Informe anual CMT Las televisiones públicas cuestan "entre 250.000 y 300.000 millones de pesetas al año"

Las subvenciones que reciben las cadenas estatales van a terminar situándose al mismo nivel que los ingresos por publicidad en sus respectivas cuentas de financiación

El presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Carlos Bustelo, calculó hoy que las televisiones públicas cuestan cada año "entre 250.000 y 300.000 millones de pesetas al año" (entre 1.500 y 1.800 millones de euros). Y avanzó que las subvenciones que reciben las cadenas de titularidad pública van a terminar situándose al mismo nivel que los ingresos por publicidad en sus respectivas cuentas de financiación.

"Las subvenciones de las televisiones públicas no estamos seguros de tenerlas todas contabilizadas --reconoció, en la presentación del Informe anual 2003 de la CMT--, pero, al paso que van, van a alcanzar los ingresos por publicidad".

En este sentido, la memoria apunta que "los ingresos publicitarios de la televisión en abierto se recuperaron tras varios ejercicios de atonía, pese a lo cual aumentaron de nuevo las subvenciones a las cadenas públicas".

Según datos del informe, las subvenciones suponen un total de 1.445 millones de euros, cifra en la que se incluye la totalidad de la subvención a RTVE, frente a los 2.049 millones de ingresos por publicidad de las televisiones en abierto en general. Estas cifras suponen sendos incrementos del 7,3 y el 5,6 por ciento, respectivamente, respecto al año anterior.

De hecho, el mercado de la televisión en abierto supuso el 51 por ciento del total de ingresos, tanto que la televisión de pago alcanzó el 41,6 por ciento, con un incremento de 4,6 puntos sobre el anterior ejercicio.


TV DE PAGO

Por su parte, los ingresos por televisión de pago tuvieron un "especial dinamismo", según el informe, con un crecimiento del 25 por ciento, procedente mayoritariamente de las cuotas de abono y el alquiler de descodificadores. Mientras, los ingresos correspondientes al pago por visión alcanzaron los 104 millones de euros, especialmente de las retransmisiones futbolísticas.

Aunque la CMT reconoce que el satélite sigue siendo "la tecnología de transmisión dominante en la televisión de pago", los operadores de cable consiguieron incrementar el año pasado su participación en el mercado hasta captar el 10 por ciento de los ingresos, con un aumento del 22 por ciento en número de clientes.

Los ingresos del mercado en su conjunto durante 2003, con una demanda estancada en los 213 minutos diarios de televisión, la memoria apunta que crecieron un 11,4 por ciento respecto al año anterior, hasta alcanzar los 4.415 millones de euros, aunque sin contabilizar el capítulo de subvenciones.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba