Las televisiones privadas rechazan la Ley del Cine

Por mantener "un gravamen anticompetitivo y antinatural"

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), que agrupa a los operadores de televisión privada más importantes de España, rechazó hoy las "nuevas cargas económicas que el Ministerio de Cultura quiere imponer", y que están contempladas en el documento 'Bases de la nueva ley del cine', proyecto de un nuevo texto legislativo en el que se mantiene la obligación de las cadenas de destinar un 5 por ciento de sus ingresos a la compra y producción de cine europeo. La asociación advirtió que "realizarán cuantas acciones sean necesarias para defender sus intereses y evitar el nuevo gravamen".

Según denuncian en un comunicado, este coeficiente de inversión "es exclusivo de España". Desde su creación, en 1999, ha sido una de las reclamaciones recurrentes del sector privado, dado que la normativa europea sólo obliga a las televisiones de los países miembros a que el 51 por ciento de su emisión anual sea de obra europea, excluyendo telediarios, concursos y retransmisiones, según UTECA.

Además, consideran esta "imposición" como algo "antinatural y anticompetitivo", ya que, a su juicio, "no tiene sentido que un sector empresarial sea obligado a financiar otro". Asimismo, cargan contra la medida, que ven "anticompetitiva y antieuropeísta", ya que, aseguran, de ese 5 por ciento de inversión, el 60 por ciento debe destinarse a cine español.

Según UTECA, la nueva propuesta "altera gravemente el inestable equilibrio preexistente y recrudece un enfrentamiento que parecía amainado". La asociación critica una medida que "empeora la situación", ya que, además, incrementa la obligación de inversión en otro 1 por ciento, en virtud de la producción de "espacios de promoción" de las películas sufragadas.

"El año en el que las productoras de las televisiones han hecho las películas más exitosas, como 'Alatriste', 'El laberinto del fauno', 'Los Borgia' o 'Salvador', se obliga a las televisiones a convertirse en meras compradoras de derechos de emisión", critican.

Para las cadenas, el documento de bases para la nueva Ley del Cine elaborado por el Gobierno, "peca de exceso de continuismo y de falta de valor. La solución del cine español no pasa por seguir protegiendo al productor independiente, como si éste fuera el único capaz de reflotar una industria que languidece y no el mayor causante de sus males, sino, muy al contrario, por defender estructuras fuertes e integrar en ellas a esos mal llamados productores independientes", concluyen

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba