Balance (I parte) Algunas tendencias de nuestra televisión en 2003

Éxito de las series domésticas; impulso de la producción nacional de tv movies; la ficción extranjera recupera protagonismo en el prime time; los concursos, un género en retroceso; auge de los “programas de fragmentos o zapping”, entre otras

En el año que acaba de terminar, Corporación Multimedia destaca, entre otras, las siguientes tendencias de nuestra televisión:

- Éxito de las series domésticas.

- Impulso de la producción nacional de tv movies.

- Las series extranjeras recuperan protagonismo en el prime time.

- Los concursos, un género en retroceso.

- Auge de los “programas de fragmentos o zapping”

- Síntomas de desgaste de la tele-realidad.

- Los magacines y talk shows, formatos de creciente influencia.

- Eficacia de los debates sobre crónica rosa en el prime time.

- Éxito del humor sobre la propia televisión.

- El fútbol no es el único deporte destacado del año.

- Descenso de los programas infantiles en las generalistas.

Éxito de las series domésticas

Las series españolas de ficción continúan siendo el género predominante en las parrillas de las cadenas, algunas con grandes índices de audiencia. Las series veteranas mantuvieron a sus fieles e incluso los incrementaron, caso de Cuéntame cómo pasó en TVE que se sitúo de nuevo como la ficción nacional más vista (6.700.000 espectadores y el 40% de share). En la cadena pública, la serie de Ana Obregón Ana y los siete también mejoró en su segunda temporada (6.105.000 y 34.7%). A éstas se unió el éxito del culebrón de sobremesa Géminis, venganza de amor, la telenovela española más vista de los últimos años en nuestro país (2.621.000 y 26.6%). Con menor seguimiento pero buena acogida se encuentra su sustituta de esta temporada, Luna negra (2.337.000 y 21.9%).

En Telecinco, tres series de largo recorrido pero que durante 2003 mantuvieron su tirón entre el público: la médica Hospital Central (4.890.000 y 28.4%), la policíaca El Comisario (3.896.000 y 25.4%) y la sitcom Siete vidas (3.926.000 y un 25%), la ficción más longeva de nuestra televisión que recientemente ha estrenado su duodécima temporada. En Antena 3, la serie de bailarines Un paso adelante (4.174.000 y 24.4%) fue la única que consiguió mantener el tipo mejorando igualmente los registros de sus anteriores temporadas.

En cuanto a las series nuevas que se estrenaron en 2003, hasta septiembre se vivió un auténtico annus horribilis con el fracaso de casi todos los estrenos nacionales: La vida de Rita en TVE; 20 tantos, Una nueva vida, Tres son multitud en Telecinco; y London street, Código Fuego, El Pantano y Un lugar en el mundo en Antena 3. La única que se “salvó” y con nota fue Los Serrano (4.836.000 televidentes y un 30.8%) en Telecinco, la comedia protagonizada por Antonio Resines y Belén Rueda que triunfa aún más en su segunda entrega de este otoño (37% y 6.500.000).

Sin embargo, a partir de septiembre, con el inicio de la nueva temporada televisiva, esa tendencia parece haberse invertido gracias al gran éxito de la revelación de este curso, Aquí no hay quien viva (en torno a los 7.000.000 y 40%) en Antena 3, al buen arranque de Manolito Gafotas (4.360.000 y 24.9%) en la misma privada y al de Paco y Veva (5.369.000 y 29.7%) en TVE-1.

Impulso de la producción nacional de tv movies

"Las televisiones no tienen en sus parrillas tiempo dedicado a los telefilmes españoles, pero sí para los que llegan en lotes desde Estados Unidos", denunciaba a principios de año Jaume Santacana, director general de Prodigius Audiovisual. Sin embargo, durante 2003 se apreció un mayor interés por este formato en el mercado audiovisual español, circunstancia que se reflejó en el gran número de proyectos que se pusieron en marcha. Se rodaron o terminaron de rodar películas para televisión –algunas ya estrenadas- como Mónica, La vida aquí, Con el 10 en la espalda, Impacto, Bichos raros, Jugar a matar, Sin hogar o Secuestrados en Georgia, entre muchas otras.

Por otra parte, 2003 vio nacer un nuevo género de películas para la pequeña pantalla, las denominadas instant movies, basadas en un hecho noticioso ocurrido en nuestro país durante el último año y que conmocionó a la opinión pública. Antena 3 fue quien “arriesgó” sin suerte ya que el público dio claramente la espalda a los estrenos de El tránsfuga (11.8% de share), sobre la crisis de la Asamblea de Madrid, y de Carta mortal (11.5%), acerca del caso del “asesino de la baraja”. No así La historia de Estrella, el telefilme protagoniado por Lolita que tuvo una aceptable acogida (20%).

Series extranjeras recuperan protagonismo en prime time

Tras varias temporadas donde la ficción nacional le había comido claramente el terreno a la extranjera en la franja de máxima audiencia, el éxito de la serie norteamericana CSI (27% de share) devolvió a los programadores la confianza en estas últimas. La serie de forenses ofrecida por Telecinco no sólo logró plantar cara a la segunda temporada de Operación Triunfo sino que, además, animó a las cadenas a estrenar títulos foráneos. Es el caso de 24 en Antena 3, la serie protagonizada por Kiefer Sutherland que, aunque no triunfó plenamente en sus dos temporadas emitidas, si fidelizó a un buen número de seguidores, en torno a los 2.500.000. Tras ésta, la privada le dio la oportunidad a la serie de acción UC Undercover (16.2%).

Esta tendencia se hizo aún más palpable durante el verano con el estreno en prime time de Smallville en TVE-1, la serie sobre el joven Superman que se convirtió en el mayor éxito de la temporada estival (26.2%); y de la nueva entrega de Embrujadas en Telecinco, la veterana serie que obtuvo una buena acogida en su nueva ubicación (24.2%).

Por su parte, La 2 de TVE inauguró en su prime time del martes el contenedor En serie, con la emisión de las premiadas ficciones estadounidenses Las chicas de Girlmore y A dos metros bajo tierra.

En esta temporada, Telecinco ha estrenado con éxito CSI Miami (24.8% y 4.336.000 ), la secuela de CSI Las Vegas. Otra que ha llegado en este curso, aunque se emite en segundo prime time (23:30h), es El ala oeste de la Casa Blanca en TVE-1; eso sí, con escasa fortuna por el momento (12.2%).

Los concursos, un género en retroceso

El pasado 3 de noviembre, La quinta esfera (18.2%) desaparecía de Telecinco por sus insuficientes registros de audiencia. Pero el quiz show que presentaba Jorge Fernández no era el único concurso que había desaparecido en 2003 de la programación. El primero en caer, y por los mismos motivos, fue El rival más débil (15.9%) el pasado 5 de septiembre en La Primera de TVE.

En este curso, otro quiz show que no ha contado con el favor del público es Pequeños grandes genios (13.7%) en el prime time de los viernes de TVE-1. Sólo Pasapalabra (20.4%) en Antena 3 parece resistir, si bien el programa de Silvia Jato acusa también cierto desgaste y su audiencia no es tan óptima como la de cursos pasados.

El peor parado fue, sin duda, el concurso telefónico presentado por Mar Saura en Antena 3, Llama y gana, ofrecido del 22 de abril al 2 de junio en el access sobremesa, que no llegó siquiera a los dos dígitos (9.9% de cuota de pantalla).

Este año, las dos privadas probarán de nuevo suerte con el estreno inminente de dos nuevas y similares apuestas del género, los concursos ¿Hay Trato? con Carlos Sobera en Antena 3 y Allá tú con Jesús Vázquez en Telecinco.

Mención aparte merecen Grand Prix del verano, el veterano concurso de TVE cuyo formato se aleja bastante de todos los anteriormente citados y que este verano volvió a triunfar (27.2%). Caso similar al de Un, dos, tres... ¡A leer esta vez!, el popular concurso-espéctaculo que ha vuelto arrasando a la cadena pública este pasado viernes (46.2%)

Auge de los “programas de fragmentos o zapping”

El incremento en las parrillas de los denominados programas de zapping no es de extrañar ya que estamos, sin duda, ante los espacios más baratos de la televisión. Recogen los momentos más hilarantes y sorprendentes, errores y curiosidades de los distintos programas, tanto de aquí como de fuera, y su audiencia suele ser óptima. "Comodines" en muchos casos en los que "falla" la programación habitual, actualmente encontramos al pionero Zap, zap, zapin... de Canal Plus, La batidora de Antena 3 o Visto y no visto de Telecinco.

Durante 2003, en las televisiones autonómicas este auge ha sido una realidad con el estreno de Licencia para mirar, presentado por Arturo Valls en Telemadrid, o Gazapping en Canal Sur.

Al mismo tiempo, la mayoría de los magacines incluyen diariamente entre sus contenidos un “paseo” por los distintos canales de televisión, caso de Pecado original y A tu lado en Telecinco, o Lo + Plus en Canal Plus.

Mañana ofreceremos la segunda entrega de este “Especial Balance Tendencias 2003”

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba