El futuro en televisión Las tendencias que condicionan la programación

En el siguiente artículo se realiza una aproximación a las tendencias que marcan las formas de vida y, por tanto, el contenido de la programación de televisión en la actualidad y en los próximos años

En el siguiente artículo realizamos una aproximación a las tendencias que marcan las formas de vida y, por tanto, el contenido de la programación de televisión en los próximos años:

1. Tendencias en programación de televisión

• En toda Europa existe un interés creciente por las producciones de ficción nacionales en detrimento de los programas de variedades. Las creaciones de ficción propias sustituyen a las películas americanas y a las producciones de entretenimiento convencionales.

• El fútbol y el humor continúan contando con el favor del público en todo el continente europeo.

• Los espectadores coinciden en apreciar, en todos los países europeos, los grandes acontecimientos deportivos, que están en los primeros puestos de la clasificación de audiencia, y las películas y series de origen estadounidense que, sin embargo, ya no ocupan las primeras plazas del ranking.

• Para atraer la atención de los televidentes, los programadores recurren a contenidos sexuales suaves, a la violencia, a los conflictos y a la representación de la realidad, con uso crudo del lenguaje de la calle, aunque a menudo camuflado en entornos familiares y aparentemente “blancos”.

2. Las palabras clave que definen las tendencias de los consumidores europeos en el siglo XXI

Las actitudes de los consumidores se dirigen a la búsqueda y apoyo de los siguientes conceptos, ampliamente aceptados como justos y adecuados:

• Salud

• Placer

• Diversidad

• Evasión

• Autonomía

• Solidaridad

• Equilibrio ecológico

• Esfuerzo personal

• Personalización

• Participación

• Proximidad

• Autenticidad

• Pedagogía

• Síntesis

• Desarrollo personal

• Armonía

3. La sofisticación tecnológica multiplica y atomiza la oferta audiovisual

La evolución en las tecnologías y la liberalización normativa sobre el uso de los medios de comunicación ha permitido pasar de la televisión única a la multioferta actual.

Una simple lista permite constatar el camino recorrido por la distribución de señales de televisión. Algunos de los pasos no son consecutivos, sino simultáneos:

• Cadena única

• Cadenas autonómicas

• Cadenas privadas

• Cadenas vía satélite

• Cadenas distribuidas por cable

• Cadenas temáticas

• Cadenas locales

• Cadenas vía internet

La tecnología y la digitalización han acabado con las límitaciones técnicas de la distribución de señales de televisión y han permitido que se incremente su número hasta el infinito. Se habla de que existen tres mil cadenas en Europa, sin contar las locales. En la práctica, el espectador tiene muchas más opciones, pero los recursos económicos para las cadenas son más limitados al tener que repartirse un pastel publicitario único. La explosión y crecimiento de internet, además, reducirá el consumo de televisión “pura”. De momento este fenómeno se ha constatado solo en las franjas de espectadores jóvenes, provocando inquietud entre los anunciantes.

A todo esto se le une la “convergencia” de medios. ¿Llegaremos a tener un solo artilugio polivalente que nos permita la reproducción de todo tipo de señales digitales?
¿Llegara por fin el “teleputer” (televisión más computer) anunciado en 1994 para definir la convergencia de los dos grandes sistemas de información como electrodoméstico?

Como consecuencia de todo este proceso se constata, desde el punto de vista económico, que:

• La competencia presiona a la baja los recursos disponibles para las cadenas

• El mercado publicitario, que no crece, tiende a la saturación
• Se estrechan los márgenes de beneficios
• Se apuesta por nuevos modelos de publicidad, en el filo de la navaja legal
• Nacen los “videoservicios”, especialmente relacionados con las plataformas digitales y los sistemas de cable (telecompra, pay per view, televisión interactiva, etc.)

4. La sociedad es cada vez más “mediática”

Los medios audiovisuales tienen cada vez un papel más destacado en la creación de la realidad social y de las formas de vida. Nacen las editoriales de “prime time”, los personajes “creados” por y para la televisión y los eventos puramente virtuales. Cada vez es más cierto que “lo que no sale en la televisión, no existe”. Los discos que más se venden son los que “crea” directamente la televisión a través de sus programas musicales, o los que reciben todo su apoyo de promoción. A cambio, tanto la cultura televisiva como los personajes a los que apoya la televisión se convierten en “fast food”, en consumo rápido. Se “queman” enseguida y se convierten en fenómenos de “usar y tirar”.

Es una “pescadilla” que se muerde la cola. La televisión se realimenta de sus propios contenidos. Crea personajes y acaba comiéndose a sus propios hijos.

5. Crecen los gastos domésticos dedicados a medios audiovisuales

El presupuesto dedicado a mejorar los equipos audiovisuales, a comprar y modernizar ordenadores, a adquirir segundos y terceros televisores, pantallas de plasma, suscripciones a cadenas de pago, a páginas de internet, reproductores de DVD, cámaras digitales, compacts discs, etc, ha crecido exponencialmente. Cada vez se dedica más dinero al consumo de productos audiovisuales, que ya empiezan a ser imprescindibles para muchas familias.

Aunque las tasas de equipamiento de hogares en televisión y radio ha llegado a niveles de saturación, las nuevas tecnologías pueden obligar a renovar, en los próximos diez años, 14 millones de equipos que se van quedando obsoletos.

Las pantallas de televisión son cada vez más grandes y las de cine cada vez más pequeñas. Los próximos años estarán marcados por un considerable nivel de consumo. Pasaremos cada vez más tiempo en casa, delante de pantallas, de ordenador o de televisión, rodeados por mandos a distancia y todo tipo de artilugios electrónicos. Saldremos menos a la calle, veremos a menos gente y ganaremos dinero que nos servirá para pagar las hipotecas y el alto nivel de vida que nos queremos dar, recortando gastos para hacer vida social.

6. Los periódicos y las revistas “convencionales” dedican cada vez más espacio a la televisión y benefician su desarrollo

El interés por el mundo de la televisión en los medios escritos y en internet es creciente. Cada vez hay más páginas y portales dedicados a la televisión, más interés por las noticias de audiencias y más portadas para hechos creados por la televisión. Sin ir más lejos, el escándalo del pecho de Janet Jackson se ha convertido en una de las noticias del mes de enero.

La prensa escrita dedica cada vez más espacio a noticias del mundo de la televisión, que se merece más editoriales, más portadas, más comentarios y más tinta.

Cada vez hay más revistas especializadas centradas exclusivamente en la televisión.

*Informe elaborado a partir de reflexiones sobre datos estadísticos y de medición de audiencias

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba