Según El Mundo La televisión de Gallardón podría comenzar a emitir en septiembre de 2005

El alcalde de Madrid proyecta lanzar un canal municipal público, pese a haber sido el mayor impulsor de la privatización de Telemadrid

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, prepara el lanzamiento de una televisión local de titularidad pública que estará gestionada por una empresa municipal y que podría comenzar a emitir en septiembre de 2005, informa hoy el diario El Mundo. Por su interés, a continuación reproducimos el artículo de Carmen Serna que publica hoy El Mundo:

Madrid a la una. Sintonía y titulares: La capital inicia su primer ciclo de música celta mientras el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, promociona la candidatura olímpica en Irlanda.Comenzamos». El arranque de este informativo, que ahora está en el aire, podría ser una realidad en menos de un año. Fecha de apertura de TeleGallardón: septiembre de 2005. Para empezar a emitir cuando antes, el Gobierno municipal ya está preparando los papeles que darán vida al primer canal de televisión exclusivamente municipal.

La nueva opción televisiva del mando de los madrileños estará gestionada por la empresa pública Promoción de Madrid (dependiente de la Concejalía de Economía y Participación Ciudadana que dirige Miguel Angel Villanueva), aunque para adjudicársela, su Junta General y el Pleno del Ayuntamiento tienen que aprobar un cambio de los estatutos del organismo.

En principio, el Consistorio sólo quiere utilizar el canal para vender la capital a sus ciudadanos, (por eso se ha elegido dicha empresa municipal) pero la fórmula final, y la posibilidad de que se esté construyendo un Telemadrid a la medida del alcalde no se conocerá hasta que el canal empiece a emitir.

El primer cable se pondrá en marcha el próximo 23 de diciembre cuando el Pleno municipal acepte el cambio en los estatutos de Promoción de Madrid e incluya dentro de sus instrumentos de actuación el canal local.

De esta forma, la sociedad mercantil será la encargada de organizar y administrar la programación pública, además de aclarar los contenidos y el formulario técnico que se van a utilizar para poner en marcha la primera imagen de TeleGallardón.

La última palabra la tiene el Gobierno de Esperanza Aguirre, que ha establecido como fecha límite para la presentación de las gestoras de los canales locales autorizados, el próximo 1 de marzo.


Con antelación

El Ayuntamiento de la capital quiere adelantarse a este día y antes de que acabe el año no sólo adaptará Promoción de Madrid para que controle el canal, sino que ha fijado la presentación de la escritura de esta programación en el Registro Mercantil a finales de mes o como mucho, en febrero de 2005.

La portavoz de IU, Inés Sabanés, ya ha advertido de que está a favor de la creación de televisiones locales, pero siempre que sean «plurales y de gestión pública». La prevención de la concejala tiene un destinatario claro: Alberto Ruiz-Gallardón.El alcalde de Madrid, que ahora apuesta por una programación pública de gestión directa, fue el mayor impulsor de la privatización de Telemadrid cuando era presidente regional.

De hecho, uno de los argumentos que esgrimió su entonces consejero de Hacienda, Antonio Beteta, fue el ahorro que supondría dejar el canal autonómico en manos privadas. Según los cálculos del entonces Gobierno regional, las arcas regionales ganarían más de 60 millones de euros (unos 10.000 millones de pesetas) si se quitarán de encima a Telemadrid. Corría el año 1995, pero la propuesta de subastar la cadena públicamente aguantó hasta 2000, cuando el Gobierno de José María Aznar dejó en entredicho la propuesta de Ruiz-Gallardón y se negó a modificar la normativa nacional, que impedía al entonces presidente la enajenación de bienes como Telemadrid.

En esos momentos, el canal autonómico tenía pérdidas y no contaba con la audiencia que consiguió en los últimos días de Gobierno de Ruiz-Gallardón.

Cuatro años después del empeño privatizador, la actual presidenta regional, Esperanza Aguirre, no sólo no quiere ni oír hablar de vender Telemadrid a una empresa, sino que va a solicitar al Gobierno un segundo canal autonómico para dar más información regional a los madrileños.


Garantías democráticas

Ante la agilidad de los trámites que se han iniciado, Inés Sabanés quiso dejar claro que IU siempre ha apostado por la creación de televisiones municipales pero con el establecimiento de garantías: «Estos canales deben ser siempre de gestión pública y con un control democrático. Espero que Ruiz-Gallardón no confunda el objeto de promocionar Madrid con crearse su propia televisión para promocionar su Gobierno. No vamos a permitir que a este canal le ocurra lo mismo que a Telemadrid, que resulta vergonzoso», denunció la portavoz de la coalición.

El consejero delegado de Economía y Participación Ciudadana, Miguel Angel Villanueva, no quiso explicar a qué se va a dedicar la nueva televisión local. Ni siquiera a quién se va a promocionar la capital con las imágenes que se emitan, a pesar de que el cambio de estatutos de Promoción de Madrid y la solicitud de la licencia definitiva se van a aprobar en el próximo Pleno, dentro de nueve días.

Lo único que establece el expediente que ha redactado la Vicealcaldía para empezar a unir los cables de esta televisión es que será precisamente esta Concejalía quien «preste el apoyo técnico y jurídico que se precise para el desarrollo de las actuaciones necesarias en la gestión de servicios de televisión local».

Después del 23 de diciembre, la empresa pública tiene sólo un mes para preparar toda la documentación que avale a la televisión de la capital y presentarla ante el Gobierno de Esperanza Aguirre.Para que la emisión tenga papeles, el Ayuntamiento tendrá que demostrar que el TeleGallardón cuenta con un proyecto y con suficiente potencial financiero para salir adelante. Por eso, Promoción de Madrid deberá aprobar dos exámenes si quiere llevarse el canal a casa: redactar un Plan de Viabilidad Técnica y Financiero del canal local y un Plan Estratégico del Proyecto Televisivo.

Cuando Aguirre tenga en su poder todas las pruebas, la Secretaría General del Consejo de Gobierno de la Comunidad valorará el proyecto y remitirá su aprobado al vicepresidente primero, Ignacio González.

De ahí a tener TeleGallardón en el mando, podrían pasar sólo seis meses, que es el plazo máximo que tiene la Comunidad para otorgar la licencia. En septiembre de 2005, será Promoción de Madrid quien decida cuándo pone en marcha la televisión del Ayuntamiento de la capital.

Todavía no ha trascendido ni el cómo ni el dónde de la primera imagen, pero la oposición ya pone sus condiciones por si acaso: «Se está aprobando un canal público, que necesitará un control exhaustivo y la presencia de todos los grupos municipales. Si esta tarea de vigilancia es imprescindible en las empresas, con un medio de comunicación, la necesidad es casi mayor», adelanta la portavoz de IU, Inés Sabanés.

La Gobierno regional no incluye entre sus requisitos la creación de un Consejo de Administración exclusivo de la televisión local, aunque la oposición ya ha sugerido la creación de algún mecanismo dentro de la empresa pública Promoción de Madrid que garantice la pluralidad de las emisiones.

Por ahora, la única condición es que todos los canales locales empiecen a emitir en tecnología digital a partir del 1 de enero de 2008. En principio, la digitalización de las emisiones municipales iba a realizarse en 2006, pero el pasado 4 de diciembre, el Gobierno nacional amplió el plazo de adaptación en dos años.

Mientras, los concesionarios pueden empezar a emitir con tecnología analógica, «siempre que así se lo permitan las disponibilidades y la planificación del espectro establecida en los Planes Nacionales de Televisión».

El expediente de la Vicealcaldía explica que «el servicio de televisión local se realizará por ondas terrestres», y advierte de que la licencia del canal es digital.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba