Entrevista "Las televisiones son conservadoras por naturaleza"

Los guionistas de "Ana y los 7", "CQC" y "El hijo de la novia" debaten sobre la escritura en TV

Aunque está convencido de que la producción de series en España "siempre ha funcionado", el momento que atraviesa hoy el sector audiovisual resulta incomparable. José Luis Acosta, guionista de "Ana y los 7" (TVE-1), considera que directores, guionistas y actores han dado con una clave fundamental, la cercanía, "cosa que las series americanas, con mejores medios y más presupuesto, no tienen". Aquí los personajes "son reconocibles porque hablan igual que en la calle y eso está a nuestro favor. Y si no, ¿Por qué "Urgencias", una serie de calidad y prestigio, no funciona igual que "Hospital Central" si en realidad tratan los mismo temas?".

En España -continúa- "la televisión goza de buena salud, porque podemos competir con películas como "Gladiator" y ganamos por goleada". El pase de una superproducción norteamericana como ésta "le cuesta a la cadena unos 600 millones de pesetas, mientras que uno de "Ana y los 7" le sale a TVE por 60 millones", aseguró el director en el marco de los Cursos de Verano de Guión que ha organizado en Córdoba la plataforma abcguionistas en colaboración con la Universidad de Córdoba y el Ayuntamiento.

"El cambio de la televisión ha sido para peor"

Pese a que el incremento de la producción audiovisual en España es un hecho, a nivel cualitativo, otros profesionales del sector no se muestran tan optimistas. "Antes nos quejábamos mucho de la televisión pública porque esperábamos que la privada iba a ofrecer más puestos de trabajo, que todo iba a ser mejor. La realidad es que el cambio ha sido para peor", sentencia Julia Gil, directora de la primera etapa de "Caiga Quien Caiga" y guionista de la segunda, así como de otros programas como "La trituradora" o "El Club de la Comedia". "La ética siempre está reñida con ganar dinero", señala la guionista, que también ha intervenido en los cursos de Córdoba.

Por eso, insiste en que "la televisión es un arma maravillosa, lo que pasa es que está mal utilizada. Es un medio para llegar a todas partes". Los únicos que tienen poder para cambiar el panorama "son los estamentos públicos". Julia Gil apuesta por una TV pública "en la que las minorías que no seguimos lo que emite la TV actual podamos tener un rinconcito para disfrutar". La TV pública "ofrece conocimiento, valores, se preocupa más por transmitir cultura… Algo que las privadas jamás emitirán porque sólo les interesa ganar dinero".

Telecinco "apostó por "CQC" para cambiar de imagen"

Mientras que para Julia Gil la renovación de las parrillas depende del presupuesto disponible, José Luis Acosta considera que existe un fuerte componente ideológico que condiciona el estreno de formatos. "Los canales de televisión son empresas. No tienen en cuenta que son medios de comunicación de masas o de que son un medio para difundir la cultura y llegar a todo el mundo", subraya la guionista y directora de "CQC" en la entrevista que abcguionistas ha difundido a los medios. "Lo tienen muy claro: son empresas que quieren ganar dinero. Con lo cual, su capacidad para apostar por cosas nuevas está siempre en función de que den dinero". Por ejemplo, un programa como el que dirige actualmente esta profesional "hoy sería imposible. Se hizo en su momento porque Telecinco quería dar un cambio de imagen y dejar atrás a las "Mamachicho". Apostaron y acertaron, pero hoy en día no lo harían".

Precisamente el riesgo es una de las claves para renovar las parrillas, según José Luis Acosta. "La fórmula reside en que las cadenas y sus ejecutivos no sean tan conservadores. De hecho, ya se están emitiendo series como "Motivos personales" que se salen de lo que había hasta ahora". De todos modos, "también es cierto que las televisiones son conservadoras por naturaleza y buscan formatos semejantes a los que les han dado éxito". En cuanto la industria es fuerte, "el riesgo se asume con más valentía. Al sentirse más seguras de que las series españolas funcionan, aventurarse con nuevos formatos vendrá solo".

"El público sólo ve lo que le sirven, se queda con lo menos malo"

La audiencia es un condicionante para cualquier profesional vinculado a la televisión. Sin embargo, Julia Gil descarta que las cadenas "den a la gente lo que demanda. El público sólo ve lo que le sirven. Si tiene que elegir intenta quedarse con lo menos malo o con lo que más se aproxime a sus gustos". No obstante, la audiencia es un pilar básico en el día a día de un guionista. "La televisión es una industria en la que no hay autoría. Es un trabajo laborioso, en el que hay que adaptarse a un método y a lo que exige el público", señala José Luis Acosta.

"El guionista no debe perder la ilusión infantil por el descubrimiento"

Aunque la carrera de José Luis Acosta y Julio Gil como guionistas se ha desarrollado fundamentalmente en televisión, los dos han hecho sus pinitos en el cine. El primero ha trabajado con directores como Elías y Gracia Querejeta o Julio Médem y también rodó el largometraje "Gimlet", entre otros. Por su parte, la guionista de "CQC" está preparando una tv movie y un documental sobre los bereberes. Sin embargo, los Cursos de Verano de Córdoba, además de cubrir el panorama televisivo, también han contado con profesionales especializados en guiones cinematográficos como el argentino Fernando Castets. Dentro de su filmografía cabe destacar, entre otras, "Luna de avellaneda" (2003), "El hijo de la novia" (2001) o "El mismo amor, la misma lluvia" (1999), todas con el director Juan José Campanella.

Para Fernando Castets el guión no deja de ser una especie de depósito en el que plasmar las los traumas interiores. "Contar aspectos personales otorga más cercanía y un conocimiento más elevado sobre uno mismo", comenta. "Creo que todo el mundo tiene un montón de cosas interesantes que contar, pero no podemos caer en el error de creer que todo lo que nos parece relevante tenga necesariamente que serlo para el resto del mundo".

Asimismo, para crear, para escribir, "es fundamental no perder la ilusión del niño por el descubrimiento, por la fantasía, por la magia, no sólo para el guionista, sino para todo adulto. Cuando en la vida surgen problemas es necesario afrontarlos con imaginación, como si fuese un juego, de esta forma encaran los problemas los niños. Es una lástima que esas virtudes destiñan a lo largo de los años", declara en la entrevista conducida a abcguionistas.

"Me gusta que los personajes sean contradictorios, nobles y miserables a la vez"

Fernando Castets, que está trabajando actualmente en un guión y en una tv movie que podría llevarse a cabo en España, prefiere los personajes complejos, con muchos matices. "Me gustan que los personajes sean humanos, contradictorios -nobles y miserables- porque así son las personas. Todos en algún momento de la vida rondamos la miseria y otras veces mostramos nuestro lado más tierno". Le interesan los perfiles de malo como, por ejemplo, Annibal Lecter, pues "está lleno de sutilezas, gamas y tonos. Es un personaje que despierta cierta simpatía por el demonio, te atrae y, sin embargo, es antagonista".

El guionista de "El hijo de la novia" o de la serie de televisión "Culpables" dio un último consejo a los participantes de los cursos que se celebran en Córdoba. "No deben abandonar nunca y deben hacer llegar su material a cuantas más personas mejor, ya que es necesario dar a conocer la obra de uno mismo para superar las trabas que impone la vergüenza". Lo más importante es "la perseverancia. El talento influye, pero si no eres constante te quedas en el camino. Conozco a mucha gente con mucha capacidad que nunca llegará a vender sus guiones por falta de fuerza. Cuando uno tiene todos los elementos en contra, la mayor virtud es ser insistente".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba