Informe Carta de Ajuste La televisión hispana de EE.UU continúa en auge (I)

Univisión y Telemundo concentran diariamente a 15 millones de hispanohablantes en busca de Cristina Saralegui o Laura Bozzo

Según el censo de los Estados Unidos de 2001, los latinos constituyen el 13 por ciento de la población actual, lo que se traduce en 35 millones de personas. El poder adquisitivo de esta minoría en USA durante la última década ha sobrepasado el 84 por ciento, una cifra en dólares de 383 billones gastados. Dinero y espectadores dan como resultado demanda y televisión. Junto a las clásicas norteamericanas ABC, CBS, NBC, CNN, MTV y HBO, conviven las cadenas en castellano Univisión y Telemundo, las dos opciones preferidas por la audiencia hispana de EE.UU a la hora de ver televisión en su lengua, según revela un estudio de Carta de Ajuste, revista de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión.

Dos gigantes para un público


Univisión Television Network es la cadena de habla hispana de mayor audiencia: un 86 por ciento del share latino del prime time es suyo. Fundada en 1961 como Spanish International Network, su señal llega al 92 por ciento de los hogares hispanos a través de 32 estaciones y más de mil sistemas de cable afiliados. Adquirida en 1992 por Televisa y Venevision, es propietaria de Galavisión, la cadena de cable en español más vista en Norteamérica.

En el otro lado está Telemundo -comprada por la NBC a mediados de octubre-, y disponible en cerca del 90 por ciento de todos los hogares latinos del país, gracias a 28 estaciones repartidas en EE.UU y Puerto Rico, a las que suma más de 500 sistemas de cable. Su programación se surte en gran parte con los contenidos que les proporciona Sony Pictures Entertainment y Liberty Media.

Expertos en medios de comunicación y publicidad lo tienen muy claro: el futuro de la televisión en América habla castellano. La "guerra" acaba de iniciarse y el frente televisivo latino opera desde dos núcleos bien diferenciados: Miami, punto neurálgico de los cubanos; y San Francisco, donde los mexicanos están dispuestos a recuperar su poder mediático.

Sigue leyendo

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba