Nuevos negocios La televisión en el teléfono móvil prepara el terreno para lograr el éxito

Operadores, fabricantes de terminales y proveedores de contenido no quieren dejar escapar un negocio de 467 millones en 2008. Marimar Jiménez lo cuenta en el diario "Cinco días"

La televisión pronto tendrá un compañero de viaje: el móvil. El teléfono celular, que nació para hablar a distancia y sin estar atado a un sitio fijo, se ha ido enganchado en los últimos tiempos a otros servicios con gran futuro como la música digital y los juegos online. Y ahora, con la televisión, empieza a tener más que un simple escarceo. Los tres operadores móviles en España ofrecen ya algún que otro contenido televisivo: Vodafone emite en Vodafone Live! información en directo de CNN+; Amena, noticias de Bloomberg y TV3, y Telefónica Móviles ha anunciado esta misma semana un acuerdo con Antena 3 por el que la compañía lanza un canal exclusivo de vídeo con las últimas noticias de esta cadena.

'Es la primera vez que una televisión nacional ajusta su parrilla informativa al formato de vídeo de un teléfono móvil', explica Pilar Latorre, directora de la división de desarrollo de mercado de Telefónica Móviles España, quien añade que son el primer operador en Europa que ofrece un canal 24 horas con contenidos editados exclusivamente para el móvil. La operadora se ha atrevido a llamar al nuevo servicio 'Movistar TV' aunque reconoce que no es televisión en vivo (los contenidos no se emiten simultáneamente en Antena 3), algo que prevé lanzar el próximo junio con varias cadenas de televisión, entre ellas CNN+.

Además de los casos españoles citados, en EE UU Sprint ofrece 20 canales de televisión por 10 dólares al mes; la CNBC da noticias en directo a 15 euros mensuales. En Europa, según datos de Ericsson, hay actualmente 17 millones de teléfonos capaces de transmitir vídeo (Telefónica dice que medio millón de su parque móvil) y la operadora italiana TIM está ofreciendo un servicio para ver Gran Hermano en el teléfono móvil.

Pero la ofensiva del móvil en el mundo de la televisión no ha hecho más que empezar y lo que resta de 2005 y, sobre todo, 2006 serán años decisivos. La razón: la llegada de nuevos estándares tecnológicos que mejorarán la capacidad de transmisión de contenidos. Todos los servicios de televisión en el móvil en fase comercial están utilizando las actuales redes de telefonía móvil de segunda y tercera generación a través de soluciones de streaming y de Unicast. Pero esta oferta afronta problemas de capacidad que serán resueltos mediante la introducción de la funcionalidad MBMS (Multimedia Broadcast Multicast Service), por un lado y del estándar tecnológico HSDPA (High Speed Downlink Packet Access), por otro.

Este juego de siglas revolucionará el servicio televisivo móvil actual. El MBMS, previsto comercialmente para finales de 2006, 'conseguirá evitar un escenario de by pass en el que el potencial lucrativo negocio de la televisión en el móvil podría ser suministrado directamente por los proveedores de contenidos al usuario final', apunta Alfonso Aguado, director de marketing de Ericsson.

Según este experto, con las tecnologías actuales se produce una conexión punto a punto entre el servidor de contenidos de televisión y el usuario, por lo que si hay muchas personas en una determinada zona queriendo acceder a los programas podría sobrecargarse la red. 'Con el MBMS, en cambio, la conexión será punto-multipunto igual que las redes de difusión actuales', añade Aguado.

Por su parte, el sistema HSDPA supone el primer paso hacia la evolución de la telefonía de tercera generación (WCDMA), que mejorará significativamente la capacidad máxima de transferencia de información, hasta alcanzar tasas de 14 Megabits por segundo, frente a los 2 Mb/segundo a los que está limitado el actual estándar 3G.

Nueva fuente de ingresos

Estudios llevados a cabo por algunas operadoras predicen una significativa propagación de los servicios de televisión en el móvil para finales del próximo año, por lo que están poniendo en marcha diferentes planes estratégicos para hacer frente a este nuevo cambio. En Europa algunos informes van más lejos y muestran que los consumidores no sólo quieren ver la TV en el móvil sino que estarían dispuestos a pagar entre diez y 12 euros al mes por el servicio, apuntan desde Nokia, que advierte de otra alternativa -la televisión móvil con el estándar DVB-H (la versión móvil del estándar para la televisión digital terrestre)-, que permite que uno pueda moverse libremente mientras recibe la transmisión, lo cual le convierte en un mecanismo ideal para los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles.

A principios de febrero, en Portugal el Grupo Capital Media solicitó de la autoridad nacional de comunicaciones portuguesa ANACOM una licencia para operar en el estándar DVB-H (Digital Video Broadcast-Handheld). 'Con esta tecnología, el grupo mediático -y no el operador- es el que lanza la señal. Es decir, se utilizarán las redes de difusión de televisión, no las del operador móvil', comenta Miguel Rubio, director de marketing de Sony-Ericsson.

Esta empresa está desarrollando y probando, junto con otros fabricantes de móviles, diferentes soluciones de televisión inalámbrica 'sin inclinarnos por ninguna solución hasta que no se resuelva todo el problema de estandarización', puntualiza.

Y es que esta última vía de ofrecer contenidos televisivos en el móvil supondrá una revolución extra. Primero, hace falta crear nuevos teléfonos equipados con receptores de radio adicional para recibir la señal de televisión (Nokia, Samsung, LG, Motorola y Siemens tienen ya algunos prototipos) y, segundo, y seguramente más importante, hay que definir nuevos modelos de negocio que permita ganar dinero a todos los implicados (operadores, fabricantes de terminales y provedores de redes y de contenidos). Ninguno quiere dejar escapar un negocio pequeño hasta 2008, cuando moverá 467 millones de euros, según la analista Ovum.

'El negocio del móvil está muy controlado por el operador, a través de la subvención de los equipos (el 85% de los que se venden hoy), y no financiarán los nuevo terminales si no ven claro una recompensa', opinan en el sector.

Miles de personas ensayan el servicio en todo el mundo

Múltiples países se han convertido en laboratorio de la futura televisión móvil a través del estándar DVB-H. En Finlandia y desde hace dos semanas 500 usuarios de la región de Helsinki están probando el servicio puesto en marcha por Nokia, Sonera, MTV e YLE, la firma de radiodifusión finlandesa, entre otras. Los afortunados accederán a la programación de las dos últimas compañías, además de a canales internacionales como CNN, BBC World, Euronews, Eurosport, ViVa Plus y Fashion TV. Las pruebas precomerciales, con los terminales Nokia 7710 y Nokia 7700 equipados con un accesorio especial para recibir las emisiones de televisión, se extenderán hasta el 20 de junio, cuenta Ignacio Manzanares, director de negocio de teléfonos multimedia avanzados de la empresa en España.

La firma finlandesa, una de las más activas, pondrá en marcha también esta primavera otro piloto en Reino Unido junto a Ntl Broadcast y O2, donde '500 usuarios de 02, podrán recibir hasta 16 canales de televisión, incluidos algunos especializados de juegos interactivos y compras', añade. En EE UU, y con Crown Castle, prepara otro laboratorio.

Vodafone está llevando a cabo sus propios test con el mismo estándar en Nueva Zelanda, tras finalizar con éxito pruebas en Berlín con un móvil de Siemens.

Varias operadoras francesas (France Télécom, Orange y Bouygues Telecom) y el proveedor de televisión digital TPS anunciaron también en marzo que iban a pedir autorización para ofrecer servicios televisivos fuera del domicilio y en franjas horarias poco habituales. Quieren desarrollar la iniciativa durante seis meses a partir de junio con al menos 200 personas en la ciudad de París. Las compañías presentarán su proyecto ante el Consejo Superior del Audiovisual (CSA), necesario para obtener permiso. Más allá del continente, en Japón, Corea y China, se está siendo especialmente activo, aunque allí usando tecnologías diferentes de las que se utilizarán en Europa.

Aplicaciones audiovisuales: Un servicio imparable con algunos obstáculos por resolver

Terminales:A pesar del empuje de la industria, siguen existiendo obstáculos por resolver. Uno de ellos es el tamaño de las pantallas de los terminales móviles. Aunque su calidad está mejorando sustancialmente, la típica pantalla de móvil sigue siendo todavía demasiado pequeña, en opinión de Alfonso Aguado, de Ericsson. Otro cambio que se tiene que abordar, dice, es la capacidad de la batería. 'Puede que con una batería de teléfono se pueda uno bajar un videoclip ó 20 segundos de titulares, pero visionar eventos deportivos o escuchar una ópera puede ser demasiado para su capacidad de carga'. Y todo esto sin olvidar el precio que pueden tener los nuevos móviles con antena receptora de televisión. 'Pueden ser escandalosamente caros'.

Mercados:Los estudios de mercado más recientes concluyen que existe una demanda de televisión en el móvil y que son las noticias locales y generales las aplicaciones más deseadas, seguidas de los programas de televisión y los pequeños extractos de películas o trailers. Y se prevé que la usarán mientras viajan o para entretenerse cuando están esperando algo (el autobús, por ejemplo) o a alguien. Pese a ello, todavía planean algunas dudas sobre cuál será el coste que tendrán estos nuevos servicios o si los usuarios estarán dispuestos a pagar por ver en el móvil lo mismo que ven en la televisión en abierto o preferirán una televisión más a la carta o interactiva donde los clientes se suscriban a canales de contenidos concretos.

Negocio:
Aunque hay diferentes alternativas tecnológicas a la hora de ofrecer los servicios de televisión en el móvil (a través de las redes de los operadores de telefonía o de las redes de las cadenas de televisión), hay cuestiones que darán que hablar como ¿cuáles serán las relaciones entre los proveedores de contenido y los operadores de móviles en el caso del estándar DVB-H? ¿Cómo determinará la regulación el modelo de negocio y cómo será distribuido el espectro (porque dicho estándar tiene un espectro específico)? Según explica Pilar Latorre, de Telefónica Móviles España, estos aspectos 'dependerán de cada país'. En España, ningún operador, por el momento, ha hecho pruebas de televisión móvil con la tecnología DVB-H.

Link: Vea el artículo en "Cinco días"

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba