes) con consumidores de televisión móvil (2 minigrupos) y clientes de IPTV-TDT (3 minigrupos) El trabajo de campo se ha realizado en Mayo de 2009.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba